9 de febrero de 2016

Derechos Humanos

La mirada sobre el dengue y zika

Más de 30 mil médicos, profesionales y trabajadores estatales de la salud de todo el país que integran la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) se pronunciaron este fin de semana largo sobre la epidemia de dengue y sobre los peligros del zika y la chicunguny en nuestro país, haciendo hincapié en la pobreza como principal variable a tener en cuenta, en tanto que hicieron un llamado al estado argentino, encabezado por el presidente Mauricio Macri, sobre el combate de estos males, al expresar: "Dejen de responsabilizar a la gente del control". Así se pronunció la FESPROSA, presidida por el médico Jorge Yabkowski, al difundir un documento elaborado por el Colectivo Andrés Carrasco, organismo que integran, donde resaltan a la pobreza como principal factor de propagación del dengue al tiempo que aseguran que la principal causa de microcefalia en Brasil sigue siendo la desnutrición y no el zika. Reproducimos comunicado de Fesprosa


“El Estado debe fortalecer el sistema público de salud y ponerse al frente de la movilización social para combatir la epidemia”

Puntualmente, en el texto enfatizaron que “el Dengue, causado por un arbovirus al igual que el zika y la chicungunya, es transmitido por el mosquito Aedes y su propagación está íntimamente vinculada a las condiciones sociales, la pobreza, el déficit de saneamiento ambiental, el cambio climático, las inundaciones favorecidas por la tala indiscriminada, la sojización y el uso masivo de herbicidas, es decir, por el impacto del modelo extractivista. En Argentina y en toda América son las poblaciones con menos acceso al saneamiento ambiental y al agua segura, es decir las más pobres, las que más sufren el brote epidémico”.

En tanto que sobre el Zika, dijeron: "Nuestro Colectivo Andrés Carrasco advierte que se busca crear el pánico por parte de las autoridades sanitarias sobre el Zika cuando no hay aún evidencias concluyentes que relacionen el virus con el aumento de los casos de microcefalia. Numerosos especialistas señalan que en Brasil la principal causa de microcefalia (junto a otras posibles) sigue siendo la desnutrición. Esta estrategia del pánico ya la sufrimos durante la gripe A. El alerta 6 resultó una maniobra avalada por la OMS que permitió enormes ganancias a los fabricantes de vacunas”.

“El Colectivo Andrés Carrasco dice no al ocultamiento deliberado de las causas económicas, sociales y climáticas de la epidemia; no a las fumigaciones masivas e indiscriminadas con productos tóxicos; no a poner la responsabilidad del control del mosquito en los individuos y las familias. Y dice sí a una estrategia de saneamiento ambiental no espasmódica conducida por el Estado encabezado hoy por el presidente Mauricio Macri, junto a una sociedad movilizada y consciente; sí a un sistema público de salud fortalecido; sí al combate a la pobreza, a la exclusión, al modelo extractivista y a la urbanización caótica, causas últimas y verdaderas de la epidemia”, expresaron.

“La recurrencia empeorada de estos brotes indica que las estrategias de control han fracasado. Nuestro colectivo hace suyas las reflexiones de quienes más experiencia tienen en el combate contra la epidemia, los trabajadores e investigadores de salud brasileños nucleados en ABRASCO que declararon hace pocos días que hay que terminar con el uso de larvicidas como principal agente de combate, ya sea por tratamiento de las aguas ya sea por fumigaciones aéreas o terrestres. Las preguntas que nos hacemos junto a ABRASCO son: ¿por qué no se han priorizado hasta ahora las actividades de saneamiento ambiental, una estrategia más eficaz que las fumigaciones masivas? ¿Qué se ha hecho para brindar un suministro regular de agua potable y cloacas en los grandes conglomerados urbanos? El foco debe estar puesto en la eliminación de la cría y no sólo del mosquito adulto. Exigimos la suspensión del uso de productos químicos y otros biocidas reemplazándolos por métodos mecánicos de limpieza y saneamiento ambiental”, reclamaron.

“La fumigación masiva, incluida la aérea, es un peligro potencial para las poblaciones. La presencia de las multinacionales tras el desarrollo de los mosquitos transgénicos y de los larvicidas pone otra vez a las mismas y su búsqueda de ganancias en el centro de la escena. El control del Aedes debe realizarse con una amplia movilización social dirigida y sostenida por el Estado. No se puede recargar sobre las familias y los individuos el control del mosquito, ocultando la obligación estatal de ponerse al frente fortaleciendo el sistema público de salud e impulsando una reforma urbana integral para lograr ciudades saludables”, finalizaron.

ENTREVISTAS
Jorge Yabkowski, 155-121-5179 (Presidente FESPROSA/COLECTIVO ANDRÉS CARRASCO)
Viviana García, 155-607-8544 (CICOP/FESPROSA/COLECTIVO ANDRÉS CARRASCO)
Guillermo Pacagnini, 155-609-6802 (CICOP/FESPROSA/COLECTIVO ANDRÉS CARRASCO)
PRENSA > Marcos Viancheto 155-340-0973




Mensajes

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.