3 de noviembre de 2016

Territorial

Jesús María: Contrapuntos de la amenaza creciente

Se llevó a cabo una audiencia pública por un loteo impulsado por Marcelino Gatica, desarrollista y ex intendente de la ciudad. Pretende instalarse en una zona afectada por las trágicas inundaciones de 2015. Se aguarda la resolución de Provincia. Por Leonardo Rossi. Especial para ECOS Córdoba


*Ph: Semanario Primer Dia.

En la mañana del jueves pasado, se realizó la audiencia pública por un loteo a desarrollarse en Alto Los Molinos. Allí, se expusieron los desarrollistas, actuales y ex funcionarios municipales que defendieron la iniciativa, y vecinos de Sierras Chicas que cuestionaron el avance de emprendimientos inmobiliarios en cercanías del río, mientras se piden diques en la cuenca alta para evitar crecidas, incluso sacrificando bosques nativos.

Del lado municipal defendieron el avance del proyecto ante la falta de antecedentes de inundabilidad de la zona, mientras que voces críticas destacaron que “la urbanización sobre el rio fue justamente parte del problema que sufrió Jesús María en 2015”.

El plan

PNG - 708.4 KB
Fragmento del estudio de impacto ambiental del proyecto cuestionado.

El proyecto de 84 lotes (13 hectáreas) comenzó en 2013 y fue cuestionado por algunos vecinos de la zona, respecto al riesgo que implicaría construir en cercanías del río Guanusacate, con el antecedente de las inundaciones 2015 aún caliente. En el Estudio de Impacto Ambiental se señala que el curso de agua “se encuentra aproximadamente a cien metros de distancia del límite Oeste y a trescientos metros del límite Norte del predio”, datos que han cambiado a partir de lo ocurrido en 2015 producto del avance del agua sobre esa zona. Vecinos linderos al barrio proyectado registraron avances de hasta 150 metros.

A favor

JPEG - 125.6 KB
Marcelino Gatica, ex intendente de Jesús María y desarrollista del polémico loteo. Ph: Semanario Primer Día.

En total hubo 21 inscriptos para exponer en la audiencia pública, pero no se presentó la totalidad de anotados. La ingeniera Alejandra Novara presidió la audiencia.

La serie de exposiciones comenzó con la palabra de Maricel Bonansea (no estaba inscripta en la audiencia para orar) como parte del emprendimiento desarrollista quien hizo una cronología del proyecto, iniciado en 2013 y que “obtuvo aprobación de la CTI (Comisión Técnica Interdisciplinaria) de Ambiente de la Provincia en “julio de este año”. Del lado del proyecto expusieron también Elena Migotti (propietaria), Marcelino Gatica (desarrollista), el responsable del tendido eléctrico subterráneo, y el ingeniero Rubén Actis Danna responsable del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA).

Actis Danna punteó durante más de una hora el EsIA. Entre los puntos que entienden favorables sostuvieron: la incorporación de cloacas al barrio, la colocación de 200 árboles (nativos), la instalación de lagunas de retardo, el tendido de cables por vía subterránea, entre otros.

Respecto a los cuestionamiento sobre la proximidad del loteo con el río y lo ocurrido en las inundaciones de 2015, Actis Danna aseguró que ese hecho “no afectó grandemente esta zona”. “El evento es circunstancial e influye sobre el emprendimiento y no el emprendimiento sobre el evento”, señaló el ingeniero, y que en ese tramo “hay barrancas de quince metros de altura, si el agua llega a pasar sería el diluvio universal”. Por su parte, Gatica dijo: “Tenemos la bendición de tener un río; cuando se hacen cosas cerca del río hay que hacerlas responsablemente”. Y afirmó: “No hemos salteado ningún trámite”, a pesar de que el loteo había comenzado a trabajar sin haber concluido los pasos administrativos, y por eso fue clausurado por la Policía Ambiental.

Desde el Ejecutivo municipal, la titular de Obras Públicas, Mariana Kinen defendió el certificado de ‘no inundabilidad’ otorgado al emprendimiento. “No hay antecedentes, si los tienen les pedimos que nos los aporten”, dijo y agregó que “ni siquiera en 2015 se inundó”. El exresponsable de Desarrollo Urbano, durante la intendencia de Gatica (ahora desarrollista), José María Brusasca, se mostró orgulloso de su gestión: “Fui responsable de los fraccionamientos”. El ex funcionario planteó que este tipo de loteos “es beneficios para la zona” ante el crecimiento poblacional y la falta de espacios para que la ciudad siga expandiéndose. Algunas de las áreas afectadas durante las crecidas de febrero de 2015, por ejemplo, Los Molinos y Barrancas, fueron urbanizadas a partir de la decisión de este exfuncionario.

“No se aprendió nada”

Cuatro vecinos y vecinas de Sierras Chicas expusieron argumentos críticos. En ellos representantes de la Mesa de Agua y Ambiente (MAyA) compararon la gran demanda vecinal de Jesús María para que se haga un dique (Carapé) en la cuenca alta, afectando la Reserva Ascochinga, para proteger la ciudad y el desinterés en cuestionar este tipo de emprendimientos. “El desarrollo urbano sobre el río es parte de las consecuencias de lo que les ocurrió”, planteó Julio Ortega de la MAyA de La Granja. “No hemos aprendido nada”, fue la frase que resumió su exposición.

Estos ciudadanos vienen defendiendo la Reserva Ascochinga ante el intento de instalar allí un dique, justamente para evitar crecidas en Jesús María. “Nosotros inundamos la vera del río con nuestras propiedades; desde hace mucho tiempo se vienen haciendo las cosas mal y esto me parece un oprobio”, agregó Martín Carranza. “Necesitamos una remediación de toda la cuenca, seguir invadiendo el río nos parece grave”, remató.

Carranza sumó más críticas: “Nos piden obras (a Sierras Chicas) en beneficio de quienes hacen proyectos donde no se puede”. Y concluyó: “Rechazamos cualquier emprendimiento inmobiliario (a la vera de los ríos) hasta que se haga un estudio integral de la cuenca”.

Ahora se aguarda la resolución final de la Provincia.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje

  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.