24 de febrero de 2003

Trabajadoras/es

“La fábrica no es del patrón, sino de los trabajadores”

Entrevista a Celia, de Brukman


“El 19 y 20 de diciembre de 2001, estábamos encerrados dentro de la fábrica con mucho miedo de que lleguen los Brukman con la Policía y nos saquen, porque creíamos que lo que estábamos haciendo era un delito. Hoy, a un año de una lucha que empezó con la caída de la Alianza, no sólo marchamos a Plaza de Mayo sino que seguimos luchando convencidos de que defender nuestra fuente de trabajo no es ningún delito, sino un derecho que todos tenemos y que debemos hacer cumplir”, recuerda Celia Martínez, trabajadora y miembro de la comisión interna de Brukman.
La textil fue ocupada el 18 de diciembre de 2001, después de que los trabajadores no obtuvieron ninguna respuesta a su reclamo de una solución ante las indignantes condiciones de trabajo: salarios de 5 pesos semanales atrasados, prohibición de hablar y de transitar por la fábrica durante las horas de trabajo, discriminación y explotación...
A partir de ese momento cambió la situación. Al día siguiente, desde afuera llegaba ruido de cacerolazos. Era el 19 de diciembre y el gobierno de Fernando De la Rúa decretaba el estado de sitio. “Al principio, nadie tenía idea de qué hacer, muchos de nosotros no sabíamos a lo que nos enfrentábamos. Yo vivía encerrada en mi casa, no escuchaba las noticias ni sabía que existían los piqueteros. Por eso, esta lucha cambió mi vida, fue aprender todo muy rápido y adquirir verdadera conciencia de lo que tenemos en nuestras manos. Fue empezar a pensar que la fábrica no es del patrón sino de los trabajadores porque a partir de este año de lucha vimos que se puede producir sin patrones, pero no sin trabajadores”, concluye Celia.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.