17 de febrero de 2017

Internacional

"Comparar las elecciones ecuatorianas con Stalingrado es totalmente equivocado"

Entrevista a Guillermo Almeyra, editorialista internacional de La Jornada, México, quien analiza acontecimientos relevantes del último mes. Las declaraciones de Sader y Boroón sobre Portugal y Ecuador respectivamente. Por Mario Hernandez para ANRed


M.H.: Leyendo un artículo de Emir Sader, relacionado con la situación de Portugal, donde gobierna una alianza del Partido Socialista, el Frente de Izquierda y el partido Comunista, señala que a casi un año y medio, este gobierno es más popular que nunca con resultados económicos y sociales muy positivos, confirmando que la vía de la izquierda hoy en día es la unión de lucha por la superación del modelo neoliberal.

Da una serie de datos, dice que la jornada de trabajo fue reducida a 35 horas, el sueldo vital aumentó en términos reales, al igual que las remuneraciones de los jubilados, se respetan los criterios sobre déficit presupuestarios, todo ello acompañado del reinicio del crecimiento económico. El objetivo de esta nota es aconsejar una vía similar para España, una alianza de Podemos con el Partido Socialista Obrero Español y en Francia donde triunfó la izquierda en el Partido Socialista, con un frente con Melenchón y el candidato verde.

Al leer esta nota me surgió una duda, porque cuando estuve en España compré una serie de publicaciones, diarios y revistas, entre ellas una que es bastante de derecha que se llama Actualidad Económica, que en el mes de noviembre pasado señalaba: “Portugal tiene un PBI todavía inferior al de hace 8 años, la deuda pública es un 136% del PBI, se resiste a descender y corre el riesgo de dispararse. El gasto público representa el 48% del PBI. Todos los indicadores de pobreza han empeorado.” ¿Quién tiene razón, Emir Sader o Actualidad Económica?

G.A.: Yo creo que la razón está en la mitad. Actualidad Económica da datos que se condicen con que Portugal es uno de los países más pobres y frágiles de la Unión Europea. Pero lo cierto es que en Portugal ha mejorado un poco la situación por el gran flujo de turistas y además la crisis de los otros países, sobre todo los más ricos, Suiza, Francia y otros, lleva un flujo enorme de jubilados que van a vivir a Portugal, entonces, entran divisas y hay un mejoramiento relativo de la economía debido a ese factor. A un jubilado le resulta mucho más fácil vivir en Portugal con su pensión que en Francia que es más difícil y más frío. Eso ha favorecido a Portugal, así como el terrorismo en Francia ha favorecido a España porque casi dos millones de turistas se fueron a España batiendo récords.

En cuanto a estas cuestiones coyunturales ha mejorado, pero en lo fundamental no. Portugal sigue siendo un país de emigración de mano de obra. El problema es que los socialistas se vieron obligados a hacer una política que no fuera de austeridad, y a hacer algunas concesiones. Y el Partido Comunista e incluso el Frente de Izquierda que no están en el gobierno, presionan desde la mayoría, aunque no pueden modificar las políticas públicas.

Entonces, las cosas se han hecho con paños tibios, pero sin dudas está mejorando respecto de hace 2 años atrás. En lo esencial su situación sigue siendo crítica, pero hay otros países que están peor, entonces aprovecha.

M.H.: Otro tema que quería abordar tiene que ver con un artículo que escribió Atilio Borón, me llamó la atención porque dice que la elección en Ecuador será el escenario de una decisiva batalla como en Stalingrado.

G.A.: Está loco. La batalla de Stalingrado fue una batalla decisiva contra el nazismo, fue la defensa de un país agredido, que no era capitalista y tampoco socialista; pero fue eso, la defensa heroica de un país agredido. En el caso de Ecuador las elecciones son de un estado burgués común entre un gobierno “progresista” como era el de Lula o el de Cristina Kirchner y una derecha que sigue teniendo un peso muy grande en el campo económico y financiero y que tiene partidos tradicionales, tales como la izquierda. Además, el gobierno de Rafael Correa está ocupando la zona de una comunidad indígena para hacer un gasoducto contra su voluntad y ha reprimido a la izquierda y al movimiento indígena.

Este es un análisis típico del tipo de sociólogos que repudio, que se guían por lo que pasa en los gobiernos y no miran las políticas de esos gobiernos hacia los trabajadores y los oprimidos de ese país, ni miran la situación y las necesidades de los trabajadores. Miran como si fuera un tema entre Estados y Gobiernos y creen que los llamados gobiernos progresistas están en dificultades solo porque el imperialismo los hostiga, de ahí la idea de Stalingrado. Es totalmente equivocado el análisis.

M.H.:
Quiero llamarle la atención sobre un tema, usted dice “están hostigados por el imperialismo”, pero en el artículo Atilio Borón le da un lugar central a los medios de comunicación y dice que en América Latina han reemplazado a la derecha por la falta de partidos políticos competitivos. Entre otros da una serie de casos, plantea la elección presidencial en Argentina, el caso del referéndum a Evo Morales y las agresiones al gobierno de Maduro. La pregunta que me hago es: los ataques de la prensa al chavismo empezaron apenas asumió Chávez y, sin embargo, ahora tienen una influencia que antes no tenían. Me parece que ésta es una discusión importante para la izquierda y los movimientos populares, esto de decir que se pierden elecciones por el papel de los medios de comunicación.

G.A.: En efecto, los medios de comunicación existieron desde antes de estos gobiernos. La Nación y Clarín existían antes y durante el gobierno de los Kirchner. Lo que llevó al derrumbe de este gobierno y al fracaso del gobierno de Cristina Kirchner fueron los errores, la arrogancia y las concesiones a las grandes empresas; si perdió popularidad no fue por los medios de comunicación que ya antes estaban en contra, sino porque la gente ya no pudo creerle al gobierno y empezó a creerle a los medios.

Lo mismo pasó en Venezuela; con toda la prensa en contra, Chávez tenía una enorme popularidad porque la gente le creía, ahora con toda la prensa en contra Maduro no tiene la popularidad que tenía Chávez y se apoya sobre todo en la burocracia y las Fuerzas Armadas y no en una movilización de masas, entonces la gente no le cree y empieza a creerle a los diarios que, por supuesto, son mentirosos, porque son grandes empresas, como todos los diarios importantes de los países de América Latina. Lo grave es que ninguno de estos gobiernos ha sido capaz de crear una prensa alternativa creíble que no fuera simplemente una reproducción de las declaraciones oficiales.

M.H.: O peor, porque lo de Spolsky y Garfunkel fue peor.

G.A.: Efectivamente. Entonces, no tienen credibilidad, 678 era una porquería, no tenía credibilidad. Lo mismo si uno lee Caracas, el periódico oficialista de Venezuela, no informa, no tiene nada, no hay una discusión real. Telesur es muy buena pero hacia afuera, no dice nada de lo que sucede en Venezuela o en los países aliados como Cuba, Ecuador y otros. Es una visión oficialista y satisfactoria, si uno lee la prensa cubana se te caen los calzones, es insoportable.

M.H.: Sí. Estuve leyendo la nota que sacaron sobre Camilo Cienfuegos en el aniversario de su nacimiento, realmente es para niños de escuela primaria.

G.A.: Y no hay nada sobre lo que pasa hoy en Cuba, no hay reportajes sobre la gente. La gente no se siente reflejada en esos periódicos, les da la espalda, cuando son el único medio como en Cuba, no les queda otra, o le dan la espalda. Pero en otros países, cuánta gente macrista lee Clarín o La Nación, incluso lo que produjo el kirchnerismo como Página 12 era pobrísimo, tan pobre es que no informaban sobre las marchas y movilizaciones; entonces no pueden tener credibilidad alguna. Ese es el problema.

M.H.: No quiero dejar de preguntarle por las movilizaciones que se han producido en el norte de París donde la semana pasada un joven negro fue violado por la policía.

G.A.: Sí, agredido, violado y torturado por 4 policías. La extrema derecha francesa apoya a los policías. Lo que pasa es que este joven era negro, todos los que no son rubios ni tienen ojos celestes son sospechosos por portación de cara y son víctimas de violencia, porque la policía tiene la libertad de hacerlo porque no tiene sanciones. Tuvo que ir Hollande a pedir disculpas al joven y causó una conmoción porque se les fue la mano a la policía, pero ha habido cientos de casos anteriores, incluso hacia un periodista que por fotografiar el maltrato a un joven árabe lo acorralaron en un zaguán, lo ahorcaron, lo amenazaron con violarlo, a pesar de que era rubio y francés y le quitaron el celular para que aprendiera. Y era un periodista que pudo denunciarlo, pero no son los primeros casos de violencia policial.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.