30 de enero de 2018

Nacional

Jueguito para la tribuna


El presidente Mauricio Macri aseguró ayer que "la política debe ser un ejemplo de austeridad" y anunció un "ajuste de la política": reducción del 25 por ciento de los cargos jerárquicos en el Estado, congelamiento de los sueldos y prohibir que los ministros puedan tener familiares en el gobierno. La austeridad no parece ir a fondo: aún con el congelamiento, los salarios de los ministros superan los $183.000, mientras que los sueldos del ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie (346.827,27), del Presidente ($208.207,17) y la vicepresidenta Gabriela Michetti ($192.783,89) son los más abultados. Así, el recorte representa un "ahorro" en el gasto público total de la Administración Pública Nacional de apenas 0,052%, en un país donde el salario promedio argentino está estimado en $12.000, mientras que la mitad de los trabajadores y trabajadoras gana menos de $10.000. Enterate qué funcionarios tienen más familiares en el Gobierno. Por ANRed / Gráficos de funcionarios y familiares con cargos en el Estado: Mabel Cacozza.


En el mundo del fútbol jugar para la tribuna es hacer un juego vistoso y ampuloso innecesario, que no termina de incidir de manera importante en el desarrollo global del juego, para que los seguidores de un equipo aplaudan. Ese parece ser el camino elegido por el gobierno de Mauricio Macri, que ayer anunció un plan de "ajuste de la política" con la reducción del 25 por ciento de los cargos jerárquicos en el Estado, congelamiento de los sueldos de quienes queden y que ningún ministro podrá tener familiares en el gobierno. De ésta manera, expuso, intenta ayudar a paliar el déficit fiscal.

Recortando el aumentado

"Vamos a reducir uno de cada cuatro cargos politicos del Poder Ejecutivo Nacional", aseguró ayer Macri, quien indicó que el recorte alcanza a 1000 puestos jerárquicos de funcionarios, con el que se estima un ahorro de 1.500 millones de pesos, según calculan en Casa Rosada.

De esta manera, el macrismo pretende presentar como una solución a un problema de arrastre (la "herencia") lo que en realidad es un problema autogenerado por el mismo gobierno de Cambiemos: Macri incrementó un 25% promedio la estructura del Estado, pese a haber prometido una reducción cuando asumió y a haber despedido 11.000 contratados, contando hasta ayer con 21 ministerios, 87 secretarías de Estado, 207 subsecretarias de Estado y 687 direcciones nacionales y generales.

Igualmente, ese recorte como muestra de austeridad sólo representa un "ahorro" en el gasto público total de la Administración Pública Nacional de apenas 0,052%

Sueldos gordos congelados en un país de sueldos flacos congelados

El congelamiento de la paritaria para el 2018 para los abultados sueldos de los funcionarios apenas mueve el amperímetro: los salarios de los ministros que superan en promedio los $183.000, siendo los sueldos del ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie (346.827,27), del presidente Mauricio Macri ($208.207,17) y la vicepresidenta Gabriela Michetti ($192.783,89) los más altos.

Son seguidos por lo siguientes funcionarios: Ambiente y Desarrollo Sustentable Sergio Bergman (183.524,77); de Ciencia, Lino Barañao, (183.490,8); Defensa, Oscar Aguad (183.524,78); Cultura, Pablo Avelluto (183.524,77); Desarrollo Social, Carolina Stanley (183.524,77); Educación, Alejandro Finocchiaro (183.524,78); Energía y Minería, Juan José Aranguren (183.524,78); Hacienda. Nicolás Dujovne (183.490,05); Finanzas, Luis Caputo (183.490,05); Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio (183.524,78); Jefatura de Gabinete, Marcos Peña (183.524,78); Derechos Humanos, Germán Garavano (183.524,77); Modernización, Andrés Ibarra (183.524,77); Producción, Francisco Cabrera (183.524,78); Salud, Jorge Lemus (183.200,59); Seguridad, Patricia Bullrich (183.524,78); Trabajo, Jorge Triaca (183.524,78); Transporte Guillermo Dietrich (183.524,78) y Turismo José Santos (183.490,06).

"La política debe ser un ejemplo de austeridad", aseguró ayer Macri, pero resulta ser un gesto pobre que contrasta fuertemente con un país donde el salario promedio argentino está estimado en $12.000, mientras que la mitad de los trabajadores y trabajadoras gana menos de $10.000.

Según los datos arrojados por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC -que el organismo realiza trimestralmente en localidades urbanas del país - en cuanto a los ingresos de cada persona por su ocupación principal, en el primer trimestre de 2017, el salario promedio de los trabajadores y trabajadoras ocupadas argentinas (ya sean asalariados, cuentapropistas o patrones) era de $12.305, y la mitad de ellos cobraba menos de $10.000. Y si se toma en cuenta sólo a los trabajadores en relación de dependencia, el ingreso promedio era de $12.760, y el 50% cobraba menos de $11.000. Cabe señalar, además, el pretendido techo paritario que pretende el gobierno nacional a la hora de la discusión salarial: un 15% frente a una inflación 2017 del 24,8% y una proyectada por analistas privados del 20% como piso para este año.

Lo primero es la familia

Otro de los anuncios de Mauricio Macri es la prohibición de que familiares de ministros trabajen en el Poder Ejecutivo. Hoy, en diálogo con la prensa acreditada en Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció que mañana será publicado el decreto en el Boletín Oficial. "En general la idea es poder construir calidad institucional a partir de definir reglas como también se planteó en su momento con el decreto de conflicto de intereses, reglas que antes no existían y que ayudan a interpretar la demanda de la sociedad", aseguró Peña.

Con la consigna "Que el ajuste empiece por casa", ayer por la tarde rápidamente comenzaron a viralizarse en las redes placas unidas por el título "NePROtismo", informando con nombre y apellido todos los ministros del gobierno de Cambiemos que tuvieron todo este tiempo de gobierno familiares en el Estado, a modo de relevamiento detallado y contralor, para luego ver si efectivamente se cumple el decreto anunciado con bombos y platillos por Macri. En las placas, los funcionarios que rankean más alto por tener mayor cantidad de familiares en el Estado son de primera línea, como la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich (un hijo, un sobrino, una prima y su cuñada); el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña (su padre y dos hermanos); el ministro de Trabajo, Jorge Triaca (su esposa, dos hermanas y un cuñado); y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio (un hermano y un tío).




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.