05/07/2018

La CGT en contra de la huelga, en contra del aborto, en contra de todo

En días pasados, parte del consejo directivo de la CGT se proclamó en contra del proyecto que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo. Ahora advierten que, de sancionarse la ley, las obras sociales de sus sindicatos no cubrirían dicha intervención, alegando que no podrán costearla. Solicitaron una reunión con el Ministro de Salud, Adolfo Rubinstein. Por ANRed.


Previo a la votación en diputados, que le dió media sanción al proyecto que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo, varios dirigentes cegetistas firmaron un documento en el que se opusieron al aborto por calificarlo como “la cultura del descarte”. Ellos son: Hugo Moyano, de Camioneros, Julio Piumato, de Judiciales, Hector Daer, de Sanidad y Antonio Caló, por parte de Metalúrgicos.

Ahora, según consignan varios medios sindicales, parte de la cúpula cegetista anunció que se opondría a la aplicación de la ley en sus obras sociales por no contar con los medios económicos para costearlo. De todos modos, y mal que les pese a los jerarcas de la CGT, la interrupción voluntaria del embarazo será parte del Programa Médico Obligatorio (PMO) y las prestadoras médicas no podrán negarse a practicarlo.

A pesar de la campaña contra el aborto, encabezada por varios dirigentes sindicales y políticos, la postura “pro vida” no es unánime al interior de Azopardo. Juan Carlos Schmidt, triunviro cegetista y titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), manifestó: “Claro que estoy de acuerdo con la despenalización, la gente no se puede morir porque no tenga posibilidades de hacerse atender y todo eso”.

La reunión entre el Ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, y los sindicalistas tendrá lugar la semana próxima. Allí, los dirigentes cegetistas se encontraran con un Ministro defensor del actual proyecto. Rubinstein ha argumentado en favor de la ley en el debate en Diputados, y en declaraciones públicas ha expresado: “El aborto seguro es una premisa fundamental en el paquete de servicios de salud y derechos sexuales y reproductivos. Toda la sociedad lo está discutiendo en forma transversal, en una especie de batalla por la ampliación de derechos”.

Varias voces han repudiado la posición de parte de la dirección cegetista, cómo las y los compañeros de ATE Desde Abajo, quienes mediante un comunicado sostuvieron: “Qué una central de trabajadorxs hablé de un derecho fundamental como un costo, implica un desprecio absoluto hacia la vida de un sector imprescindible de la clase trabajadora“.

La noticia sobre la oposición al proyecto de ley fue difundida, mayoritariamente, por los medios del grupo Clarín. A pocas semanas de su tratamiento en el Senado, crece la campaña de desprestigio que, ahora, se centra en los costos de los abortos seguros. Mal que le pese a algunos sectores de poder, la ley se votará en Senadores el próximo 8 de agosto. Ellos bombarderan desde sus medios y una marea verde volverá a ganar las calles.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba