22 de diciembre de 2017

Internacional

La ONU rechazo a Trump por proclamar a Jerusalém capital israelí, Argentina se abstuvo

Pese a la abstención de Argentina, la gran mayoría de los países miembros de la ONU votaron el rechazo a la decisión de Donald Trump de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalém con estatus de capital de Israel. Fueron 128 países los que votaron a favor del repudio, 9 en contra y 35 abstenciones. La intención de volver al "mundo" del Gobierno y los vínculos con Israel determinaron al país abstenerse ante el escándalo internacional. Por ANRed


Una vez más la promesa de “integrar a Argentina al mundo” fue puesta en ridículo al no ser parte de un rechazo unánime expresado por la gran mayoría de los representantes de países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Con la llegada de Mauricio Macri las relaciones con Israel se han acercado. No solo en la compra de armamento, tecnología militar y espionaje, también las fuerzas de seguridad han recibido entrenamiento por parte de las tropas israelíes. Incluso a mediados de septiembre el primer ministro Banjamín Natanyahu vino a la Argentina y el embajador de Israel en Buenos Aires, Ilan Sztulman, afirmó,“Nunca tuvimos una relación tan cercana como tenemos hoy con la administración del presidente Macri". (Leer también: Llegó a la Argentina un criminal de guerra: Benjamín Netanyahu ).

A pesar de las fuertes amenazas del presidente estadounidense Donald Trump, convertido en un vocero israelí, ayer, la ONU rechazo su proclama de nombrar a Jerusalém capital de Israel. La sesión especial de la Asamblea General llamada ‘Unidos por la Paz’ fue terminante contra las intenciones del presidente de Estados Unidos, quien tras el anuncio desato una olas de protestas en Palestina que ya ha arrojado muertos, heridos y cientos de detenciones, incluida la niña Ahed simbolo de la resistencia palestina. (Leer también: Tropas israelíes secuestran a Ahed, la niña símbolo de resistencia palestina ).

Las amenazas abiertas, los llamados de presiones de represalia a los delegados de los países ejercida de manera espuria por Estados Unidos, tuvieron un eco significativo y como resultado muchos países se abstuvieron o se ausentaron del recinto, aunque, no lograron frenar los votos a favor.

El texto que establece que “cualquier decisión sobre el estatus de Jerusalem no tiene fuerza legal, es nula y debe ser revocada”, obtuvo de los 193 países que conforman la ONU, 128 votos a favor, 9 en contra, 35 países se abstuvieron y 21 fueron los ausentes. Los que votaron en contra de la resolución fueron Estados Unidos, Israel, Guatemala, Honduras, Togo, Micronesia, Nauru, Palau y las Islas Marshall. Entre los que se abstuvieron, figuran, Canadá, Polonia, Hungría, República Checa, Argentina, Australia, Colombia, Hungría, México, Panamá, Paraguay y Polonia. En tanto, con un triste papel de sumisión la Unión Europea no pudo definir una posición común y fue parte de las abstenciones y de las ausencias.

Las resoluciones de la AG-ONU son ‘no vinculantes’ y al carecer de valor jurídico la moción no va a modificar la actitud asumida por Trump y mucho menos la que padece Jerusalem desde hace 69 años de ocupación israelí y solo va a quedar como una figura simbólica. Por otra parte, ninguno de los países que votaron a favor o se abstuvieron son capaces de interceder ante Israel y cerrar sus embajadas en Tel Aviv, como señal de rechazo a la ocupación, incluyendo Jordania y Egipto.

Tras la derrota diplomática el embajador israelí Danny Danon, sostuvo que “Israel nunca será expulsado de nuestra capital Jerusalem”. Ya anticipándose al fracaso, el premier Benjamín Netanyahu -responsable de crímenes de guerra-, horas antes de la sesión expresó: “Israel rechazará la votación sobre Jerusalén prevista en la Asamblea General de las Naciones Unidas, ‘casa de las mentiras’. Jerusalem es la capital de Israel, lo reconozca o no la ONU y el Estado de Israel rechaza rotundamente la votación”. Con un manto de falsedad que lo ubica a Netanyahu en la real ‘casa de la mentira’, intentó ignorar que Jerusalem capital de Palestina en la partición de 1947, la ONU la consideró una ciudad internacionalizada dentro del Estado árabe Palestino y el terrorismo europeo sionista ocupó el sector Occidental en 1948 y el sector Este en 1967. Robando literalmente la raíz palestina de Jerusalem.

Fuente: Embajador Suhail Hani Daher Akel




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.