31/05/2018

María Eugenia Vidal se pronunció en contra de la construcción de universidades públicas

En una disertación organizada por el Rotary Club de Buenos Aires, la gobernadora bonaerense cuestionó la construcción de universidades en provincia. “¿Es de equidad que la durante años hayamos poblado la provincia de Buenos Aires de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad?” sentenció la gobernadora, desconociendo que entre el 70 y 90 % del estudiantado de Universidades del Conurbano son primera generación universitaria. Por ANRed

 

“La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo”

Eduardo Galeano

 

Sus declaraciones en contra de la construcción de universidades públicas se dieron durante un almuerzo en el primer piso del Hotel Sheraton de Retiro, en un evento concurrido por empresarios. No es casual ese contexto de asistencialismo empresarial donde esas prácticas de “ayudar al pobre” se piensan siempre de manera vertical, a modo de “caridad”. Esa es la identidad del Rotary Club: empresarios “caritativos”.  Y el “pobre” como sujeto condenado a vivir de la caridad o de ser explotado por empresarios en trabajos de poca calificación.

En un contexto nacional de cierre de escuelas y de pérdida salarial del gremio docente estas declaraciones no presentan a la educación superior como un caso excepcional, sino un llamado a la resignación del sueño de ascenso social de los sectores más desfavorecidos. Mientras se fomenta y hasta financia a instituciones de educación privada, estas declaraciones no se presentan como un error, sino como parte de un paradigma. Las declaraciones de Vidal recuerdan a la famosa frase de Macri en 2015: “¿Qué es esto de Universidades por todos lados?”. En la disertación de la Gobernadora no faltaron críticas al gremio docente por “tomar licencia” como parte de la cruzada a la educación pública.

Siguiendo con la línea “asistencialista” se explayó sobre la incapacidad para garantizar el jardín de infantes público a todas las personas que lo necesitan y agregó que “la comida que le demos le va a definir sus capacidades por el resto de su vida, entre otras, de poder tener una carrera pública en la universidad”, no resulta casual la redacción de la frase y que diga “comida que le demos”. El enfoque no difiere mucho del médico conservador Abel Albino, en cuyas declaraciones estigmatiza a un sector de la población, naturalizando la condición de “pobreza” y sentenciando su imposibilidad a acceder a la educación superior.

Por otra parte, el discurso de la Gobernadora tiende a instalar la idea de que para poder garantizar la construcción de jardines de infantes públicos (que la gestión de Cambiemos se comprometió a realizar y todavía no lo hizo), hay que reducir el gasto en la construcción de  Universidades Públicas porque no habría población en situación de pobreza que acceda a ellas. Entre 2003 y 2015 se crearon 17 instituciones universitarias, nueve de las cuales fueron construídas en la Provincia de Buenos Aires.

Las declaraciones no tienen asidero concreto ya que los propios datos del sistema universitario del conurbano arrojan que se ha ampliado el acceso social a las universidades de la Provincia  ya que la cantidad de estudiantes que son primera generación de universitarios en su familia supera el 70 % del estudiantado. Por ejemplo, como señala Inés Fornassero en una informe en Página 12, en la Universidad Nacional de la Matanza el 94.2 % de las y los estudiantes tiene padres sin estudios universitarios finalizados, mientras que en la Universidad de Moreno a 2016 la cifra alcanzó un 91 %, y en Tres de Febrero, el 74 % del estudiantado es primera generación universitaria. Así es como queda en evidencia el desprestigio que quiere infundar la Gobernadora para justificar una política que reduce año a año el presupuesto en Educación y precariza a sus profesoras y profesoras.

Paradójicamente, este episodio se da en el marco del centenario de la Reforma Universitaria de 1918, que tuvo como paradigma la gratuidad de la enseñanza universitaria además de la participación estudiantil en la gestión universitaria, entre otras conquistas.

Su frase también margina a quienes “nacieron en la pobreza” a un lugar relegado, como si no tuvieran voz en asuntos vinculados a la educación. Recientemente Martín Becerra, exponente de la univesidad pública argentina que más se ha ocupado de estudiar las industrias culturales y los medios de comunicaicón en Argentina, ha dicho que a pesar de tener críticas al sistema universitario cree que “la universidad forma especialistas que directa o indirectamente participan del debate público”. A la luz de esta opinión, pareciera que que la participación en el debate público de los sectores desfavorecidos es algo negativo y que le preocupa a Vidal.

No faltó el momento de defender al gobierno en su política de tarifazos y atacar a la oposición al declarar que “la ley de tarifas no va a mejorar la situación de los argentinos”. Al decir “los argentinos” probablemente también se refiera a “las argentinas”, aunque muchas mujeres víctimas de violencia de género no se vean beneficiadas por las políticas de recorte presupuestario a los centros de asistencia, ni las trabajadoras precarizadas de la línea 144 que sufren doblemente la violencia: por un lado la ejercida hacia las víctimas que llaman, y por el otro la ejercida al sufrir la precarización laboral y los despidos por parte del gobierno provincial.



3 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
  1. Gustavo · 2018-06-03 10:12:11
    No entiendo el porque no ponen el discurso completo, el vídeo esta editado y se muestra el párrafo que confunde a la gente, yo interpretó bien lo que dijo y esta en lo correcto.
  2. ariel · 2018-06-01 09:49:30
    Hay, inclusive, un error conceptual en la "solución" propuesta: "como los pobres no llegan a la universidad, no construyamos más universidades". Sería como decir "si el diario me muestra malas noticias, la solución es tirar a la basura el diario". O, en palabras de Les Luthiers: "El otro día, caminando por la calle, vi a la gente odiar y pelear. Lo mejor es no salir a caminar"
  3. Nadia Gutiérrez · 2018-05-31 10:26:35
    Vergüenza ajena !!! Si a la educación pública !!! Si a las universidades públicas !!! Lamentable la barbarie está !


Ir arriba