07/06/2018

Comenzó el juicio por el travesticidio de “La Moma”

El lunes comenzó el juicio por el travesticidio de Carolina González Abad, más conocida como “La Moma”, en el Tribunal Oral 5 de la ciudad de La Plata. El hecho ocurrió en el 2011 en su domicilio, ubicado en 4 y 69. Tras 7 años de una lenta investigación llega a juicio un sólo procesado, Pedro Osmar Reyes, ya que el segundo sospechoso, Diego Daniel Masconi, falleció en un accidente de tránsito. Los jueces que llevan adelante el juicio son Ezequiel Medrano, María Martiarena y Juan José Ruiz. “El Juicio por el travesticidio de ‘La Moma’ está caratulado como homicidio agravado, y está muy lejos de pensar que a la Moma la mataron por travesti, porque así lo permite este sistema heteropatriarcal de mierda”, remarcó en un comunicado la Agrupación Amigas de La Moma, que nuclea a familiares y allegados de la víctima. Por ANRed.


El fiscal que instruyó la causa, Marcelo Romero, sólo había podido demorar a una persona, pero tuvo que liberarlo por falta de pruebas. La investigación había vuelto a punto muerto. Hasta que apareció una testigo de identidad reservada que logró despejar varios interrogantes. Según su relato los autores fueron dos hombres, que aparentemente eran clientes de La Moma y que aprovecharon el momento de ingresar a la casa para robarle lo poco que tenía de valor y, para ocultar su crimen, la mataron.

Los interrogatorios comenzaron con el testimonio del padre y el hermano de la “Moma”, y dos amigas de ella. Fue a puertas cerradas, sin público ni prensa, pero transcendieron la declaraciones. El hermano declaró que la encontró en la casa, en su cama, ahorcada, sin vida y que llamó a la policía. El padre relató que no confía en la policía y duda sobre la bufanda que tenía en el cuello, con la que la habrían asesinado.

Facundo, uno de los amigos de “Moma” relató: “sabíamos que la podía matar. Cada vez que salía a hacer la calle el final posible era éste. Cuántas amigas trans tenemos que son asesinadas de la misma forma. No sabemos si son ellos, pero si sabemos que la mataron por travesti, por eso es un travesticidio. No sabemos quién es, porque en definitiva la mató el sistema patriarcal. Siete años y cuantos más esperando justicia. Ella estaba muy vital y con ganas de vivir. Sólo no tenía plata, por eso salió esa noche”, detalló Facundo, descartando las hipótesis sobre posibles amenazas previas, y reafirmando la problemática de la comunidad trans, donde la esperanza de vida es de 36 años, según censos de organizaciones sociales, como Otrans.

Hoy declara una testigo de identidad reservada. Cabe destacar que el juez Ruiz tiene antecedentes de conductas xenófobas y homofóbicas hacia la comunidad trans: en el 2016 le incrementó y agravó la pena por venta de droga a Claudia, una chica trans migrante. Además, el juez aquella vez consideró un agravante que sea extranjera.

Para la ley, los travesticidios se consideran crímenes agravados por ser cometidos con odio de género, como se da en el juicio del travesticidio de la referente travesti Diana Sacayán, que en éstos días está llegando a su fin. Sin embargo, la causa está caratulada como “homicidio agravado”.

Para la Agrupación Amigas de La Moma, que nuclea a familiares y allegados de la víctima, el juicio “está muy lejos de pensar que a la Moma la mataron por travesti, porque así lo permite este sistema heteropatriarcal de mierda”. Además, la agrupación se mostró enojada con las condiciones en las cuáles se llegó al juicio, sin apoyos: “El juicio por el travesticidio de La Moma no empezó hoy, en todo caso hoy se enteraron ustedes. El juicio por el travesticidio de la Moma llega en las peores condiciones porque ninguna organización, ni entidad, ni institución, ni referentas, ni lideresas, ni nadie, intervino políticamente en la investigación; no hubo presión, discusión, nada. Solo ausencia. Nadie se sintió ofendidx, ni perjudicadx, ni danmificadx, ni devastadx por la muerte de La Moma como para presentarse como querellante”.

La autopsia da cuenta de que la muerte fue por afixia y descarta la hipótesis de suicidio, y se cree que fue más de una persona. Los jueces Ezequiel Medrano, María Martiarena y Juan José Ruiz prestaron especial atención a esa confusa circunstancia y realizaron una batería de preguntas a los testigos, pero nada pudo ser aclarado hasta el momento.


Difundimos comunicado:

Familia LGTTTBIPQ y allegadxs:

El juicio por el travesticidio de La Moma no empezó hoy, en todo caso hoy se enteraron ustedes. El juicio por el travesticidio de la Moma llega en las peores condiciones porque ninguna organización, ni entidad, ni institución, ni referentas, ni lideresas, ni nadie, intervino políticamente en la investigación; no hubo presión, discusión, nada. Solo ausencia. Nadie se sintió ofendidx, ni perjudicadx, ni danmificadx, ni devastadx por la muerte de La Moma como para presentarse como querellante.

Solo acusa la fiscalía porque ésta familia de mierda que tenemos hace la vista a un lado con nuestras pobrezas. El juicio llega en el más absoluto silencio, porque durante 7 años el silencio fue nuestro. Primero la muerte de una travesti no era un problema político sino parte de su vida marginal; no cabía pensar en ese momento la figura de femicidio y las compañeras feministas nos lo decían por la cara.

En ese momento nos sentíamos solas. Siempre fue una lucha agregar la consigna de justicia para La Moma en las movidas, siempre peleando por poner su nombre en los documentos y a la vez queriendo sacarla porque las listas son tan injustas como inexactas. Ni que hablar del pedido concreto de esclarecimiento y justicia, tanto en el ámbito judicial como en la calle misma. Y de a poco la consigna del pedido de justica se fue convirtiendo en el placebo para olvidar que además de decirlo, hay que pedirlo.

Siempre las familias callando la mancha por no salpicarse. El juicio de la moma no empezó hoy, en todo caso hoy se enteraron ustedes. El juicio por el travesticidio de La Moma empezó tristemente mientras en Capital está llegando a su fin el juicio por el travesticido de Diana Sacayán, una de las pocas personas que le puso el cuerpo a esta lucha desde el primer momento.

Nos convenció que había que sufrir, pero también politizar el dolor. Y cuánta falta hace una luchadora tan en carne viva como la Sacayán. Un juicio que va a hacer historia, porque Diana es vital para la historia travesti. Y además porque hubo una familia que no paró de luchar. El Juicio por el travesticidio de La Moma está caratulado como homicidio agravado y está muy lejos de pensar que a la moma la mataron por travesti, porque así lo permite este Cistema heteropatriarcal de mierda.

Siete años después, en el primer día del juicio por el travesticidio de La Moma, nuestra fue la ausencia. Hoy, tercer día del juicio, lo que vimos, como siempre, fue a algunas compañeras travestis; también algunxs amigxs y eso ya fue reconfortante.

La travestis y trans siguen siendo las hermanitas pobres de la familia, tan así que la muerte de La Moma provoca también el silencio de la pequeña burguesía trans naciente, que a su vez sigue siendo excluída de ésta gran familia burguesa en la que nos hemos convertido.

A pesar de todo, esta semana está siendo el Juicio por el travesticidio de Carolina La Moma.

¿Cuándo irán? El lunes, no. El lunes, ya fue. El miércoles, el miércoles tampoco. El jueves, el jueves te telefoneamos y arreglamos.

Justicia por La Moma

Fue un travesticidio

Jueves 07 de Junio – 8:30 hs

Tribunal Oral N° 58, entre 56 y 573 ° piso

Agrupación Amigas de La Moma



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba