07/07/2018

De la cuna de las misoginomáximas sanmartinianas al empoderamiento de la voz de las y los pibes

Las acciones callejeras, los pañuelazos, la Cátedra Libre sobre aborto en la Uncuyo dejaron ver con nitidez que en el sentido común se ha instalado el tema. El sábado 30 de junio, integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al aborto legal, pibes y pibas de secundarios y docentes mendocinas eligieron encontrarse en el Conversatorio “La Educación Sexual Integral que queremos y la Legalización del Aborto”. Por ANRed / Fotos: La Otredad.


La despenalización moral y social es el eco de la participación y el protagonismo de adolescentes en el actual movimiento de demandas sociales y conquistas de derechos sexuales. Van a sus colegios con sus pañuelos, hacen intervenciones artísticas, buscan debatir con docentes, organizan pañuelazos, confrontan la dictadura adulta que les verduguea diciendo que por ser adolescentes se suman al feminismo que está de moda. En sus participaciones dejan en claro que la lucha es por “el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos y deseos”. Apareció la voz potente de pibes y pibas, de las adolescencias y de las juventudes: “Nuestra voz importa, nuestros cuerpos importan, nuestras decisiones importan. Y si nuestro rango etario, donde tu sociedad y tu mundo ponen las condiciones de decisión sobre nuestros cuerpos y nuestros deseos … ¡nos las vamos a comer!” Esa es la vitalidad que muestran.

En el conversatorio el diálogo estuvo colmado de anécdotas y experiencias. Milagros, estudiante de secundario, en entrevista con ANRed comentó sobre los pasos anteriores que les llevaron a este encuentro: “Para la vigilia, que fue también el pañuelazo de pibes secundarios nos habíamos organizado, hicimos una juntada que fueron distintos chicos y chicas de muchas escuelas, fueron del Bellas Artes, del Normal, de Zapata, del CUC , del DAT y del Magisterio para conocernos. También clavamos una bandera que dice: “Secundarios en Lucha” y además de eso creamos un grupo de wapp donde pasamos toda la info, y con las chicas de la universidad nos hemos estado juntando varias veces antes también para organizar cosas. Así que además del conversatorio ya había una organización por parte nuestra antes. También para pintar carteles para visibilizar en las escuelas, para poder invitar a la gente e informar de cuándo se iban a hacer todas esas actividades.”

-¿Y en las escuelas han hecho alguna actividad, algunas intervenciones?

En el Magisterio el otro día hicimos un pañuelazo y una intervención artística donde llevamos carteles y cantamos canciones. Sé que en el Martín Zapata también se hizo pañuelazo; en el DAD, el CUC, en el Normal, así que en las escuelas también se armó cuando fue lo de la vigilia, para la media sanción.

-¿Por qué se empiezan a organizar en torno a este pedido, a este reclamo?

-Yo creo que porque sabemos que es algo que nos atraviesa a todes y que somos una parte bastante importante de la sociedad, que somos actores políticos que también nos influye todo lo que está pasando y para visibilizarnos a nosotres que somos más chicos y chicas y que nos tienen que escuchar. Yo creo que la herramienta que tuvimos para organizarnos fueron las redes sociales y por ahí nos pudimos comunicar fácilmente y llegar a acuerdos. La información llegó a todes, por eso creo que también visibilizamos esto: Que nosotras estamos acá, que nosotras también abortamos, nosotras también exigimos educación sexual integral, también les exigimos a las escuelas que nos hagan parte del debate. Muchas veces nos tratan de subestimar por la edad, por el pensamiento. Suponen que no tenemos que tener un pensamiento formado o juicio crítico por la edad que tenemos, entonces muchas veces como que se nos despoja del reclamo o no quieren abrir ese debate. Por ejemplo, en las escuelas han sido bastante abiertos en la discusión del aborto, pero sé que hay en otras escuelas donde sí ha habido violencia por parte de los profesores y los directivos, que no dejan manifestar porque dicen que no se puede hacer política dentro de las escuelas, tampoco se pueden debatir esos temas. Entonces se tienen que dar cuenta de que estamos y que nosotros estamos instalando el tema y el debate. Tienen que abrir el debate porque nosotros lo estamos exigiendo.

-Y en el conversatorio, ¿cómo se dio la dinámica?

Salieron bastantes cosas como: ¿qué estamos haciendo dentro de las escuelas?, sobre las redes sociales que fue el medio para comunicarnos y poder organizarnos, también se comentó sobre la violencia sucedida en las escuelas- sobre todo en las escuelas católicas, al estar ligadas a una religión o a esa ideología no se puede hablar del tema aborto-. Muchas veces se discrimina a quien lleva el pañuelo. También que no hay respuestas, hay agresiones. También se planteó lo de Educación Sexual Integral, eso lo venimos hablando hace bastante, creo que ninguna escuela lo está cumpliendo. Si se habla, es media hora cada dos años, con esa visión heteropatriarcal, con una carga negativa hacia la mujer. Que para haber relaciones sexuales tiene que haber amor. No se habla de sexualidad. Todas estas experiencias las vivimos siempre y nos dimos cuenta de que éramos muchísimxs y, particularmente a mí, me pareció muy buena esta instancia para saber que no estamos solas, sabemos que detrás está la campaña acompañándonos y que nos respalda por si nos llega a pasar algo y que somos varios chicos de diferentes escuelas y que podemos contar entre nosotros, contenernos en algunas situaciones.

-Y ¿cómo sigue?

El reclamo del aborto va a seguir existiendo más allá de que se legalice o no. Si no se legaliza vamos a seguir exigiendo para que se trate de nuevo en senadores, pero si se llega a legalizar vamos a seguir exigiendo porque sabemos que se sigue incumpliendo en un montón de cosas; como pasa con la ley de Educación Sexual Integral, que está sancionada hace doce años pero no se cumple. Entonces si se legaliza el aborto vamos a tener que seguir saliendo a las calles para que se cumplan todos los requisitos y que salga como está en el proyecto. Yo creo que la lucha tiene que seguir y va a seguir y que estemos muy unidos y organizados y que tengamos el apoyo de gente adulta. Estamos ahora organizándonos con los chicos de otras escuelas para crear una comisión de géneros y disidencias sexuales como las que están en la facu. Nos estamos organizando para hacer consejerías de género y vamos a presentar en conjunto el proyecto.

Por su parte Lu, docente de secundario, nos compartió qué las movilizó a organizar esta actividad: “La idea del conversatorio surgió de la necesidad de encontrar un espacio de diálogo con les pibes. Un espacio en el que son interlocutores necesarios porque están interviniendo el espacio público y nos están interpelando en tanto adultes. Tienen cosas para decirnos y queríamos escuchar. La modalidad de asamblea permitó que ellxs fuesen lxs protagonistas y que se encontraran entre diferentes secundarios. Compartieron preocupaciones, experiencias, herramientas. Los objetivos en común fueron contundentes: ESI transversal en la escuela, con perspectiva de género y no heteronomativa. El conversatorio entero fue una experiencia potente de encuentro entre pibes. Además, nos permitió a las y les adultes presentes reconocer en les pibes compañerxs de lucha, alieadxs creativxs y con muchas ganas de tomar los espacios públicos para ver el cambio que desean.”

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba