12 de octubre de 2016

La Plata
Territorial

Desalojo de Romero en suspenso: “Tenemos el corazón en la garganta”


El fiscal Marcelo Martini suspendió por 35 días el accionar que iban a efectuar las fuerzas policiales en el predio ubicado en 526 y 161 de la localidad que forma parte del partido de La Plata, ante la presión generada por los vecinos y vecinas que fueron apoyados por organizaciones sociales. Se trata de 220 familias, en las que se encuentran 277 niños y niñas, que buscan quedarse en el terreno para poder edificar sus viviendas. Es el tercer intento judicial para moverlos del lugar, aunque todavía no se arbitraron los medios necesarios para que el Estado les otorgue una solución habitacional. Por ANRed


Hace instantes el fiscal Marcelo Martini -a cargo de la UFI N° 3 de La Plata- decidió suspender por 35 días el desalojo que él mismo había pedido, y al que había dado lugar el Juez Cesar Melazo -a cargo del juzgado de Garantías N° 2- y que estaba fechado para mañana a las 7hs.

Se trata de la tercera vez que la Justicia ordena desalojar este predio ubicado entre las calles 526 a 528 y 159 a 161, de la localidad de Melchor Romero, en La Plata. Allí viven ahora 220 familias, que incluyen 277 niños y niñas, 3 personas discapacitadas, y 6 mujeres embarazadas, que recuperaron un pastizal inutilizado para poder construir sus viviendas, y que ante la presión de supuestos dueños del terreno esperan una respuesta del Estado que les garantice una solución habitacional.

“Tanto el juez como el fiscal han demostrado que su única intención es ensayar ante éste conflicto una salida represiva, penal, criminalizando a las familias y sus justos reclamos. De esta forma, por más que la Cámara de Apelación y Garantías haya revocado la orden de desalojo anterior hace pocos días, ahora se elabora una nueva resolución que apresuradamente vuelve a la carga ordenando el lanzamiento, el cual ya ha sido notificado a las familias”, señaló a través de un comunicado el Colectivo de Abogados/as Populares La Ciega.

De hecho, la Cámara de Apelaciones había frenado el último desalojo argumentando que había falta de pruebas que puedan demostrar la usurpación, ya que se trataba de un terreno sin alambrar, un pastizal lleno de basura y carcazas de autos desarmados, que los propios vecinos ocupantes se encargaron de limpiar.

El problema es que ahora la fiscalía había vuelto a ordenar el desalojo sin adjuntar más pruebas para fundamentar el mismo. Martini apenas se dio la tarea de darle una vuelta argumental a los mismos elementos probatorios que habían sido catalogadas como insuficientes previamente.

Para peor, el procedimiento judicial que se pretendía llevar a cabo no tenía en cuenta que todavía tienen que intervenir los organismos del Estado que se encargan de actuar ante este tipo de situaciones, como la Subsecretaría de Tierras. A su vez, está en conformación una mesa de gestión en la Legislatura bonaerense para avanzar en una solución al conflicto y se encuentra también en trámite un proyecto para la expropiación de los terrenos.

“Por su parte, desde la Defensoría Oficial n° 1 se realizó un recurso de apelación contra la orden desalojo que está pendiente de resolución por la Sala I de la Cámara de Apelación y Garantías; también se han presentado distintos organismos del Estado pidiendo la suspensión de la medida, considerando que se están llevando adelante gestiones para llegar a otro tipo de solución”, informó el Colectivo La Ciega.

En suspenso

Desde esta mañana, los vecinos y las vecinas del predio movilizaron a la sede de las fiscalías en 7 entre 56 y 57, donde se mantuvieron hasta las 14hs, cuando tras haberle realizado distintas presentaciones al fiscal Martini y mantener una reunión con él, salieron con la noticia de que el desalojo se suspendió por 35 días.

Previo a esta reunión, Armando, uno de los voceros de los vecinos, había explicado a ANRed: “Le entregamos los papeles al Juez Melazo, a la Cámara de Apelaciones. Mañana ya es el desalojo, hoy tenemos el corazón en la garganta, por eso tenemos que insistir”.

“Hay un montón de organizaciones nos están apoyando, y gracias a ellos se frenaron los desalojos. El del 15 de septiembre se frenó porque un día antes estábamos como 4 mil personas manifestándonos en la calle. Nosotros venimos de la calle y tenemos que llevar nuevamente la pelea a la calle”, remarcó.

Ahora, las familias consiguieron estirar los tiempos, en los cuales buscarán fortalecer su organización y las gestiones ante los organismos estatales correspondientes para conseguir una solución habitacional y frenar definitivamente la amenaza de desalojo.




¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?

Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.