4 de enero de 2018

Paraguay
Géneros

Una ley para las mayorías

Una resolución del Ministerio de Educación y Ciencias de Paraguay que prohíbe la difusión y utilización de materiales referentes a la teoría y/o ideología de género en las escuelas movilizó a amplios sectores de la sociedad civil de ese país. Aireana, la primera organización de lesbianas del Paraguay integra un frente junto a otras entidades para hacer frente a esa medida en el marco de una lucha que viene desde hace años para que ese país cuente con una ley contra todos los tipos de discriminación: una ley para las mayorías. Por Maria Sol Wasylyk Fedyszak para ANRed


Cincuenta y una mujeres fueron asesinadas por la violencia machista durante 2017. El 30 por ciento de los responsables de esas muertes se encuentra prófugo o simplemente aún no hay investigación suficiente por parte del Estado. El 64 por ciento de los hombres que cometieron estos crímenes era pareja o ex pareja de la mujer. Estos son algunos de los datos provistos por el Centro de Documentación y Estudios de Paraguay, considerado, además, como el segundo país en el Cono Sur con más embarazos adolescentes. El 20 por ciento de los partos corresponden a mujeres con menos de 19 años de edad. Esto representa aproximadamente a 21.900 adolescentes cada año, de las se registra que 4.380 abandonan sus estudios. No obstante, antes de fin de año, el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) de Paraguay emitió una resolución por la cual se prohíbe la difusión y utilización de materiales en las escuelas dependientes del MEC referentes a lo que la cartera educativa consideró como “la teoría y/o ideología de género”, es decir, materiales sobre educación sexual y reproductiva e igualdad de género y no discriminación.

Además de esas cifras, según registros oficiales, cada día, 7 niñas y niños sufren abuso. Desde 1989 hasta este año se registran 59 asesinatos de personas trans. El año pasado, la Fiscalía recibió 2.074 denuncias de abusos sexuales.

“Hay que reconocer que es necesario un cambio cultural. En 2014 el canciller paraguayo, que sigue siéndolo en la actualidad, dijo que en Paraguay no hay homofobia. Él era parte de la Liga Anticomunista durante la Dictadura. Entonces, cuando no se reconoce algo es muy difícil que se implemente un tipo de política pública para cambiar eso. Por un lado, hay un reconocimiento con el tema femicidios, hasta los obispos reconocen que hay violencia contra las mujeres, pero no están dispuestos a cambiar nada sino a poner parches. Si vos no trabajas el tema de la educación ¿cómo se le cambia la cabeza a las personas?. Entonces no pueden negar la existencia de la violencia hacia las mujeres pero sí pueden negar la relación de la educación con esa violencia, con esa naturalización de la violencia”, señala Rosa Posa, integrante de Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas.

Frente a la resolución del Ministerio de Educación, Aireana, junto a otras organizaciones, formaron una coalición: “Igualdad de género, sí!”, que congregó a feministas, estudiantes, gente de todas las edades, quienes armaron un frente que trabajó para el día de los Derechos Humanos en diciembre, hacen frente a las medidas regresivas del Gobierno en materia de políticas públicas en el tema de género y participaron de actividades para el 25 N.

La resolución Nº 29.664 del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), del mes octubre, “prohíbe la difusión y la utilización de materiales impresos como digitales, referentes a la teoría y/o ideología de género en instituciones educativas dependientes del Ministerio de Educación y Ciencias. También encomienda la revisión de los textos educativos y la elaboración de un informe con propuestas de ajustes. La resolución recuerda que en la Constitución, “la unión en matrimonio del hombre y la mujer es uno de los componentes fundamentales de la formación de la familia”.

En su momento, Amnistía Internacional expresó que esa medida es “un grave retroceso en materia de derechos humanos y contradice las obligaciones internacionales del Estado Paraguayo”. En el marco de la 68ª sesión de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) se llevó a cabo el examen periódico al Paraguay. En ese marco, Patricia Schulz, experta suiza señaló que es “escandaloso” y una “amenaza” que exista una resolución como la del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) para prohibir la teoría de género en el ámbito educativo. Igualmente, comentó que el Ministerio de la Mujer debería rechazar “enérgicamente” y que “la resolución debería ser derogada”. Cuando le preguntan a la ministra de la Mujer en el Cedaw dijo que era “algo provisional”, cuenta Posa.

Paraguay no cuenta ni con Ley de Identidad de Género ni de Matrimonio Igualitario. En materia de discriminación, cuenta con un artículo, que es el 46 de la Constitución, que indica que el Estado removerá los obstáculos en casos de discriminación. Para ampliar el marco normativo en esa materia, desde Aireana junto con la Red contra toda forma de discriminación, impulsan hace años una ley específica.

En este contexto, Posa señala que esta medida del MEC es parte de un proceso que se viene dando desde el Gobierno desde hace años. “Cuando un periodista le preguntó en período electoral (al actual presidente Cartes) él dijo que si tuviera un hijo gay se pegaría un tiro en las bolas. Realmente después implementó lo que nosotras denominamos “la política del tiro en las bolas”. Al principio el gobierno era más cauteloso en espacios con organismos internacionales pero después el fundamentalismo fue avanzando. En 2014 comenzó a poner objeciones cuando acá fue la asamblea de la OEA en la resolución sobre DDHH, orientación sexual, identidad y expresión de género, resolución que refería a la violencia que recibe la población LGTB. Al año siguiente, que fue en Republica Dominicana, avanzó un poco mas y este año lideró la cuestión antiderechos y quería sacar todo lo referente a orientación sexual e identidad de género y quería reemplazando por igualdad como si fueran sinónimos y quería sacar todo lo de LGTB con los otros gobiernos fundamentalistas del Caribe inglés donde la homosexualidad está penalizada y otros países apoyaron eso. Eso fue una vergüenza absoluta y en el plano del Mercosur hizo lo mismo ante la mirada estupefacta de otros países como Argentina, Brasil, Uruguay, se negaba a que hubiera un estudio de refugiados LGTB. Entonces, hay una política que ya no es difusa, que tiene que ver con impedir todo lo referente al tema LGTB que ha ido tomando forma en estos años. Este tema del MEC tiene que ver con un paso más y los sectores fundamentalistas han ido escalando”.

Teoría/ ideología de género

“Ideología del genero es un invento del Vaticano para frenar el feminismo y el derecho de las personas LGTB. Hay una carta de Ratzinger donde habla de esto y habla de ideología del género. Además, persiste en las cabezas de la gente la ideología como algo negativo, que además el Papa se encargó de desprestigiar cuando vino y ayudó a que tuviera una carga negativa. Y género, nadie entiende lo que es, y juntaron las dos palabras y mezclaron el antiguo desprecio por el comunismo asociado a la ideología y se hace esta mezcla. Sumaron el concepto ´teoría´ que lxs feministas usamos mucho, con el fin de cagarnos más la vida”, resume Posa.

Sacar al aire

Aireana significa sacar afuera los deseos, pensamientos, identidades, sentimientos. AIREA: imperativo del verbo airear, ventilar, sacar al aire. NA: sufijo guaraní que se traduce como ´por favor´. “Aireana surge en 2003 por una necesidad de trabajar el tema LGTB desde el feminismo. Fundamos Aireana al mismo tiempo que éramos parte del movimiento LGTB, movimiento que es reciente en Paraguay en comparación con otros países, eso lo atribuimos a la Dictadura que acá fue larguísima y terminó en el 89, y que consiguió acallar muchas voces. El primer grupo, que se llamó Comunidad Homosexual del Paraguay nació en el 96, tenía como objetivo la contención grupal, ayudar a la gente y luego se fue transformando en algo más con una identidad política. Nosotras en ese momento teníamos una necesidad muy grande de trabajar desde el feminismo y no podíamos escindirnos y aguantar cosas de machos (se ríe) y después, leyendo las historias de otros países, nos dimos cuenta de que había pasado lo mismo en otros países”, relata.

En ese entonces, el tema no estaba posicionado socialmente ni en la prensa ni para el Estado, ni para las organizaciones de DDHH. “Los periodistas nos preguntaban en ese momento quién hacía de hombre y quién de mujer, se burlaban…Nos tocó convencer a nuestro entorno. No era que todo el mundo estaba en contra, había organizaciones feministas que nos apoyaban, Amnistía también, pero en muchos espacios nos tocaba defender la legitimidad de nuestro planteo. En el Estado cero, nada de nada”, recuerda.

Aireana comenzó entonces a trabajar para promover un cambio cultural. Trabajan haciendo política en ámbitos como Mercosur, OEA. Cada año reciben cerca de 200 denuncias por teléfono en el servicio ROHENDU ("Te escucho" en guaraní). “El atender las denuncias de la gente al principio surgió un poco sin querer y luego lo institucionalizamos. Nos dimos cuenta de que era necesario tener un referente. Era complicado porque no tenemos un marco legal favorable, no tenemos ley contra ningún tipo de discriminación por lo tanto no hay mecanismos de denuncia ni de resolución, entonces hay que buscarse la vida para que la gente se disculpe”, señala Posa. Hoy cuentan con su propia batucada, organizan festivales de cine, cuenta con su propio espacio llamado la Serafina en el centro de Asunción donde puede asistir cualquier persona que lo necesite

Posa destaca a pesar de las medidas que impulsa el Gobierno de su país, “hay una mayor aceptación social por mucho que los fundamentalistas se empeñen en decir que son muchos más. Hay mayor aceptación social de la perspectiva por la que trabajamos. Antes podían pasar cosas desapercibidas y ahora no. Pero, por otro lado, desde el 89 hay 59 travestis asesinadas sin que nadie investigue y el último fue hace bien poco, asesinada por un tipo de 21 años que dijo: “esta gente no tiene que existir”, porque el derecho de las personas trans aún no está legitimado. Entonces son cosas que conviven al mismo tiempo”.

La necesidad de una ampliación del marco normativo se torna imperativa como uno de los pasos necesarios para comenzar a revertir la discriminación y promover el respeto por los derechos humanos en Paraguay, derechos de las mayorías. “Lo tenemos muy claro: los derechos LGTB no son reconocidos por el Estado. Para el reconocimiento de los derechos de las mujeres nos falta mucho. Respecto de los derechos de los pueblos indígenas se puede decir que hay condenas que no se cumplen. La cuestión campesina está súper mal con el tema de la soja, los líderes campesinos asesinados son más de 150 desde la vuelta de la Democracia. Entonces, son muchos los sectores con los cuales el Estado tiene una deuda de no reconocimiento muy grande y las personas LGTBI somos uno de ellos es decir, somos mayoría. Cuando hablamos de la necesidad de una ley en contra de todo tipo de discriminación hablamos de una ley para las mayoría, porque, ¿quién no es mujer, quién no es indígena, o persona con discapacidad?…y, del otro lado, ¿qué hay?: solo hay un hombre blanco con plata y heterosexual, entonces, somos la mayoría”.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.