29 de diciembre de 2017

Trabajadoras/es

La ofensiva contra los trabajadores continua: ahora el Gobierno busca limitar el derecho de huelga

El gobierno de Cambiemos busca limitar el derecho de huelga, de cara a las paritarias de 2018. Para esto, estableció el decreto 1095/2017 que modifica la composición de la Comisión de Garantías establecida en la Ley de Ordenamiento del Régimen Laboral de 2004, encargada de establecer el carácter esencial de un servicio. Recordamos que los trabajadores de las actividades consideradas servicios esenciales ven seriamente limitadas sus posibilidades de acción huelguística. Por Julia Soul para ANRed


En un nuevo capítulo en su ofensiva contra los trabajadores, el Gobierno estableció por Decreto el cambio en la composición de la Comisión de Garantías, cuyos integrantes originales eran designados por el Poder Ejecutivo Nacional en función de propuestas elevadas por la Unión Industrial Argentina, la Federación Argentina de Colegios de Abogados, el Consejo Interuniversitario Nacional, la Central de Trabajadores Argentinos y la Confederación General del Trabajo. La modificación impuesta por el Gobierno reemplaza a los Colegios de Abogados por la Academia Nacional de Derecho – entidad claramente vinculada a los intereses patronales y empresarios. Es de esperar que con esta nueva constitución, la Comisión de Garantías tienda a favorecer las posiciones del Poder Ejecutivo, respecto del carácter del Transporte como servicio esencial – ensayo que realizó la legislatura cordobesa en ocasión del paro de chóferes en esa ciudad el último invierno.

La modificación de la Comisión de Garantías debe entenderse en el marco más general de la política de Cambiemos que tiende a restringir las libertades democráticas de la clase trabajadora, libertades democráticas conquistadas en diferentes momentos de organización y lucha. En este contexto, las organizaciones sindicales y los espacios institucionales en que tienen participación constituyen un objetivo central del gobierno, porque siempre son pasibles de expresar resistencia y oposición a la implementación de las medidas que necesita la burguesía. Es así que, en su rol de patronal, la gestión de Cambiemos se empeña en impugnar elecciones sindicales, desconocer la representatividad de delegados y juntas internas e incluso produce constantes violaciones a los fueros sindicales, al despedir a delegados electos. Se pone a tono así, con las políticas de persecución y judicialización de activistas y delegados sindicales ante situaciones de conflicto laboral

Esta nueva medida prepara la ronda de paritarias 2018 – en la que los gremios buscarán recuperar el poder adquisitivo carcomido por la inflación – y la discusión de la Reforma Laboral que tuvo que retrasarse hasta febrero. Continúa los intentos de avanzar en el control de la actividad de los sindicatos, al intentar dar de baja organizaciones sindicales simplemente inscriptas. La reglamentación del derecho de huelga es uno de los temas más controvertidos desde el punto de vista de la acción de los trabajadores, porque limita y condiciona las formas de ejercer la acción huelguística – principal herramienta de los trabajadores para presionar por sus demandas. La acción huelguística se genera en la práctica y en la organización de la clase trabajadora, toma distintas formas y ha logrado, históricamente, romper los límites que imponen las regulaciones institucionales. Es de esperar que la constitución conservadora de la Comisión de Garantías busque ampliar la cantidad de sectores catalogados como “esenciales”, aunque también es de esperar que se profundicen y consoliden los procesos de organización y resistencia de nuestra clase, que dieron una primera muestra de vitalidad en las jornadas de resistencia a la Reforma Previsional de diciembre.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.