8 de mayo de 2017

Culturas

“Nos llamó la atención la toma de conciencia grupal como sujetos políticos y de derechos”

El pasado 27 de abril, en coincidencia con la puesta en tratamiento en la Comisión de Cultura del Congreso de la Ley Nacional de la Danza, se estrenó Trabajadores de la danza, un documental que permite acercarse a la creación artística desde un ángulo diferente. ANRed dialogó con las directoras, Julia Martínez Heimann y Konstantina Bousmpoura. Por Nicolás Rijman para ANRed


Esta coproducción entre Argentina y Grecia registra la creación y el desarrollo de la Compañía Nacional de Danza Contemporánea, conformada luego de que cuatro afamados bailarines del ballet del Teatro San Martín son despedidos por movilizarse en defensa de derechos laborales fundamentales. Filmada a lo largo de seis años, Trabajadores de la danza permite acercarse a unas formas originales de elaboración artística donde se conjuga lo horizontal y lo autogestivo, al mismo tiempo que se lucha por el reconocimiento de los derechos de los trabajadores de la cultura. Con una fotografía bella y precisa, el film también nos acerca a una rama del arte que no tiene la difusión que merece.

“Nos conocimos en el año 2008 estudiando antropología visual en FLACSO. Ambas trabajábamos en proyectos etnográficos vinculados a la danza y enseguida surgió la idea de hacer algo en conjunto. En el año 2009 nos acercamos a la Antigua Biblioteca Nacional donde ensayaba un grupo de bailarines despedidos por reivindicar sus derechos laborales. Nos identificamos con los conceptos que habían elaborado en torno a la danza -el artista como trabajador, la danza como profesión, la dirección colegiada y la toma de decisiones colectivas- y consideramos que estas eran cuestiones fundamentales para investigarlas basándonos en el trabajo de campo antropológico y el uso de medios audiovisuales. A partir de allí surgió la investigación y luego se fue cristalizando la idea de hacer el documental”, contaron a ANRed Julia Martínez Heimann y Konstantina Bousmpoura, realizadoras del documental en cartel Trabajadores de la danza.

Heimann y Boudmpoura detallaron que “el documental comenzó en 2009 y el rodaje terminó el 2014. La primera etapa de nuestra investigación fílmica duró desde el 2009 hasta fines del 2011 y se basó en la observación participante, en conseguir material de archivo y en construir el vínculo con los bailarines a través de entrevistas grupales e individuales. Nos interesaba registrar su lucha día a día y ser partícipes de su historia. El año 2012 seguimos la investigación pero nos abocamos principalmente a la búsqueda de recursos para poder producir un documental. Cuando obtuvimos el subsidio del INCAA pasamos a la segunda instancia del proyecto que culminó en 2014 con el registro de la movilización multitudinaria de la comunidad de la danza para el ingreso de la Ley de Danza al Congreso de la Nación. Terminada la etapa de registros pasamos a la posproducción, que comenzó en Buenos Aires y terminó en Atenas en 2016, de la mano de Konstantina y de una productora griega, BadCrowd, que recibió con mucho entusiasmo el proyecto y que se comprometió para su finalización. De hecho, Pigu Gómez, el director de fotografía, viajó a realizar la dosificación de la película”.

- ¿Por qué eligieron ese título?

- Uno de los objetivos principales del documental es mostrar justamente que el bailarín es un trabajador a quien le corresponden sus derechos laborales. Cuando conocimos a Bettina, Ernesto, Victoria y Pablo, quienes fueron cuatro de los seis fundadores de la Compañía, nos llamó mucho la atención su firmeza a la hora de autodefinirse como “trabajadores de la danza” y la toma de conciencia grupal como sujetos políticos y de derechos. A lo largo de la investigación constatamos que los bailarines trabajaban día a día para el reconocimiento de su arte como trabajo y la idea de una compañía basada en la estructura horizontal. De la misma manera paulatina constatamos que el título Trabajadores de la danza daba cuenta de este mismo proceso que queríamos testimoniar con el documental.

- Hacia el final del film cobra un lugar destacado la Ley Nacional de la Danza ¿En qué consiste dicha ley y en qué situación se halla su tratamiento en el Congreso?

- El 29 de abril de 2014, Día Internacional de la Danza, se presentó en la Cámara de Diputados de la Nación el proyecto de la Ley Nacional de Danza. Esta ley establece que “la danza, en sus diversos géneros y manifestaciones, por su valor social y por constituir un factor esencial en el desarrollo de la cultura al ser creadora de valor simbólico, será objeto de promoción, estímulo y apoyo del Estado”. Uno de los principales objetivos de la Ley es la creación de un nuevo organismo: el Instituto Federal de Danza (IFDA). Si bien la Ley no fue tratada y perdió estado parlamentario a fines de 2015, el Movimiento por la Ley Nacional de Danza siguió trabajando en cada región del país -en lo que se llamó “Jornadas Federales, construyendo políticas para el desarrollo de la danza”- con el fin de acordar la bases de necesidades para todos los trabajadores de dicha disciplina. El proyecto de Ley volvió a presentarse en el parlamento en 2016. Tras la enorme movilización de toda la comunidad de la danza en el país, que además este año coincidió con el estreno del documental el día 27 de abril, el jueves 4 de mayo el proyecto de Ley se puso de tratamiento en la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados de la Nación. Un gran hito para la comunidad de la danza y todos los trabajadores de la cultura.

- ¿Qué aspectos les gustaría destacar de ese proceso de creación artística grupal y con muchos rasgos horizontales y democráticos del que fueron testigos?

- La dirección horizontal como organización estructural en un proceso de creación artística grupal es un gran desafío. A través de este proyecto confirmamos que el planteamiento de esta estructura con rasgos horizontales y democráticos es un proceso complejo que requiere tiempo, perseverancia y solidaridad. Asimismo es un proceso gratificante y esperanzador.

El mayor obstáculo en lo que a organización horizontal se refiere se vincula con poder encontrar consenso dentro de un grupo heterogéneo de personas. Lograr que las decisiones finales representen a los individuos que conforman el colectivo o bien que la grupalidad tenga una fortaleza que permita comprender que los intereses individuales pueden, por momentos, ser considerados secundarios en función a las prioridades colectivas. Por otra parte, la falta de ejemplos y referencias de organizaciones de este tipo dentro del mundo de la danza (y el hecho de no vivir en una estructura horizontal, como señala una integrante en el documental) hacen que cada proceso sea revisado y puesto en cuestión, lo que tal vez “rallenta” [retrasa] o complejiza los tiempos de ejecución. Más allá de señalar las complicaciones, es interesante observar que estas formas de organización implican otras formas de pensar el trabajo, lo colectivo, lo institucional y una participación y perseverancia que consideramos que son absolutamente necesarios para encontrar un modo de organización con el cual sentirse identificado y desde el cual crear.

- ¿Tienen algún nuevo proyecto en el que están trabajando?

- Hemos iniciado un largo recorrido con Trabajadores de la danza que incluye la participación en festivales, eventos académicos y realización de talleres. Es una cuestión de tiempo volver a iniciar un nuevo proyecto en conjunto que implique una colaboración entre Argentina y Grecia.

La película se puede ver en Cine.Ar Sala Gaumont (Av. Rivadavia 1635) a las 17.30. También está disponible online en Cine.Ar Estrenos: https://www.odeon.com.ar/INCAA/produccion/4000.

Para más información, ingresar a la web oficial www.workingdancers.com o al Facebook (https://www.facebook.com/workingdancers/).

Trailer:

TRABAJADORES DE LA DANZA - TRAILER ESTRENO 2017 from konstantina on Vimeo.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje

  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.