06/07/2018

Renuncia colectiva a la Iglesia Católica en La Plata

Desde diversos sectores políticos y feministas, se convocó ayer a una desafiliación colectiva a la institución católica. En este sentido, se abren algunos interrogantes: ¿de qué se trata? ¿Cuál es su importancia? ¿Y qué opinan los y las fieles creyentes? Algunas de las preguntas que se buscan responder en esta nota. Por Nicolás Pillado. Fotos: ANRed.


Se llevó a cabo la tercera “Apostasía Colectiva” en La Plata como acción para desafiliarse voluntariamente de la Iglesia Católica. Decenas de personas se convocaron en las puertas del Arzobispado, ubicado en 14 y 53, para iniciar el trámite de renuncia a dicha institución religiosa.

En diálogo con Paz, militante feminista y organizadora de la convocatoria, se pudo entrever algunos de los motivos y lo que implica apostatar: “nosotras creemos que es una forma de ser consecuente con nuestra manera de pensar”, afirmó.

Además, la entrevistada aseguró que “muchxs atexs, agnósticxs, o personas que no creen en la Iglesia o no comparten su moral, sus prácticas y sus posicionamientos” también se han acercado para finalizar el vínculo que los y las une desde el bautismo en adelante.

Desde la organización de la Apostasía creen que la misma entidad religiosa pone muchas trabas a la hora de llevar adelante la gestión burocrática y, por esto, es importante presentar colectivamente las “cartas modelos”. De esta forma, “se le da más fuerza” al reclamo.

“Para nosotras tiene mucha relevancia esto porque es una forma de visualizar individualmente que pertenecemos a una institución sin haberla elegido y que la abandonamos por diferencias” reflexiona Paz, en relación a los incentivos para efectuar esta medida.

No obstante, el objetivo es aún mayor y se trata ni más ni menos que de la separación de la Iglesia y el Estado, como vienen luchando varios sectores políticos y, sobretodo, feministas. Actualmente, Argentina “sostiene el culto católico apostólico romano”, como establece la Constitución Nacional en su artículo segundo.

“Esa ligazón es política y también económica. Marcos Peña dijo públicamente la cantidad de dinero que se destina a los sueldos de los obispos y era un número gigante. Para nosotras eso debe ir destinado a otras políticas públicas, asique no lo compartimos”, declaró la militante feminista.

Además, la entrevistada sostuvo que las religiones las deben pagar quienes creen en los distintos cultos y que, a su vez, deberían auto-sustentarse: “la Iglesia tiene un Estado que es el Vaticano que genera sus recursos y también reciben dinero desde allí”, afirmó.

Asimismo, la activista dejó en claro que “hay que desenmascarar” la influencia de la institución católica en las políticas públicas, por ejemplo, al posicionarse en contra de la legalización del aborto o, tiempo atrás, a la ley de divorcio y matrimonio igualitario, entre otras.

De las 27 cartas de desafiliación que se presentaron en esta ocasión, se encontraban las de dos adolescentes platenses: Rocío y Ezequiel, estudiantes del colegio secundario N° 62 “Rodolfo Walsh” y también se prestaron a dialogar con este medio.

 

“No me parece correcto que desde chica me hayan adoctrinado con algo que yo no creo y que no sigo sus ideales. Entonces yo me quiero separar de la Iglesia”, cuenta la joven.

Por su parte, Ezequiel hizo un repaso más histórico y expuso como argumento el apoyo de la entidad católica a procesos dictatoriales e ideologías “como el nazismo” a las cuales él, claramente, no adscribe.

Para cerrar la charla, Rocío también reflexionó sobre la importancia de la autonomía del Estado con la Iglesia porque “se oponen a muchísimas cosas que no se deberían prohibir” como -hasta ahora- la práctica legal segura y gratuita del aborto, aseguró.

Otros sectores, también presentes

Previamente a lo acontecido, el sacerdote Luis Moisés Jardín realizó un llamado solidario a los fieles católicos para “salir a defender a la Catedral con la vida”, según publicó el diario El Día de La Plata.

En este sentido, se vio demasiada –y exagerada- presencia policial. Además, se convocaron una decena de creyentes en las puertas de la Iglesia principal de la ciudad.

Belén, identificada con un pañuelo celeste de “Salvemos las 2 vidas”, mostró su postura respecto al tema: “la separación de la Iglesia y el Estado ya se ve contundentemente. Yo no estoy de acuerdo con eso, pero ya se ve”, afirmó lamentándose.

La joven de 27 años agregó argumentos a su lectura y explicó: “en los mal llamados colegios católicos, la catequesis es un desastre, los profesores dan cualquier cosa. No existe (la unión entre) Estado e Iglesia”, culminó.

Nuevas actividades en un futuro inmediato

Desde la organización de “Apostasía Colectiva La Plata” están convocando a un nuevo evento de libre y gratuita participación: se proyectará la película “Bienaventurados los mansos” (2017) de Patricio Escobar y se presentará al antropólogo Marcio Mancini, quien estudia la relación Estado-religión. La cita será el próximo miércoles 11 de julio, a las 20 hs., en el centro cultural AwkaChe.

De cara al futuro, según contaron, se estarán realizando nuevas desafiliaciones masivas, al menos una por mes, que serán difundidas a través de Facebook y diversas redes sociales.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba