17/05/2018

“¿Cuántas más mujeres violadas necesita el fiscal para meter un abusador preso?”

Desde ayer circula un video donde una familiar directa de Alexis Zárate testifica con identidad reservada que ella junto a toda su familia encubrió al jugador de fútbol en el abuso con acceso carnal que cometió contra Giulana Peralta, ya que desde ese momento se encargaron de crear una versión falsa sobre lo que ocurrió en 2014 en el departamento ubicado en Wilde de cara al proceso judicial que se abrió a partir de la denuncia de la víctima. Su testimonio público se torna clave ya que relata la confesión que le realiza Alexis del delito de violación cometido en presencia y complicidad junto a sus compañeros del “rojo”: Nicolás Pérez, dueño del departamento y Martín Benítez, pareja de la víctima en ese entonces. La testigo clave además pidió perdón a Giuliana y a su familia por estos años de silencio y cuestionó al fiscal del caso: “¿Qué más necesita, cuántas más mujeres violadas necesita para meter un abusador preso?”, se preguntó, haciendo referencia a que Alexis Zárate aún está en libertad y permanece sin custodia pese a que el pasado jueves 3 de mayo la Sala N°5 del Tribunal de Casación de la Provincia de Buenos Aires a cargo de los jueces Mancini y Ordoqui confirmó la sentencia de Zárate a seis años y seis meses de prisión por violar a la joven de 19 años en 2014. Por ANRed.


“Soy familiar directa de Alexis Joel Zárete Maldonado a quien ustedes conocen como Alexis Zárate, doblemente acusado de abuso sexual. Quiero contarles mi verdad, porque soy mujer, porque tengo una hija mujer y porque no soporto más la mentira“, comenzó diciendo la mujer con identidad reservada en el video publicado en Youtube el martes 16 de mayo, donde relata en primera persona todos los movimientos de la familia del jugador de fútbol para encubrirlo, luego de tomar conocimiento del abuso sexual que cometió sobre Giuliana Peralta en 2014.

La testigo dijo que “el mismo domingo que pasaron los hechos me enteré por una persona que me dijo: ‘mirá, Alexis se mandó una cagada, abusó de una minita y estamos esperando que sea mayor de edad porque sino estamos hasta las bolas’, y que su papá estaba viajando a Buenos Aires para poder “solucionar el tema” lo más rápido posible”. Al pasar el tiempo, la mujer narró que ellos estuvieron incomunicados con Alexis, y cuando el padre volvió a la casa familiar “estaban armando la estrategia de qué iban a decir y qué es lo que teníamos que decir todos. Que él entra a la pieza a buscar un cargador, que la minita lo llamó con el dedo, que lo invitó a la cama, algo así, y que en el boliche también se le había tirado”. La mujer relata que sus familiares directos “estaban rogando que todos declaráramos a favor de Alexis para terminar con eso rápido, lo cual no pasó con Benítez: él dijo lo que su abogado dijo que dijera, y claramente se ganó en este mundo machista la palabra de traicionero, pero es preferible que te digan traidor a que te digan cómplice ante un hecho tan aberrante como el abuso”.

Los mensajes de whatsapp salieron a la luz en el juicio realizado en Septiembre de 2017 en Lomas de Zamora, donde se puede observar la complicidad inmediata de Nicolás Pérez y Martín Benítez ante el hecho de violación que había sufrido Giuliana Peralta, quienes en ese entonces eran compañeros en Independiente de Alexis Zárate. Por parte del Club Independiente no hubo pronunciamientos, solo silencio.

El testimonio de la mujer se vuelve clave porque cuenta su encuentro con Alexis Zárate en el ámbito familiar y en un contexto de confianza donde le cuenta detalladamente cómo realizó el delito sexual. Durante el juicio realizado en 2017 y hasta el día de hoy el acusado no se hizo cargo del abuso cometido, y alega el consentimiento de su víctima. “Cuando alexis volvió a su pueblo natal, quedamos los dos solos y ahí le pude preguntar: por favor contame qué pasó esa noche, mirándome a los ojos, porque él sabía que no me podía mentir a mí, y él me dijo que él entró a la pieza y estaban los dos durmiendo (Giuliana Peralta y Martín Benítez), y que se la culeó. Así, esas fueron las palabras: ‘me la culié y cuando terminé la mina empezó a gritar qué hiciste, la loca, la mina’, porque no sabía el nombre hasta la denuncia, y él estaba shockeado. Él me estaba diciendo que realmente abusó de Giuliana; no es ni la minita, ni la putita, ni la botinera, es Giuliana, la víctima”.

Luego de la violación sufrida en el Departamento de Wilde, la joven estaba en estado de shock y pese a la insistencia de Alexis y Nicolás para que no declarara logró llegar manejando a su hogar, en el que vivía con su madre y dos hermanos. A partir de allí sufrió el calvario que significa para las mujeres víctimas de violencia de género realizar la denuncia. Giuliana fue a la comisaría de Wilde y la comisaría de la mujer de Avellaneda, mientras le llegaban los mensajes de Benítez y Pérez para que no hable y no se presente a la Justicia. A pesar de que la víctima realizó la denuncia por abuso sexual a la brevedad, la justicia demoró tres años hasta iniciar el juicio que finalmente se desarrolló en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora, a cargo del Dr. Nicolás Plo.

Los medios de comunicación social deportivos guardaron un silencio cómplice hasta el día de la sentencia donde se conoció que el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Lomas de Zamora había encontrado culpable al jugador y le otorgaba la pena mínima para este tipo de delitos, mientras que la defensa de la víctima había pedido una pena de 12 años de cárcel con inmediata detención. La única que padeció la revictimización permanente fue Giuliana. La citaban (para las pericias) en el mismo lugar y a la misma hora que a Zárate. Ella iba llorando por miedo a encontrárselo. Hay que tener en cuenta que esto ocurrió en 2014, cuando había menos conciencia de género” declaró en su momento la abogada Raquel Hermida Leyenda, defensora de Peralta, quien también dejó ver que hubo “protección judicial” hacia el acusado por ser un futbolista de Independiente.

Conmocionada, la familiar cercana a Alexis Zárate dijo en el video que “pasó mucho tiempo y yo estoy muy arrepentida de haber hablado tarde. Es muy difícil poder decir esto. Solamente los que me conocen saben cuánto estoy pasando por esto, y al fiscal le quiero hacer una pregunta: “¿Qué más necesita, cuántas más mujeres violadas necesita para meter un abusador preso? Si violan a mi hija cualquier tipo puede estar libre, se puede ir del país o le ponen una restricción y así nada más. Así que lo único que voy a pedir es justicia por Giuliana. Perdón Giuliana perdón a tu familia. No me va a alcanzar la vida por pedirte perdón por haber defendido a alguien que no tendría que haber defendido, y espero que todos los abusadores vayan presos, los abusadores tiene que ir presos. La verdad no ofende, la verdad defiende, y callarse hace muy mal“.

Al momento del juicio realizado en 2017, el fiscal de la causa, el Dr. Guillermo Castro estaba convencido de que había existido abuso sexual por parte de Alexis Zárate pero su teoría confrontaba con la consideración del juez Dr. Luis Carzoglio quien creía que existió una relación sexual consentida por lo que no existía abuso ni delito. A lo largo del juicio, el juez sostenía que no había suficientes pruebas para detener al jugador, y además criticaba al fiscal.

El juez Carzoglio tenía a uno de sus hijos en Independiente como vocal y aún así estaba a cargo de la causa contra un jugador del club y las complicidades de los demás jugadores y autoridades del club. El proceso judicial contó con la movilización a las puertas de Tribunales de organizaciones feministas que apoyaban a Giuliana bajo la consigna de “terminar con la protección judicial a los abusadores sexuales”.

Los integrantes de la Cámara de Casación Penal de la Provincia, compuesta por los jueces Mancini y Ordocki firmaron la condena sobre Zárate, confirmando el fallo del Tribunal Oral de Lomas de Zamora. Alexis Zárate permanece en Argentina ya que tuvo que fijar domicilio en el país y ya no podrá viajar a jugar al fútbol en Letonia como lo hizo durante todo este tiempo. El Tribunal todavía no ordenó la detención para que empiece a cumplir la pena de 6 años y 6 meses de prisión, como debería suceder.

Mas allá del cumplimieto o no de la pena pertinente en este caso, resulta necesario recordar las diversas denuncias de violencia de género en el entorno del fútbol para señalar que este no es un hecho aislado. Desde las denuncias a jugadores como Ricardo Centurión, recientemente incluído en la lista de 35 jugadores preseleccionados para el mundial, o el actual arquero de Boca Junios Agustin Rossi, las denuncias de abuso de menores en Independiente y River, o simplemente los micromachismos ejercidos desde la programación deportiva como la reciente y polémica publicidad de TyC Sports, denunciada por homofóbica, que también trajo problemas con la Embajada de Rusia.

No son hechos aislados, como tampoco debe pensarse como “rareza” el reciente papelón ocurrido en la AFA al conocerse el contenido de unos manuales repartidos en un curso de “idioma y cultura rusa”, donde se caracteriza a las mujeres en de ese pais con un contenido machista y una escritura llamativamente vulgar y limitada.

Leer Más:

Comercial de TyC Sports repudiado por homofóbico

 

Siguen las repercusiones por el comercial de TyC Sports repudiado por homofóbico

Crisis en la AFA: paro en la selección de fútbol femenino

Violencia oculta: El machismo en los medios hegemónicos (II)



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba