03/06/2018

Contra Mestre y contra Fernández, las trolebuseras resisten

Erica Oliva es delegada de las trabajadoras de TAMSE y una de las caras visibles del paro de transportes del año pasado. De aquel tiempo a esta parte sufrió la persecución, la violencia y el despido. Ahora, y mientras resiste junto a sus compañeras en la carpa de la dignidad, la dirección nacional de la UTA busca su desafuero y el de los delegados combativos de Córdoba. Desde ANRed nos acercamos a la carpa y conversamos con ella. Por ANRed.


El edificio municipal de la ciudad de Córdoba es el Palacio 6 de Julio, una construcción de cemento y vidrio, emplazada frente a la Cañada. Alberga varios pisos de oficinas, una plaza con canteros y fuentes. Desde hace diez meses, una carpa de madera con lona verde se sumó a su mobiliario. Es la carpa de la dignidad, símbolo de resistencia de las transportistas cordobesas.

Hoy, en la fecha patria del 25 de mayo, luce concurrida. Sobre sus márgenes se amontonan grupos de choferes, trolebuseras y militantes que se acercaron al locrazo organizado por las despedidas. Hay chicos correteando por las escalinatas, animadores infantiles y empanadas que se pasean de mano en mano, y de boca en boca. Las trolebuseras despedidas solventan la pelea con actividades cómo esta. Con las empresas, el sindicato y el municipio en contra, ellas solas mantienen el acampe y la lucha por lograr su reincorporación.

Detrás de un mostrador improvisado se encuentra Erica Oliva, una de las referentes de la huelga que paralizó el transporte cordobés durante 9 días, rechazando el aumento paritario y la intervención nacional sobre la seccional cordobesa de la UTA. Conversamos con ella y le preguntamos en qué estado se encuentran los despidos. Erica responde:

E.O: Hace diez meses y medio que las chicas están acá reclamando después de quedar despedidas luego del paro del año pasado. Están acá reclamando que Mestre las atienda ya que nosotros somos TAMSE Trolebuses y pertenecemos al Estado. Y Mestre ha manifestado públicamente su negativa a que sean reincorporadas las compañeras; tal es así que ninguna ha sido reincorporada, sí han sido reincorporadas a otras empresas de AUCOR 30 compañeras, pero restan 38 compañeras. Así que están acá luchando dignamente, sin ponerse bajo el régimen de la UTA intervenida que tenemos nosotros, que les pide hacer una serie de cosas en dónde pierden su dignidad las mujeres.

 

¿Como sería eso de que pierden la dignidad?

E.O: Como pasó cuando nosotros el año pasado hicimos una marcha a TAMSE Trolebuses y había cerca de 40 compañeros de las empresas ERSA y AUCOR, ellos fueron mandados como patota de la UTA para que nos reprimieran a nosotros. No estaba la policía, estaban ellos reprimiéndonos. Tal es así que fuimos recibidas con golpes de puño. Golpes y patadas. Viviana quedó internada dos días después de eso. Mi compañero delegado Marin hacía dos días que había sido operado de la vesícula, fue ese día para no faltar, y lo agarraron a patadas en el piso. Yo también he recibido patadas y trompadas. Eso es lo que les hacen hacer la UTA. Eso es la UTA.

Además de ser cómplices en el despido, ahora les metieron delegados a dedo, ¿es verdad esto?

E.O: Colaboradores. La UTA ha nombrado colaboradores del mal, como les decimos nosotros: porque están en complicidad con la empresa y con esta UTA entregadora. Tal es así que el año pasado, el 15 de julio cuando las chicas hacen esta carpa, en la UTA nos estaban haciendo una asamblea ilegal para revocar nuestro mandato. ¿Cómo tu sindicato va a hacer un mecanismo en contra tuyo? Dónde vos estás defendiendo los derechos de tus compañeros. Bueno, acá en complicidad con las empresas, las dos asambleas para revocar los mandatos de los delegados de AUCOR y TAMSE se hicieron en la sede de la UTA. Y en complicidad, también, con el Ministerio de Trabajo, porque los veedores sabían muy bien que la gente que levantó la mano eran despedidos, obviamente bajo esta extorsión: de ir a levantar la mano para destituir a tus delegados por tu puesto de trabajo.

 

Fueron 183 despidos y un gran porcentaje fueron mujeres, ¿por qué pensás que se da esto?

E.O: Nosotras nos pusimos al frente de la lucha. Y no solo eso: nosotras desenmarañamos una mafia, dónde teníamos pruebas de que habían recibido 140 millones de pesos en subsidios que no habían sido declarados y que no habían sido invertidos en TAMSE Trolebuses. Y eso era lo que estábamos investigando, por eso tanto ensañamiento en despedirnos. Nosotros en Córdoba somos 3800 choferes, mujeres que manejan son 130. El 6 por ciento del total del transporte urbano de Córdoba somos las mujeres. Y del total de los despedidos, del 100 por ciento, el 40 fue de TAMSE Trolebuses. Nos echaron más de la mitad de las chicas, 68 compañeras de 130. Un ensañamiento terrible. Por el solo hecho de levantar la cabeza y tratar de defender los derechos de tu trabajo. Hacía años que no se veían delegados que realmente sean combativos y defiendan al trabajador: que no sean obsecuentes de la patronal y de la burocracia sindical de la UTA.

 

Hubo una postal imponente, las trolebuseras enfrentaron un desalojo: contanos cómo fue.

E.O: En uno de los días del conflicto de paro mandan a la guardia de infantería a desalojarnos. Cuando vimos que eran hombres, nos pusimos al frente de nuestros compañeros e hicimos un cordón humano en cada frente. De la pared de cada vereda hasta la otra éramos todas mujeres, con los uniformes verdes de TAMSE Trolebuses. Y atrás nuestros compañeros hombres. Como si hubiera sido una postal, a cada una de ellas las fusilaron: no hubo una de las que estuvieron ahi que se haya salvado. A todas les llegó el telegrama. Es impresionante la persecución por ser activistas mujeres.

 

Después de un año, con las empresas, sindicato y Gobierno en contra, siguen luchando…

E.O: Acá seguimos firmes. Tenemos la asamblea ilegal esa con la revocatoria de mandato, tengo un juicio de quita de tutela sindical, sin prestación laboral y sin goce de haberes. Y ahora el mes que viene, en junio, enfrentamos el comité de ética que nos hace en Buenos Aires la UTA Nacional. Comité de ética, qué no se qué ética tendrá la UTA para ellos evaluarnos a nosotros éticamente. Es todo para desafiliarnos y despedirnos, ¿Por que? Porque acá en Córdoba en noviembre se vienen las elecciones y hoy en día la intervención de UTA Córdoba no tiene legitimidad con nuestros compañeros que están trabajando. Nosotros tenemos el cien por cien del apoyo de nuestros compañeros que siguen en el ejercicio del trabajo. Por eso la UTA nos quiere eliminar de toda forma, porque saben que vamos a ganar si seguimos en carrera.

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba