20/05/2018

Juntos, pero hasta ahí nomás

El Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta decidió ayer instalar rejas en la Plaza de Mayo. Ahora, la histórica plaza que es escenario político de miles de movilizaciones a lo largo de la historia argentina, se encuentra dividida por la mitad. Lo que eran vallas policiales o chapones por reformas, ahora son rejas fijas. El gobierno que hizo de las palabras “Juntos” y “Diálogo” lemas para sus spots publicitarios puso un límite físico a la población en el espacio público. ¿Qué significan esas rejas?. Por ANRed.


Luego del estallido social del 19 y 20 de diciembre de 2001, la relación del pueblo con los gobiernos y las instituciones no fue la misma. Algo de la poca confianza que quedaba en los gobiernos electos se quebró y mutó en una débil legitimidad popular crónica. Una y otra vez se agita en el inconsciente colectivo el “fantasma” del 19 y 20, y del presidente que se va en helicóptero mientras el país se incendia. Lo que siempre fueron cercos policiales – incluso durante la última dictadura militar -, luego del 2001 se convirtieron en rejas que rodean y protejen instituciones.

Algunos ejemplos emblemáticos. En julio de 2005 el entonces jefe de gobierno porteño Aníbal Ibarra dispuso, en el marco de la reforma integral del parque Colón, una reja perimetral que rodea hasta el día de hoy la Casa Rosada. También instaló más garitas de seguridad y clausuró una boca de subte. Habían pasado sólo 6 meses de la Masacre de Crómañón, donde fallecieron 194 personas, y que terminó con su juicio político y destitución por “mal desempeño” y su responsabilidad política en el hecho.

En junio de 2009, el entonces gobierno porteño de Mauricio Macri decidió suplantar el cerco policial habitual que rodeaba al Congreso Nacional por rejas artísticas de 2,70 metros de altura. Desde sus inicios, la gestión de Macri en la Ciudad de Buenos Aires se caracterizó por disponer rejas que rodean plazas y rejas que cubren instituciones.

Ayer por la tarde se viralizaron en las redes sociales imágenes en las que se pueden apreciar las rejas fijas que el Jefe de Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta ordenó instalar en la Plaza de Mayo. Lo que eran chapones por reformas o cercos policiales, hoy son rejas fijas a la altura de la pirámide de Mayo, con carteles de la ciudad con el slógan “Avanzando”.

Nunca mejor dicho: el enrejado del 2005 que aisla la Casa Rosada, ahora avanza quitando la mitad de una plaza que fue y es escenario de las rondas de las Madres de Plaza de Mayo, movilizaciones, actos y protestas. Este límite físico a la circulación es un obstáculo que generará algunos problemas a las manifestaciones, es verdad, pero no un fin: continuarán siendo paisaje cotidiano del epicentro político del país.

¿Qué significan esas rejas?

A nivel simbólico, las frías rejas también disparan algunos interrogantes.

Uno de los lemas de los spot de Cambiemos es la palabra “Juntos”. ¿”Juntos” hasta dónde? ¿”Juntos”, hasta que nos enojemos con las políticas del Gobierno? Las rejas parecen poner un límite.

“Diálogo” es otro de los lemas publicitarios macristas. ¿Qué diálogo es posible con una reja de por medio? La reja que divide y separa parece violentar la posibilidad del “diálogo”, y deja dudas sobre el real interés que tienen los gobiernos de Larreta y Macri sobre el tema.

Las rejas, al marcar un límite, muestran también una clara debilidad gubernamental, en un contexto de fuerte crisis económica, tarifazos, bajos sueldos, ajuste y despidos que generan mal humor en la sociedad. ¿Qué dice del Palacio y qué de la calle que haya rejas?

Yendo un poco más lejos, las rejas nos llevan a preguntarnos: ¿Nuestros representantes nos representan? ¿La democracia es sólo votar?

Si los políticos y partidos prometen algo (no vamos a devaluar, no vamos a aumentar las tarifas, no vamos a bajarle las jubilaciones a los jubilados, no van a haber despidos masivos) y después hacen lo contrario, ¿lo único que queda es esperar a la próxima votación?

Los interrogantes quedan flotando. La contundencia en la historia argentina demuestra que la política se define, en buena medida, en la calle, poniendo en cuestión a cada momento de qué lado de la valla está el poder.

Imágenes: @Espantarrejas / FB: Espantarejas



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba