13/07/2018

¿Se parte la CGT?

El Consejo Directivo de la central obrera ha decidido mantener al triunvirato en funciones y suspender las elecciones previstas para el próximo 22 de agosto. A su vez, declararon que realizarán una reunión de secretarios generales para debatir la posición que mantendrán frente a las políticas de Cambiemos. Ante esta medida, crece el malestar de sindicalistas opositores y ya se habla de una posible ruptura. Por ANRed.


El único que puso la cara y habló con la prensa, luego de la reunión del Consejo Directivo de la CGT, fue Sergio Romero. El Secretario de la Unión de Docentes Argentinos (UDA) fue escueto al declarar: “Apoyamos al triunvirato, no habrá elecciones el 22 de agosto”. Lo resuelto encaja con la posición que mantienen “gordos” e “independientes”, de bancar la continuidad del triunvirato; pero echa aguas sobre los planes de Pablo Moyano, de la Corriente Federal y de varios independientes, quienes impulsan la votación con fines de renovar a la actual conducción de la central obrera.

Las razones de los dirigentes, que aprobaron la continuidad del triunvirato, se fundamentan en que no es posible cumplir con los plazos establecidos para llevar a cabo el congreso normalizador -propuesto para el 22 de agosto- y que no se realizó aún el Comité Central Confederal. Además, sostienen que no habría consenso en una dirección que contenga a todas las expresiones sindicales dentro de la CGT. Lo cierto es que, pese a las críticas, Schmid, Acuña y Daer buscarán mantenerse en funciones hasta el 2020.

Pablo Moyano, alejado de la actual conducción y principal impulsor de las elecciones, había expresado la necesidad de un “recambio generacional”, en clara referencia a su distanciamiento de la dirección cegetista. Con los comicios cancelados -por decisión del Consejo Directivo- sus aspiraciones a obtener la secretaria general de Azopardo parecen cerradas. De acuerdo a varias manifestaciones públicas, ya tendría todo listo para armar una central paralela con el apoyo de la Corriente Federal, el MASA, la UOM, el SMATA y la Unión Ferroviaria.

La actual unidad de la CGT se selló luego de que Cambiemos llegara al poder. En este orden de cosas, a nadie le sorprendería un nuevo quiebre. Pase lo que pase, las razones para una renovación exceden los intereses de Moyano y compañía, desde el “Poné la fecha” el movimiento obrero viene cuestionando al actual triunvirato por sus reiteradas concesiones hacia las políticas del gobierno. En un terreno donde arrecian los despidos, las suspensiones, con la reforma laboral en ciernes y con el FMI sobre nuestros salarios, la pregunta pasa por otro lado: en medio de este desastre, qué sector está dispuesto a enfrentar las políticas del ajuste?



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba