14/07/2018

Ir y volver sin llegar del todo

Ir y volver e ir se presenta todos los viernes en La Tertulia (Gallo 826) a las 21.00. Es una obra de teatro para hacer catarsis del retorno infame de las políticas neoliberales, a las que nos hemos acostumbrado a llamarlas crisis. En la pieza, los personajes, en la urgencia de un horizonte más prometedor, atraviesan un arco de tensión que termina despojándolos de todo e incluso exiliándose de sí mismos. Por Andrés Manrique para ANRed.


Todo tan pasado y tan vigente. Vidas que se cruzan persiguiendo un futuro en otro país. Ir y volver e ir pone de relieve la crisis de personas que buscan sobrevivir como sea esperando el momento que sea para alcanzar sus sueños de realización. Una actriz que busca la fama, un hombre que no puede olvidar un antiguo amor, un joven artista y titiritero son algunos de los personajes que van creando un mosaico de vivencias en un exilio que no es solo físico, sino también espiritual. Demasiado solos para llorar, demasiado lejos para volver, el drama de los condenados a una libertad ilusoria se hace carne en una obra que desnuda los lazos que unen y desatan las relaciones afectivas en el camino que va de luchar por querer ser a poder ser, en busca de alguna clase de refugio.

La obra hereda elementos del sainete y, como todo lo humorístico, va por el borde, sólo que a veces hace pie y sale bien parado y otras derrapa. En el escenario el movimiento es perpetuo. Cosas y personajes cumplen la condena de ser lo que el papel les asignó, lo que la letra manda. La función es lo más importante y, a veces, la dinámica pareciera ser todo lo que importa para que algo pueda suceder. Hay momentos en que las palabras, los guiños y los giros no los acercan; la voz en off desde los personajes que no han terminado de salir de escena avanza otro fragmento de historia y esa historia quebrada en su significación profunda aporta información no siempre indispensable. Eso que espero del teatro, cuando la actuación trae a ese otro que es sujeto que se hunde en los caminos de este mundo, sucede poco. La abundancia y el desdoblamiento agregan más y más a esta torre que tiembla y que un instante podría hacerse trizas. El dispositivo que opera dentro de la fragmentación narrativa funciona para sí mismo, pero altera la posibilidad de que los personajes puedan encarnar realmente.

Pero además y lo que es muy importante, Ir y volver e ir tiene vetas del grotesco criollo en el cual sus personajes, y hasta la historia, entregan verosimilitud a cambio de humor, y arriesgan toda clase de dramatismo jugando en el fleje entre lo posible y lo increíble, invitándome a reír en muchas situaciones desopilantes. Y esto siempre se agradece.

FICHA TECNICA:

Actores: Lujan Bournot, Ayelén Guido, Tobías Pereyra Iraola, Gustavo Bomrad, Javier Brancos, Virgina Caridad, Natalia De Elia.

Dirección: Alejandro Genes Radawski

Autor: Alejandro Genes Radawski

Escenografía: Alejandro Genes Radawski

Iluminación: Ricardo Sica

Vestuario: Florencia Tutusaus



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba