14 de noviembre de 2017

Trabajadoras/es

INTA: Preocupación por posibles despidos y la profundización del financiamiento con multinacionales


Trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria dieron a conocer que el desfinanciamiento de organismo ya tiene impacto negativo. Fuentes de trabajo en peligro y empresas polémicas que financian proyectos. Por corresponsal popular / Foto: infogremiales.com.ar


El Ministerio de Agroindustria de la Nación tendrá un recorte del 3,4% para el presupuesto del año entrante y las consecuencias también se reflejarán en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Alarma en los empleados de la provincia de Buenos Aires.

El Presupuesto 2018 que confeccionó el presidente Mauricio Macri ha encendido las alarmas de los trabajadores de todas las áreas administrativas del Estado ya que se avecinan ajustes que modificarán sustancialmente el funcionamiento de muchas de ellas. En este caso en particular, el sector agropecuario experimentará un recorte donde no quedará exento de cambios con repercusiones negativas. Hay 750 puestos de trabajo en riesgo y el financiamiento para investigación con empresas multinacionales se profundiza.

Es que el Ministerio de Agroindustria de la Nación recibirá el año entrante una suma de 17.283 millones de pesos y representa una reducción del 3,4 por ciento en relación al presupuesto de este año.

A esta situación hay que agregarle el polémico corrimiento de la cartera de Ricardo Buryaile para que asumiera Luis Miguel Etchevehere. El flamante ministro es sumamente cuestionado por venir de la Sociedad Rural, una institución ligada a los sectores económicos que más poder concentran y con un pasado ligado con la última dictadura militar en Argentina.

En este marco, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria se verá afectado y tendrá un impacto negativo: sus ingresos se reducirán en casi 1.200 millones de pesos. Esta situación pondrá en riesgo centenas de puestos de trabajo, congelamiento de vacantes, cancelación de becas y profesionales que no podrán finalizar con sus doctorados.

Al respecto, el delegado de ATE INTA La Plata, Sebastián Fajardo, mostró su preocupación: “hace varios meses estamos en una situación de observación con ocho auditorias en simultaneo”.

En cuanto a la posibilidad de despidos, indicó que “un informe del Ministerio de Modernización dice que hay 750 trabajadores que están sobrando”, y añadió que “los trabajadores estamos en el aire y una sensación de dudas de cómo sigue todo”.
También habló sobre el funcionamiento con menores recursos y explicó que “se afecta todo lo que tiene que ver el funcionamiento, pago de luz, teléfono, vehículos para salir a trabajar, arreglos”, y agregó que “eso significa para nosotros que hacemos trabajo de extensión rural”.

Entonces explicó que hay cientos de trabajadores en el área AMBA que va desde Campa hasta La Plata y recordó que unos de los programas que ya le dieron de baja es el denominado Cambio Rural.

Por su parte, José Luís Pereda, delegado de la estación de Castelar, manifestó que “el ajuste es similar al resto de los organismos públicos. Hace cinco o seis años se da pero Macri hizo que toquemos fondo. El organismo se ve dañado, es imposible sostener los proyectos, convenios y compromisos”.

Luego explicó que realizan tareas de investigación y que la situación los lleva a paralizar proyectos donde trabajan 1.200 personas. “Las cosas se agravan decididamente, deja el campo preparado para despidos o implementar el preceptismo y persecución a los trabajadores”, afirmó.

Sobre el flamante ministro Etchevere dijo que “es un impresentable, hasta la propia hermana de él dice que es un delincuente. Además es de la Sociedad Rural, no hay dudas que es un facineroso. Es para facilitar los agro negocios”.

Mientras tanto, Mariana Conte, integrante de la junta interna de ATE, dio a conocer que para la investigación como no hay recursos, “se apunta a la financiación externa” con empresas multinacionales, entre ellas las polémicas Monsanto y Bagó.
“Que haya un cambio de donde sale el dinero, implica un cambio hacia dónde vamos”, señaló y contó que “las empresas tienen otros intereses”. A su vez dijo que esto se da hace varios años pero que antes “había una impronta más estatal”.

En este marco adelantó que preparan una audiencia pública junto con otros organismos de Ciencia y Técnica antes del tratamiento del Presupuesto Nacional 2018 y que preparan una movilización al Ministerio de Modernización.

“Anunciaron un 10 por ciento de recorte en todo el Estado Nacional, no sabemos cómo va a ser dentro del INTA. Puede haber otras herramientas que no sean despidos, como jubilaciones anticipadas”, concluyó.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.