08/02/2019

“Parrillazo” en el obelisco

Ayer al mediodía en el Obelisco porteño, vendedores de choripán realizaron un “Parrillazo” como medida de protesta frente a la prohibición que quiere impulsar el Gobierno de la Ciudad de impedir la venta ambulante de esos productos alrededor de las canchas durante los partidos de fútbol. Según los trabajadores, unas 200 familias podrían quedar sin su fuente laboral. Por ANRed/Imágenes: Lidia Barán


Vendedores ambulantes realizaron ayer al mediodía una novedosa protesta en el Obelisco. Bajo la consigan ¡Si al Choripán!, realizaron un parrillazo y los regalaron  a quienes transitaban por el lugar. La medida surge luego de que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta revocara los permisos a los puestos que vendían comida en los alrededores de los estadios porteños, especialmente hamburguesas, sándwiches y el clásico choripán. El argumento oficial es que gran parte de esas parrillas estaban gestionadas por los barras bravas y no contaban con habilitación de sanidad y calidad.

La protesta fue organizada por la Organización de Vendedores en Eventos Masivos (OVEM) y Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que lidera Juan Grabois.

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba