8 de mayo de 2017

Culturas

“Rey de las nubes”, un paseíto por la música popular y los paisajes Quebradeños


Otro Viento dialogó con Malu Molina para que nos cuente sobre su documental “Rey de las nubes”, proyecto autogestionado que recorre la historia de un joven músico de Humahuaca, provincia de Jujuy. El documental plantea el dilema que representa para ese joven tener que optar entre una formación académica o continuar en su tierra de la mano de las experiencias cotidianas y los saberes populares. Un documental lleno de colores y música norteños que te lleva a pasear al menos por un ratito. Por Colectivo Cultural Otro Viento


¿Cómo surge la idea del documental? ¿Qué te llevó a elegir el tema?

La idea del documental surge hace varios años, yo desde muy chica viajo a la Quebrada con mi familia, y en uno de esos viajes trabajé una temporada en un bar cultural con Reinaldo, hoy protagonista de la peli. Siempre me gustó sacar fotos allá y venía filmando algunos eventos culturales hasta que Rei me contó de su experiencia en Capital y me pareció muy interesante su historia. Lo hablé con él, le propuse hacer un documental - él me dijo que sí pero no creyó que era posta- así que entre 2012 y 2014 estuve dando vueltas con el guión tratando de conseguir los recursos y bueno con lo justo nos largamos a rodar.

El tema no lo tenía tan claro al comienzo, pero charlando que Rei en los momentos que nos podíamos juntar -en Humahuaca- fue surgiendo la inquietud en mí sobre qué le aportaría o no a él la formación académica que no pudo finalizar siendo que, para mí, ya era un músico. Como estaba entusiasmado con la posibilidad de hacer una carrera universitaria me intrigaba mucho su decisión de volverse a Jujuy, intuía que había algo más detrás del pedido de su madre de que regresara. Algo de Humahuaca lo llamaba. Entonces me puse a reflexionar sobre la importancia del contexto para cualquier obra que todo ser humano realiza. Por otro lado, al hacer tantos años que transcurro por la academia –hoy 13 años como estudiante de la UNLP- y en una facultad de Bellas Artes siempre estuvo en mi cabeza dando vueltas la idea de que algo de la creatividad se limitaba, muchas veces me encontraba haciendo cosas que no me representaban en lo absoluto, sino que sabía que debía hacerlas de esa manera para conformar al profesor, aprobar y de algún modo encajar en esa estructura universitaria. También conocí a lo largo de estos años infinidad de artistas muy talentosos en diferentes áreas que nunca terminaron la formación académica. Bueno todas estas cuestiones buscaban de algún modo interrogar a través de su experiencia.

¿Quiénes integraron este proyecto?

En primer lugar, Reinaldo, quien confió ciegamente en lo que le propuse. Después el equipo técnico está conformado por estudiantes de la carrera de Artes Audiovisuales, compañerxs, amigxs y por supuesto nuestras familias colaboraron muchísimo. Fue un proyecto que se hizo a pulmón.

Después, lxs entrevistadxs, músicxs con mucha trayectoria en el ámbito del folklore que estuvieron predispuestos a compartir un momento de charla, nos recibieron en sus lugares, nos brindaron su música, y son parte fundamental de la peli.
No me quiero olvidar de los chicos de la Banda de Sikuris del Barrio Santa Bárbara, que también nos permitieron compartir con ellos los ensayos y la maravillosa experiencia que fue acompañarlos en la procesión de Punta Corral.

¿Cómo financiaron el documenta? ¿Fue todo autogestionado o recibiste algún subsidio?

El documental fue 100% autofinanciado. Recibimos préstamo de equipos para una de las instancias de rodaje por parte de la facultad; gracias a la Declaración de Interés Social, Cultural y Educativo de la Municipalidad de Humahuaca obtuvimos hospedaje para una semana que estuvimos rodando allá y el aporte incondicional del espacio brindado por la Asociación Tantanakuy y la familia Torres. El resto fue financiado con mi sueldo docente de estos años, con rifas, un aporte de la Cooperativa Audiovisual que conformábamos varios de los integrantes del equipo técnico, el cuerpo de baile Los Morenitos colaboró con los pasajes de Reinaldo a Capital Federal y por supuesto el aporte de mi familia, siempre tapando los baches para que el proyecto no se detenga.

¿Qué es lo más significativo para vos de este proyecto colectivo?

Supongo que para todxs lxs que tenemos la suerte de poder ver concretados los proyectos que con tanto esfuerzo hacemos es como un sueño realizado. Literalmente yo soñé muchas veces con los planos, el final lo repetí en mi cabeza tarareando la música un año entero por lo menos. Y aunque los proyectos van mutando, cada vez que se proyecta me emociona ver que la esencia de lo que yo siento está ahí y me representa. Es mi primera peli como directora así que también marca un antes y después en la vida. Una toma conciencia de que, si quiere, puede. Y sirve mucho, entusiasma para seguir.

Cada unx lo vivió a su manera y así lo recordará, pero el aprendizaje de esta experiencia colectiva sin dudas será inolvidable. Y ni hablar de lo que se fue abriendo a partir de que se proyectó, todo el tiempo son experiencias nuevas, conocer gente súper interesante, debates, música, viajes. Es hermoso.

¿Estuviste en México no? ¿Cómo fue esa experiencia?

Hace unos días tuve la maravillosa posibilidad de proyectarlo nada más ni nada menos que en la UNAM (MÉXICO), en el marco del V Coloquio Estudiantil sobre América Latina. Fue una experiencia fantástica, poder representar a mi país con una película que habla de una realidad totalmente desconocida para los estudiantes que la recibieron. ¡No sabían que en nuestro país había cactus! Y el intercambio posterior fue muy interesante, se despertaron muchas inquietudes entre el público con respecto a la historia y la posibilidad de acercar la música popular a la academia cosa que ellos consideraban impensado. Fue otro sueño, yo lo viví así. Además de que amo y disfruto mucho de viajar y aprender, soy muy curiosa. Así que feliz de poder unir en un proyecto tantas cosas que me apasionan.

En Colombia va a proyectarse a fines de este mes, el 31 de mayo precisamente. La proyección se va a dar en el marco del mismo coloquio, aunque esta vez veo difícil la posibilidad de viajar por falta de fondos, una verdadera pena porque considero que el intercambio, el diálogo y el debate es la otra pata de lo que hago.

Como reflexión final ¿qué aprendizaje te dejó este documental?

Muchos aprendizajes. Es la primera vez que dirijo, y sé que los volví locxs a todxs. Creo que es muy importante no estancarse y superarse cada vez. Aprendí que querer es poder, aunque sea con muy poco, pero que como decía antes hay que empezar a buscar conexiones, abrirse a otras posibilidades porque no podemos estar financiando toda la vida este tipo de proyectos nosotrxs solxs. Y por último creo que es súper fundamental enamorarse a pleno de lo que uno hace, eso que nos moviliza de una historia, esas imágenes que soñamos en nuestra cabeza, eso que queremos transmitir o generar en otros, es lo que nos va a ayudar a aguantar todas las adversidades y a no parar hasta verlo proyectado.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje

  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.