24/01/2019

Joselin tenía 10 años fue asesinada de 32 puñaladas

La gota que sigue rebalsando el vaso; hoy se realizo una movilización al Municipio del Almirante Brown para pedir justicia por Joselin Nayla Mamamí, la niña de 10 años que fue asesinada de 32 puñaladas el 7 de enero. Es otro femicidio en una seguidilla de violencia machista que parece anunciar un año que supere la terrible estadística de una mujer asesinada cada 34hs. Apenas iniciado el año se contabilizan 17 femicidios en tan solo 24 días en el contexto de un gobierno que recorta cada vez mas presupuesto a los organismos y programas en defensa de la mujer. Por ANRed

Hoy, cientos de vecinos, familiares acompañados por organizaciones sociales, feministas y barriales se movilizaron por el centro de Adrogue en el sur del conurbano para reclamar ante las oficinas del Municipio que dirige el intendente Mariano Casallares una pronta respuestas tras 17 días del femicidio que aun no tiene ningún detenido.

Zaira Mamani de 33 años, madre de Joselin, hace seis meses hace trabajos de costura para sobrevivir luego de separarse de Carlos Correa de 44 años luego de 10 años de pareja. “La relación termino difícil, me amenazaba y ya no me ayudaba con la crianza de mi niña”, explico Zaira  que siempre trato de conseguir trabajo pero que su ex pareja no se lo permitía. Zaira declaro ante la fiscal Fabiola Juanatey especialista en violencia de genero del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

El 7 de enero a las 10hs, Zaira, desayuno con su hija entre abrazos y besos ” le prepare leche y comimos unas galletitas. Ella me dijo que no tenía ganas de acompañarme hasta el banco a realizar unos tramites. Me fui y ella cerro la puerta con llave sabía que no podía dejar entrar a nadie”. Cuando al mediodía regreso, Zaira encontró que la puerta de la casa estaba entre abierta y al ingresar vio la terrible escena en que la hija permanecía tirada en suelo ensangrentado; “ella sintió que yo estaba ahí y su corazoncito todavía se escuchaba. Le dije; hija todo va a estar bien, no sabía que hacer. Enseguida llame al 911 y vino la policía. Pero la ambulancia tardo mucho: dos horas sin venir y quizá mi hija hubiese estado viva si llegaban antes”.

“Yo no tengo respuesta. No quiero que esto quede en la nada. Si se hacen pericias quiero saber. Ya pasaron 17 días y no hay nada quiero que avancen mas. Que me den alguna fecha con resultados. Lo único que pido es que se investiguen. Si tengo que hacer marcha tras marcha lo voy a hacer. Hoy no puedo pensar en nada, no puedo hacer nada. Yo le pido al intendente que vaya a fondo”, relato Zaira.

Familiares de la niña comentaron a ANRed que Joselin era una chica muy estudiosa, “le iba muy bien en el colegio, era muy alegre y ella sabía que no tenía que abrir la casa a extraños”. En la vivienda no se registro la puerta ni ventanas forzadas, tampoco el robo de alguna pertenencia lo que deja sospechar que se trato de un femicidio por venganza.

El barrio 14 de febrero es un barrio popular de la localidad de Longchamps. Entre sus pobladores se destaca las comunidades bolivianas y paraguayas. Las organizaciones barriales explicaron que el barrio padece la falta de atención constante: “las ambulancias no entran o tardan mucho en llegar. No hay buena luminaria en las calles lo que aumenta la inseguridad y cuando llueve las comunicaciones se afectan todo el tiempo. La mayor parte de las calles aun son de barro”, explicaba Marta integrante del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba