08/06/2018

#ANRedMundial Argentina-Islandia: el juego y la deuda

El sábado 16 de junio el seleccionado argentino jugará su primer partido del mundial contra Islandia. Para el equipo nórdico será su primer partido en la historia de los mundiales. Con muy distintas situaciones, exigencias y aspiraciones deportivas, ambos países se verán las caras por primera vez en un encuentro oficial. Sin embargo, y a pesar de las distancias, hubo situaciones extra-futbolísticas que unieron a ambos países en sus historias recientes. Primera entrega de #ANRedMundial, donde seguiremos las historias escondidas detrás del Mundial de Rusia 2018. Por ANRed

 

 

La deuda

 

A principios de octubre del año pasado, la ultima fecha doble de eliminatorias definiría gran parte de los clasificados para el mundial cerrando los grupos europeos (donde los primeros clasifican directamente y los segundos se disputarían los lugares restantes por repechajes) y el sudamericano, entre otros. En el primer encuentro de esa doble fecha, Islandia derrotó como visitante a Turquía por 3 a 0 y quedó prácticamente asegurada su clasificación. La euforia se hizo presente en las calles de Reikiavik, su capital ante la emoción de lograr que este pequeño país participe por primera vez a la máxima cita mundial.

Mientras tanto, en Buenos Aires, Argentina empataba con Perú y quedaba muy complicado de cara a la última fecha de la eliminatoria, quedando en el sexto lugar de una eliminatoria que daba 4 plazas y la posibilidad de jugar un repechaje al quinto. Momentáneamente afuera, faltando solo una fecha, Argentina estaba a punto de pasar uno de los mayores papelones deportivos de su historia. Desde 1970, cuando fue eliminado por Perú, que Argentina había participado en todas las citas mundialistas, siendo siempre candidata a ganar la copa, o al menos estar entre los protagonistas. En 1970 solo participaban 16 equipos, no poder estar entre los 32 países que actualmente disputan la copa del mundo supondría, y después de haber sido dos veces campeón y subcampeón de la última cita mundialista en Brasil en 2014, supondría la mayor decepción del deporte argentino.

 

Tras días de enorme incertidumbre y presión, Argentina enfrento a Ecuador en la altura de Quito. Para ese entonces Islandia ya había derrotado 2 a 0 a Kosovo y tenía asegurado su lugar en Rusia, dejando en el segundo lugar a Croacia, quien luego también obtendría la clasificación y será el siguiente rival de Argentina en grupo D, pero esa será otra historia.

Con toda la presión, tras enormes criticas por los 3 subcampeonatos (el del mundial y las dos Copa América disputadas los años siguientes), una diezmada selección de Argentina se enfrentaba a Ecuador en la altura de Quito. La derrota lo dejaba afuera, el empate casi seguro también, solo quedaba ganar. Con Lionel Messi al frente como principal estandarte, la selección salió a jugar contra 2 o 3 rivales al mismo tiempo: el primero era su par ecuatoriano, el segundo la altura, y el mas difícil de todos: Argentina misma. Las críticas hacia un plantel que por primera vez en 24 años había puesto a Argentina en una final de una copa del mundo eran cada vez más recurrentes. “Ganar algo” se convirtió en una deuda casi tan injusta como la nacionalizada en 1982 por el, en ese entonces presidente del Banco Central, Domingo Felipe Cavallo, que condenó a la población argentina a hacerse cargo de millones de dólares de deuda privada… bueno, no tanto. A pocos minutos de comenzado el partido Ecuador abrió el marcador y ya todos imaginábamos un mundial sin Argentina. Pero Lionel Messi, ese que muchos difaman porque “no tiene h…”, o porque “no canta el himno” ese que supuestamente “se borra en las difíciles” se hizo cargo de la situación mas complicada de la historia del fútbol argentino y en el momento mas urgente apareció en su máximo esplendor haciendo 3 goles en una noche memorable. Pocas veces un solo jugador fue tan determinante en un momento clave. Para encontrar algo que se le asemeje no queda otra que recurrir al mejor momento de Diego Armando Maradona.

De manera agónica la selección argentina evitó un desastre, mientras en el otro hemisferio un pequeño país se convertiría en elmenos poblado de la historia en jugar una copa mundial. Mientras unos eran recibidos como héroes por haber hecho historia, otros apenas habían pagado los intereses de una deuda inventada para evitar el “default”.

 

 

            El juego

 

En el año 2001, mientras Argentina acordaba el “megacanje” con el FMI, en medio de una enorme crisis con deuda y recesión, los bancos fueron desregulados en Islandia. Esto le permitió a los bancos privados islandeses cargar con enormes deudas que años más tarde generarían una enorme crisis financiera cuando esos mismos bancos se vieron incapaces de refinanciarlas: una vía libre al juego de especuladores financieros. 29 años antes, el gobierno “de facto” argentino había nacionalizado una deuda privada, y sus consecuencias aún se sienten en la actualidad. Mientras un país se encontrada inmerso en una crisis enorme, pero que no era la primera de su historia, el otro generaba las condiciones para tener su primer crisis los años siguientes.

En el año 2002, en medio de una enorme crisis económica, Argentina participó del mundial de Corea y Japón siendo uno de los candidatos por la manera arrolladora en la que había ganado las eliminatorias, mientras Islandia ni siquiera soñaba con ser parte de semejante evento. Argentina sería sorpresivamente eliminada en primera ronda, pero jugaría luego los siguientes mundiales con mejores resultados. En esos días, un joven de 12 años que brillaba en las divisiones inferiores de Newells en Rosario, emigraba a Barcelona para incorporarse al poderoso club catalán, el único que le ofreció pagarle un tratamiento medico por un problema de crecimiento que nadie quiso costear en Argentina: ni el club rosarino, ni River Plate. Lionel Messi debutaría en la primera del “barsa” años mas tarde y en sus primeras temporadas compartiría plantel y momentos en cancha con Eidur Gudjohnsen, delantero islandés que actualmente forma parte del cuerpo técnico del seleccionado. Tanto Gudjohnsen como Messi son los máximos goleadores históricos de sus respectivos seleccionados. El delantero islandés tuvo el privilegio de ver el golazo que Messi hizo contra el Getafe adentro de la cancha, ya que también formaba parte del 11 titular.

El abrazo de Messi y Gudjohnsen en la celebración de un gol del Barcelona, Iniesta y Puyol se suman al festejo.

En el año 2008 Islandia experimentó por primera vez algo que Argentina conoce muy bien y no es precisamente un mundial de fútbol. La burbuja financiera creada por la banca privada estalló ese año y el pequeño país nórdico se encontró con una crisis financiera que nunca antes había experimentado. Mientras en 2007 Messi desparramaba a sus rivales del Getafe y celebraba el gol con Gudjohnsen, entre otros, el semanario inglés “The Economist” calificaba a la corona islandesa como “la moneda mas sobrevalorada del mundo” a causa de una bicicleta financiera generada por sectores especulativos. Cualquier parecido con el “1 a 1” del peso argentino con el dólar… ¿es coincidencia?

El FMI intervino en 2008 con un préstamo de 2.100 millones de dólares, las medidas de “saneamiento” recomendadas por la entidad aceleraron la crisis que disparó el descontento social con movilizaciones, al principio esporádicas, pero que se intensificaron en enero 2009. Al proceso de movilizaciones ocurridos entre los años 2008 y 2011 se lo suele llamar “la revolución de las cacerolas” inspirado, en parte, en lo ocurrido en Argentina en los años 2001 y 2002. En el año 2009 las protestas alcanzaron una escalada sin precedentes en ese país, lo que generó que la policía reprima una manifestación por segunda vez en la historia de ese país (la primera había sido durante una movilización contra la OTAN en 1949, 50 años antes). El Primer Ministro, Geir H. Haarde, se vio obligado a renunciar y sería juzgado los años siguientes acusado de “malapraxis ejecutiva”. Pero los principales juicios con condenas fueron hacia los banqueros. Tras movilizaciones, asambleas y más de un referendum el pueblo islandés se expresó en contra del FMI y las medidas de ajuste recomendadas, votando una momentánea cesación de pagos, señalando a los principales responsables del endeudamiento. Con una coalición de centroizquierda integrada por la Socialdemocracia, la Izquierda Verde, y 4 miembros de una nueva fuerza política surgida de las movilizaciones, se tomaron decisiones contrarias a las recomendadas: se nacionalizó la banca, y mediante una devaluación de la moneda, se multiplicaron las exportaciones en productos de pesca y aluminio (sus dos principales fuentes de divisas) y el turismo se convirtió en una de sus principales fuentes de ingreso.

Entre los responsables de la burbuja financiera juzgados y condenados se destaca el de los ejecutivos del Banco Kaupthing, incluido el ex director Hreidar Mar Sigurdsson, que fueron condenados en febrero de 2014 a penas de entre cuatro y cinco años de prisión acusados de manipulación del mercado, hubo muchos otros juicios, la mayoría con condenas irrisorias de 3 o 6 meses de prisión. Ya fueron juzgados, al menos 26 banqueros y las condenas suman más de 74 años de prisión entre todas ellas.

Mientras el gobierno de facto argentino nacionalizó la deuda privada en 1982, en Islandia una consulta popular en 2010 para nacionalizar la deuda de bancos privados en quiebra arrojó que un 93% vote en contra y solo un 2% vote a favor. Tras la medida acreedores ingleses y holandeses llevaron el conflicto a un tribunal internacional.  A su vez se nacionalizó la banca dejando quebrar a gran parte de los bancos privados: los bancos Glitnir, Landsbankinn y Kaupthing, fueron nacionalizados y quedaron bajo control democrático, en lugar de recibir inyecciones con dinero público.

 

El juego, las deudas y la historia

 

En el año 2013, con la crisis prácticamente superada, Islandia tuvo un nuevo cambio de gobierno en sus elecciones. Una nuva fuerza política de centroderecha llamada “partido del Progreso” logró la primera minoría en unas elecciones reñidas y consiguió que su candidato Sigmundur Gunnlaugsson sea el nuevo Primer Ministro. En su gobierno inició una leve restauración conservadora, reabriendo tratativas con el FMI y liberando o reduciendo penas a banqueros condenados. Dos años después Macri Gato ganaría las elecciones en Argentina en cuyo gobierno se acaba de dar a conocer un nuevo crédito pedido al FMI por 50.000 millones de dólares.

Pero no es esa la única similitud entre ambos mandatarios: en los primeros días de abril de 2016, la filtración de la empresa panameña Mossack Fonseca mostró a Sigmundur Gunnlaugsson involucrado en una sociedad offshore durante el escándalo internacional conocido como Panama Papers. El presidente argentino Mauricio Macri también se vio involucrado, al igual que otros mandatarios. Pero existió una diferencia: el pueblo islandés, al tomar conocimiento, salió masivamente a las calles, como lo había hecho pocos años atrás, y forzó la renuncia del polémico mandatario.

El 30 de noviembre de 2017, luego de unas nuevas elecciones y tras una serie de gobiernos interinos, Katrín Jakobsdóttir, líder de la Izquierda Verde, asumió el cargo de Primer Ministro, que actualmente ocupa. Ambientalista y feminista impulsó una medida que obliga a las empresas privadas a pagar el mismo salario a varones y mujeres. Si bien Islandia ya era uno de los países más igualitarios del mundo en cuestiones de género, todavía existe una diferencia salarial por iguales tareas. A partir de esta medida, cada puesto de trabajo se analiza por un sistema de puntajes aislado de la condición de género lo que determina un salario tentativo que la empresa debe pagar y así determinar si hay casos de discriminación por sexo. Pero este proceso no se inició ahora, sino varias décadas antes.

Mientras Argentina experimenta un momento nunca antes visto en relación a las luchas de las mujeres, que se multiplicó a partir de la masiva movilización del 3 de Junio de 2015 bajo la consigna #NiUnaMenos, Islandia fue el país donde se dio la primer huelga de mujeres en el mundo, en octubre de 1975. Un recorrido inverso al que se da con estos países en las máximas citas del futbol mundial. Mientras Argentina sorprendía al mundo con las masivas movilizaciones de mujeres, Islandia daba la sorpresa al clasificar por primera vez a un torneo de la máxima categoría en fútbol, cuando en 2015 logró clasificar para el Euro 2016. Argentina e un viejo protagonista de las máximas citas mundiales en fútbol: 2 veces campeón mundial, con presencia en casi todos los torneos y actual subcampeón, además se dio el lujo de jugar la primer final de una copa mundial allá por 1930. Islandia fue el tercer país (detrás de Nueva Zelanda y Finlandia) en lograr el sufragio femenino en 195, tres décadas antes que Argentina.

Imagen de la primera huelga de mujeres en el mundo. Sucedió en 1975 en Islandia

Actualmente Argentina experimenta numerosas luchas encabezadas por el movimiento feminista, como la huelga del pasado 8 de Marzo o las actuales movilizaciones por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Sirve como ejemplo la primer huelga de mujeres ocurrida en Islandia en 1975, cuyo acatamiento fue tan contundente que el país se vio paralizado ante la interrupción de tareas de las mujeres demostrando que si ellas paran el mundo no se mueve. Las consecuencias inmediatas fueron un mayor acercamiento salarial que lo convirtió en uno de los países más igualitarios. Pero curiosamente se niveló “hacia arriba”: una de las medidas fue ampliar la licencia de paternidad de los varones evitando la “excusa” de las licencias por embarazo o maternidad. Se podría decir, sin evadir a la verdad, que la huelga de mujeres generó también una conquista laboral para los varones. Pocos años después, en 1980, una de las mujeres que había participado de la huelga sería la primera mujer en ocupar el cargo de presidente. Vigdís Finnbogadóttir, es además la primera mandataria mujer elegida democráticamente en el mundo. Ocupó el cargo durante 16 años. Durante la “Revolución de las cacerolas” Islandia fue nuevamente vanguardia cuando Jóhanna Sigurðardóttir accedió al cargo de Primera Ministra, siendo la primera mandataria mujer LGTB del mundo.

Para muchas personas el mundial de fútbol puede funcionar como distracción para evadir otros temas de mayor importancia. Pero también existe quienes pueden pensar el mundial como un faro para mostrar noticias desconocidas alrededor de este evento. Desde #ANRedMundial intentaremos promover esta segunda idea buscando contar historias no muy conocidas alrededor de este acontecimiento masivo.  

Leer Mas:

El gol que no gritó ningún milico

La selección en la cuerda floja

Fuertes protestas en Islandia por escandalo Panama Papers



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba