15/05/2018

LEBAC: lo que se llevan los especuladores y lo que se podría haber hecho

Hoy vencieron 617 mil millones de pesos en LEBACS y muchos inversores fueron al dólar pero otros volvieron a subirse a la “bicicleta financiera” para seguir usufructuando el exorbitante interés que pasa el 45%, ofrecido por el Gobierno para contener la divisa extranjera. Un informe de la Universidad de Avellaneda revela que el Estado paga casi 20 millones por hora en intereses por los bonos Lebacs. Quiénes ganan con los intereses de los Lebacs y qué podría hacerse con la suma que se ha llevado la especulación. Por ANRed.

Desde hace días se observa una crisis en el tipo de cambio. Corridas bancarias y escalada del dólar y, a la par, las respuestas del Gobierno: incrementar las tasas de interés, hacer atractivas las ganancias fáciles de las Lebacs y dilapidar las reservas del BCRA en 9 mil millones de dolares en apenas unos días para contener un dólar que superó los 25 pesos. El anuncio del acuerdo con el FMI selló el futuro del “hacia dónde irá el Gobierno”. Los efectos se han empezado a sentir en el aumento del costo de vida y en una depreciación del salario. El propio ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una conferencia de prensa aseguró que “la Argentina tendrá más inflación y menos crecimiento”.

Pero las cifras marean y la abstracción económica se aleja del cotidiano. El trabajador que vive de su salario o el pequeño comerciante que mantiene un exiguo ahorro y que trata de resguardarlo en el dólar no afecta los movimientos financieros que fugan miles de millones del país. La adquisición de dólares para el pequeño ahorro no llega al 5%.

En estas maniobras de capitales hubo ganadores. En cuestión de días se enriquecieron bancos, empresarios, especuladores locales y extranjeros. Un ejemplo fue la jugada de la JP Morgan, que comparte edificio con la offshore del ministro Luis Caputo, y que en cuestión de días adquirió unos 1400 millones de dólares a 20 pesos sabiendo de la inminente devaluación.

Al comienzo de su mandato, luego de liberar el cepo cambiario y habilitar la especulación con la moneda norteamericana, el Gobierno utilizó los bonos Lebacs como instrumento para contener la inflación y evitar la afluencia al dólar. Al mismo tiempo, fomentó la especulación (bicicleta financiera) mediante los intereses de estos bonos que fueron creciendo y boicoteando cualquier incentivo para producir; es más rentable enriquecerse de los intereses que arriesgarse a producir.

Un estudio de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) revela que en los últimos dos años y medio se pagó a estos especuladores una cifra imponente. Estos intereses llegarían al 3% del PBI . Entonces se estaría pagando un promedio de $5.550 por segundo en concepto de Lebacs o casi 20 millones de pesos por hora.

 

El informe presenta una infografía que muestra el equivalente de los intereses de Lebacs en hospitales, escuelas, centrales atómicas, asignaciones por hijo, etc. La política de liberación del tipo cambiario y de movimiento de capitales ha conducido a la pérdida de esta riqueza.

El documento dice que “el mecanismo de creación elevada de Letras con rendimientos que han estado entre los más altos de la región y del mundo por parte del BCRA ha sido el mecanismo a través del cual se ha mantenido el precio del dólar relativamente estable, por lo menos hasta los últimos meses en el cual la fragilidad del sistema ha generado una corrida contra el dólar que ha implicado una elevada tasa de devaluación. De esta forma, como consecuencia de dicha política monetaria, el stock de Lebacs ha crecido exorbitantemente. De hecho, el saldo en Letras y Notas del BCRA ha crecido un 334% desde diciembre de 2015”. El estudio concluye que “el peso de esta deuda son los intereses que se pagan por la misma. Mientras que en 2016 representaron 1,4 puntos del PBI, en 2016 treparon al 2,1%. Por la circunstancial reducción de tasas de 2016 se redujeron a 1,6% del PBI, pero en 2018 las estimaciones indican que el peso de los intereses por Lebacs sobre el PBI trepará al 3%”.

 

Link al informe completo elaborado por la Universidad Nacional de Avellaneda:

http://undav.edu.ar/general/recursos/adjuntos/20686.pdf



0 comentarios

1000/1000
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba