29/06/2018

Carta abierta, a gente de buen corazón

“Sepan que la próxima puedo ser yo. O vos. O tu hijo/a, pareja, amigo/a. Hoy escuché a una persona, conocida mía, un laburante, justificar los despidos en Télam. “Que entraron todos durante el kirchnerismo, que sus altos sueldos los pago con mis impuestos, que hubieran elegido otro lugar para trabajar”. Masticar la bronca hasta el llanto no ayuda. ¿Cómo explicarle a alguien que está convencido de que todos los despedidos son chorros, corruptos, kirchneristas (como si fueran sinónimos) que podría haber sido él mismo? Por eso estas breves palabras”. Por Carina López Monja (periodista de Radio Ciudad).


Para lxs que no piensan como yo, ni comparten mis ideas, pero tienen corazón. Decirles que hay 354 familias que hoy están viviendo una pesadilla porque de un día para otro fueron despedidas sin causa.

La Agencia Telam es un medio de comunicación público, estatal y la decisión de despedir a casi el 40 por ciento de la planta que trabaja allí va de la mano con el ajuste que pide el Fondo Monetario Internacional. Entre los despedidos y despedidas hay kirchneristas, radicales, independientes, “apolíticos”, gente de izquierda; hay profesionales con 5, 10, 15 o 20 años dentro de la Agencia; hay personas con licencia por enfermedad, que sufrieron infartos hace poco.

Los despidos no tienen causa, no tienen explicación y fueron comunicados con una perversidad que angustia. A quienes echaron les llegó telegrama, a quienes siguen teniendo trabajo (por ahora) les llegó un mail de “bienvenida” a la nueva agencia donde planteaban la confianza “en la construcción de una agencia profesional, pluralista, democrática”. A otrxs no les llegó nada. La nada, el miedo, la incertidumbre.

Vi en el 4to piso de la Agencia a compañerxs intentando “loguearse” porque era la manera de saber si seguían teniendo trabajo o no. Ayer, en una multitudinaria asamblea, vi compañeros que se enteraban en ese preciso instante de que quedaban afuera y que se abrazan buscando de dónde sostenerse, mientras llegaba la noticia que otra compañera se había desmayado.

La movilización para reclamar que sean reincorporados contó con cientos de efectivos de las fuerzas de seguridad para impedir “un caos de tránsito”. Lo único que faltaba era eso: que golpearan a periodistas que acababan de enterarse de que los dejaban en la calle porque impedían la “libre circulación”.

De corazón, no sólo les digo con bronca y tristeza que un montón de amigos y conocidos, gente maravillosa que conocí trabajando en la calle hoy está en una situación terrible. Les digo que son los 354 de Telam. Los despidos en Radio América, en el Rivadavia, Splendid, el Mundo, Del Plata, en el Grupo 23, en Crónica, ESPN, entre tantos y tantos medios de comunicación. Son los despedidos hoy en la Fundación Favaloro. Los despedidos esta semana en el RENAPER. Los cientos de miles de cesanteados en los dos años que lleva Macri en el gobierno. Son despidos en el ámbito público y privado. Pero específicamente en el público, estaría bueno que explicaran: ¿Por qué no echan a los funcionarios políticos como la que estaba a cargo de la movilidad en bicicleta y cobraba más de diez veces el sueldo mínimo? ¿Por qué no echan a los familiares y amigos de los que son parte del gabinete?

Yo soy una trabajadora de prensa. Laburé en Radio América, en la radio de Madres, en algunos medios gráficos. Soy militante, de izquierda, soy parte del Frente Popular Darío Santillán y de Pueblo en Marcha. Soy cronista de calle en Radio Ciudad y he cubierto, con profesionalidad, a funcionarios de Cambiemos, del kichnerismo, a diputadxs de la oposición.

Para vos, que decís que son todos ñoquis, corruptos, K, vagos. La próxima puedo ser yo. O vos. O un conocido/a. Porque no es selectivo. Es un plan integral que nos va a afectar a todos. Es un ajuste para que realmente nos resignemos y nos acostumbremos. Y muchos y muchas no nos vamos a quedar sentados llorando. Ni masticando bronca. Vamos a volver la rabia en organización y en lucha para frenar las políticas que quieren destruirnos. Porque ya vivimos el ajuste, las políticas del Fondo, una Argentina que grita de hambre y pobreza. Y no la queremos de nuevo.

Ojalá, de corazón, puedas entenderlo. Y no ser indiferente. Por vos, por mi, por los cientos de miles de despedidos y despedidas Por los pacientes de hospitales que operan con velas o que se quedan sin presupuesto Por los 8 millones de niños y niñas pobres. Por nuestro futuro y el futuro de nuestra Patria.

A lxs compañerxs de Telam, gracias por estos años de encuentro, de aprendizaje y nos veremos, más temprano que tarde, compartiendo el periodismo y el trabajo en la calle.

Por Carina Lopez Monja

Imagen: Carlos Brigo



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba