08/07/2018

El Prefecto Pintos declaró que no mató a Rafel Nahuel y quedó libre

El Cabo Primero Francisco Javier Pintos imputado por el asesinato de Rafel Nahuel declaró en indagatoria ante el Juez Gustavo Villanueva el pasado miércoles citada a raíz de la pericia balística que confirmó que la bala que mató al joven mapuche salió del subfusil MP5 que portaba Pintos. El Prefecto negó haber disparado este arma sin presentar prueba alguna, inculpó a otro Prefecto y quedó en libertad hasta que Villanueva resuelva su situación procesal. Además, según constató En Estos Días algunos de los dichos del Cabo Primero se corresponden textualmente con el informe elaborado por el ministerio de Seguridad, que trazó una descripción de los hechos a medida de una teoría sobre un enfrentamiento. Imagen En Estos Días. Por ANRed

El Cabo Primero del Grupo Albatros Francisco Javier Pintos se presentó el pasado miércoles a la Declaración Indagatoria citada por el juez federal subrogante de Bariloche, Gustavo Villanueva por la causa que investiga el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel durante la represión del Grupo Albatros del 25 noviembre de 2017 sobre la comunidad Lafken Winkul Mapu (Lago Mascardi, Bariloche).

En la Indagatoria Francisco Javier Pintos sostuvo que él no disparó su subfusil MP5 porque no ingresó al territorio mapuche con ese arma y en cambio informó al Juez que su compañero de armas Juan Ramón Obregón fue el único uniformado que llevó subfusil MP5. Esta versión naufraga porque no explica los faltantes de proyectiles en los cargadores del MP5 de Pintos, los cuales se corresponden con la bala extraída del cuerpo de Rafael Nahuel según la pericia balística. Pese a esto, el Juez Villanueva decidió que el Cabo Pintos aguarda en libertad hasta resolver su situación procesal.

Un calco del Informe elaborado por el Ministerio de Patricia Bulrrich

Según pudo reconstruir la Indagatoria de Pintos el medio En Estos Días, luego de vaciar el cargador de su arma marcadora no letal FN 303, tipo paintball, solicitó permiso por handy para disparar con balas de plomo con su pistola Beretta 9 mm y como no tuvo respuestas decidió comenzar a tirar “a 45 grados hacia el suelo”. Pintos reiteraba que los disparos con balas 9 mm y todas las acciones realizadas fueron “en legítima defensa”, e insistió en que se vieron desbordados y escucharon gritos que decían “son cuatro, vamos a matarlos”.

En su declaración de cinco horas el Prefecto se encargó de repasar “punto por punto” el Informe presentado por el Ministerio de Seguridad de la Nación a cargo de Patricia Bulrrich. El relato publicado un día después de la represión por el Ministerio comúnmente llamado “de Inseguridad” por las organizaciones populares, instala la teoría de un enfrentamiento iniciado por parte de los mapuches de la comunidad Lafken Winkul Mapu mediante tácticas militares. Pese a la falta de pruebas, Pintos explicó que los cuatro miembros del grupo Albatros se vieron rodeados por “28 mapuches” dos de los cuales “disparaban con armas de fuego”. Además, el Cabo Primero agregó ante el juez y la Fiscal Silvia Little que un día antes de la represión el Grupo Albatros incursionó en el territorio observado “barricadas” construidas con “ramas y piedras”.

Imagen de http://czonal-lafkenche.blogspot.com

Pese a las fuentes con acceso al expediente que habían indicado que el uniformado seguramente quedaría detenido teniendo en cuenta la gran cantidad de pruebas que demuestran su responsabilidad, el Juez subrrogante de Bariloche decidió lo contrario y Pintos quedó libre. Por su parte, durante la Indagatoria el papá y la mamá de Rafael, Alejandro y Graciela junto con otros integrantes de la familia y de distintas comunidades mapuches reclamaron en la calle la inmediata detención de Pintos como el asesino de su hijo y compañero.

Imagen de Al Margen

Fuente: En Estos Días



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba