26 de enero de 2018

Río Turbio (Santa Cruz)
Trabajadoras/es

Reuniones de poder


Hace dos días 200 trabajadores de la Administración de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), provincia de Santa Cruz, recibieron telegramas de despidos, y se sabe que otros 200 telegramas de despido ya fueron emitidos. Como medida de resistencia, para proteger sus fuentes laborales, los mineros se encuentran atrincherados desde la noche del pasado miércoles en la entrada de la Mina 5. Compartimos una sentida crónica de la masiva asamblea realizada ayer por la tarde por 2 mil mineros, docentes, municipales, dirigentes políticos y vecinos de la zona: "De a 200. Ese parece ser el número de las tandas. De las tandas de despedidos y de la cantidad de efectivos de Gendarmería y otras fuerzas solicitadas para “resguardar” a la empresa de las medidas que se adopte desde el sector trabajador en sus planes de lucha y resistencia". Crónica y fotos: corresponsal popular, para ANRed.


Registro I: Reuniones de poder. 24 de enero de 2018

Pisar la ruta y recibir la bendición: “Hernán Alberto Cortés te invita a sus reuniones de Poder y Milagros”, anunciaba el folleto del pastor de camisa blanca que se veía entre el humo de las gomas quemadas. Así se daba la bienvenida a quienes se sumaban de a poco al ingreso de Río Turbio y al punto de concentración para la movilización programada hacia la Administración de YCRT (Yacimientos Carboníferos Río Turbio).

Hace dos días que más de 200 trabajadores del yacimiento recibieron telegramas de despidos y se sabe que otros 200 ya están emitidos no tardando en llegar al correo y a sus hogares.

De a 200. Ese parece ser el número de las tandas. De las tandas de despedidos y de la cantidad de efectivos de gendarmería y otras fuerzas solicitadas para “resguardar” a la empresa de las medidas que se adopte desde el sector trabajador en sus planes de lucha y resistencia.

Se corría la voz de que el pueblo tenía que estar presente, de que las mujeres compañeras de los trabajadores y trabajadoras del yacimiento tenían que estar acompañando esta lucha que recién comienza. Allí estuvieron, allí están.

La incertidumbre es mucha porque todo puede pasar. Esta vez no importó el desempeño, ni la antigüedad, ni la asistencia, ni la salud. Los telegramas llegaron y siguen llegando. La incertidumbre se percibe en el aire de la Cuenca, en cada familia, en los teléfonos y los mensajes. El desconcierto es mucho.

Nuevamente la historia del yacimiento habla en cada pisada en la ruta, en el fuego, en los mates, en los rostros. Una “reestructuración” similar a la que viene ocurriendo en distintos puntos del país se palpa en la Cuenca y hoy ocurre en la empresa del carbón, sin dudas, estructuradora de relaciones sociales y laborales en zona.

De a poco la gente se fue aglutinando bajo el sol del medio día. Aparecieron vecinxs, distintas agrupaciones sindicales y todo un arco político que tiene mucho que ver con la situación actual y con los silencios y acciones realizadas y omitidas años anteriores. Una gran mezcla de intereses, de miedos, de posturas ideológicas se vivió en la calle. Allí estaba la complejidad densa de éste espacio social y productivo, de éste espacio que como tantos otros de la provincia se encuentra articulado por la monoproducción energética y el empleo público.

Denso se vive el ambiente mientras se marcha con cantos, bocinas y el sonido de los bombos y redoblantes. Densa es la situación porque no sólo son los trabajadores de la empresa los que hoy emergen en gritos de apoyo sino que otros sectores se encuentran en similares condiciones: los empleados municipales, los jubilados, los docentes, personal de salud y judiciales. La provincia hace años viene latiendo descontento al son de protestas y reclamos.

Como lo anticipaba el pastor, al medio día ocurrió una reunión de poder, pero de un poder que es resistido, disputado, gestado por hombres y mujeres. Aquí se está entretegiendo un momento más de quiebre en la trayectoria y devenir de los pueblos de la Cuenca.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.