16/09/2020

Detención, amenazas y abusos a delegada que participó de la toma de tierras en Echeverría

El 7 de septiembre se realizó el desalojo de la toma de tierras en Esteban Echeverría. Del operativo policial resultaron personas detenidas, entre ellas militantes de la organización Izquierda Latinoamericana Socialista. Dialogamos con una de las detenidas, que explica las amenazas, abusos y hostigamientos que sufrió «no puedo volver a mi casa porque me siento amenazada». Por ANRed


El 7 de septiembre se realizó el desalojo de la toma de tierras en Esteban Echeverría. Del operativo policial resultaron personas detenidas, entre ellas militantes de la organización Izquierda Latinoamericana Socialista.

ANRed dialogó con una de las detenidas que relató lo sucedido «El lunes 7 habíamos organizado una toma de tierras, ibamos a ir con compañeros y ese día se sumaron vecinos que son de un barrio cercano. Yo soy de Monte Grande, del barrio las Chapitas. Alrededor de las 7:40hs ni bien llegamos a la toma, estaban funcionarios de la municipalidad del área de tierras y les dimos los nombres y apellidos de quienes estábamos gestionando ya que necesitábamos hablar con el secretario de tierras. Planteamos la necedidad de los compañeros y los vecinos que necesitan un lugar donde vivir, ya que no pueden pagar un alquiler. Nosotros habíamos movilizado el 31 de agosto planteando la problemática habitacional y no tuvimos respuesta. El 7/09 en menos de 40 minutos vino la policía, totalmente violentos a sacarnos de la calle, ya que no estabamos en la toma. Vinieron con escopetas. Les dije que no podían reprimirnos asi, porque había niños. Yo estaba con mi nene, que lo tenía pegado a mi pierna, tiene 3 años. Escucho que uno de los policías me grita ¡Luna!. Nadie conoce ese nombre porque es mi apodo. Enseguida vino una policía y me pega en la espalda mientras otro me esposaba. Yo le grito a mi nene que corra».

Contunuó «en ese momento, en la toma estaban mis hermanas y cuñado que agarran a mi nene porque yo lo perdí de vista. Me llevaron y  me pegaron la cara contra la puerta del móvil. Primero me empiezan a revisar en el corpiño si tenía algo. Tenía puesto un conjunto de pantalón y buzo. La policía me baja el pantalón hasta las rodillas y me revisa. Ahi me preguntan si me gustaba hacerle quilombo al intendente. Me revisaron las zapatillas. Todo esto mientras uno de los policías me presionaba sosteniéndome desde el cuello contra el móvil. Mientras tanto la policía mujer  para asustarme me rompe la ropa interior. Me decían: estudiá, trabajá y no vengas mas a hinchar las pelotas. Me suben el pantalón y me hacen entrar al patrullero. Después de cinco munutos suben a otro compañero conmigo, referente del barrio de Ezeiza. Mi compañero es menor de edad, tiene 16 años. A él lo golpearon en el momento que lo detienen. Cuando estábamos en la comisaría, veo otros dos compañeros que estaban en la toma. Una es compañera de la Corriente Nacional (FPDS) y el otro es compañero de nuestra organización. Allí sufrimos malos tratos. A nuestro compañero menor de edad se lo llevaron al fondo. Él relata que lo golpearon. A una compañera cuando la suben al patrullero la manosean y se burlan, esto yo lo veia desde el patrullero donde estaba detenida. En la comisaría nos maltrataron y querían que yo me haga cardo de todo lo que encontraron en la toma. Había cuchillos porque íbamos a hacer una olla popular. Había una hachita y decían que teníamos armas blancas. Ademas por mi compañero menor de edad, me decían que yo estaba incitando a menores a comenter delitos, cosa que no es real. Yo no obligué a nadie a ir a la toma»

Agregó «nos preguntaron muchas veces nuestros datos, nombre apellido y dirección, fecha de nacimiento, DNI el nombre de nuestros padres.Todo el tiempo estuvimos esposados sin poder ir al baño. Tenían que hacernos la revisación médica y nos trasladan al Hospital Santa Marina. Una vez allí el médico dice que no nos puede revisar. Nos devuelven a la comisaría. Al llegar me separan del resto de los detenidos, para que supuestamente de mis datos. Y aparece un policía pelado de contestura baja con lentes negros y tapaboca. No se si es comisario de la zona y me empieza a mostrar fotos. Yo milito desde los 13 años. Me muestran imágenes de la movilización del 31 de agosto, fotos de una de mis hermanas con mi hijo en el portón de mi casa, otra en la esquina de mi casa. Vivo en un barrio muy humilde, no se en que momento sacaron esas fotos. Ahí me dijo que yo sabía que tenía que hacer y le dije que no iba a militar mas, que no iba a salir con una bandera. Después viene un médico, nos revisa y dice que no tenemos lesiones. Cuando salimos primero sale el compañero que es menor y alrededor de las 17:30hs salimos el resto».

Al ser consultada sobre si alguna autoridad municipal se acercó a la comisaria dijo «Emiliano Valentino que es el secretario de Desarrollo Social de Esteban Echeverría fue a la comisaría y me dice: que no tenía nada que ver, porque había dado su nombre. Le dije que lo había nombrado porque nosotros le habíamos reclamado que asista a algunas familias que habíamos armado un listado de quienes necesitaban pañalas, tirantes, chapas y que principalmente necesitaban un lugar donde vivir. Me responde que no tiene nada que ver, que no puede darle tarrenos a todo el mundo y se retiró. Esto sucedió al rato en que fuimos detenidos».

Finalmente explicó «después que quedé en libertad, fui a mi casa, me bañé y acosté y alrededor de la 1:40 am veo por la ventana las luces de un vehículo. Salí y les pregunté que necesitaban. Era la policía que querían constatar mi domicilio. Me pidieron mis datos, yo les pedí sus nombres y no me los dieron. Al día siguiente cuando desperté seguía el movil en la puerta de mi casa. Se habrán retirado alrededor de las 7:10 am. Cuando se va el patrullero llamo a mi referente y le aviso lo que sucedió y decidieron que debía irma de Monte Grande para resguardarme, porque me estan hostigando. No puedo volver a mi casa porque me siento amenazada».



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba