28/02/2018

Latinoamérica en dos lenguas: la poesía libertaria como puente entre la belleza y el ejercicio de la escucha


Poeta, actriz, modelo vivo y educadora infantil brasilera, Susana Savedra presenta su libro de poesía “Desnuda” este jueves 1 de marzo a las 21 en la segunda edición de “Palabras por la Liberación”, en villa Crespo, Buenos Aires. Editado de forma bilingüe, en portugués y en español, su libro testimonia una voz poética que se asume libertaria, profundamente latinoamericana y que pone en cuestión los lugares comunes del romanticismo tradicional. En esta entrevista de café con ANRed, Susy da cuenta del sentido de sus búsquedas expresivas y la relación entre el arte y la política en tiempo presente. Por Hernán Bayón, para ANRed .


H.B: ¿Cómo llegaste a la poesía o mejor dicho como entraste en la poesía?

La verdad es que fue cuando comprendí que la poesía era todo, no solamente poemas. Pero hablando de la cuestión literaria, y de la poesía escrita, fue más o menos cuando tenía 11 o 12 años, cuando escribía mucho pero de forma libre, sin pensar en conceptos ni en la academia; en ese momento recitaba mucho. Por eso para mí es muy difícil separar la poesía escrita de su forma oral. Más aun si pensamos que todo empezó de forma oral, la literatura africana, el teatro griego, fue después que empezamos a escribir. Entonces para mí la performance está muy buena, y es muy importante la poesía dicha, incluso para convocar a la gente. Así comencé, el hecho de recitar me llevo al teatro y después el teatro me devolvió a la poesía. Y hoy puedo decir que soy poeta.

H.B: ¿Y tan cercana a la oralidad cómo encaraste la edición de un libro de poesía?

Eso llevo tiempo porque son etapas. Como te contaba yo primero recitaba y recitaba y hasta que llegue al teatro; hice bastante teatro y después me di cuenta que me faltaba exponer, trasponer, lo que sentí en palabras, no solamente en personajes. Fue entonces que volví a desarrollar mi escritura y volví a organizar muchos poemas que tenía guardados, y tuve una fase muy productiva revisando lo que había escrito y escribiendo otros poemas durante cuatro años. Desde entonces sigo escribiendo pero teniendo en cuenta más lo que quiero mostrar en un momento especifico. Este libro fue bastante pensado, quería escribir algunos poemas con conceptos, no solamente escribir por escribir y después publicar un libro, no. Pensé en el concepto del desnudamiento, porque el libro es autobiográfico. El tema de los pétalos tiene un sentido porque cada pétalo es una hoja que se cae de la flor; entonces fue como si fuera una performance, una obra de teatro pero en forma de libro.

H.B: ¿Y por qué decidiste realizar la traducción al español de tu libro? ¿Qué te llevo a presentarlo acá en Buenos Aires, en Argentina?

  Porque yo creo en el concepto de lo latinoamericano. Pienso que los brasileros tienen que aprender portugués, los hispano hablantes tienen que aprender español. Esto ya lo dijo Mujica. Para mí estamos pasando por una nueva colonización, para mí es un nuevo plan Condor, y pienso que nosotros deberíamos estar más unidos. Nosotros los brasileros estamos apartados por la cuestión del idioma, y es muy parecido al español pero al mismo tiempo es muy distinto. Este libro aunque tiene una función literaria tiene también una función didáctica de leerlo en portugués y compararlo con el español. O leerlo en español y compararlo con el poema en portugués. Eso para mí es político. Si una persona habla portugués- español aunque no sea latinoamericano eso para mí ya es una acción política. Y si es latinoamericano más aún. Los dos idiomas forman parte de mi formación. En verdad editar un libro ya es un acto político.

H.B: En tu poesía se ve claramente la influencia simbolista, el romanticismo y hasta el realismo de Bukowski. ¿Cómo estas influencias tan dispares se fueron amalgamando a tu poesía?

Yo siempre camine mucho por lugares underground, aunque estoy por lugares provincianos también. Me gustan todas las formas de arte, todas las manifestaciones artísticas más allá que me identifico con algunas que son más libertarias. Aunque hoy el simbolismo, el romanticismo negro, que no es lo mismo que el romanticismo, no sean movimientos underground en otras épocas fueron contraculturales, lo mismo que el movimiento hippe y otros tipos de discursos que hoy utilizamos como herencia. Volviendo al libro creo que está muy conectado con las artes plásticas también. Me gusta la idea de la poesía plástica, que uno describa imágenes, lo que siente, o la forma como ve el mundo, y de ahí pueda llegar a Rimbaud, Baudelaire, e incluso a los que rompieron con las formas clásicas de la poesía como los beatniks, como Bukowski que hacia prosas pero muy poéticas, o incluso Alejandra Pizarnik , aunque ya es de otra época. Mis grandes influencias vinieron del simbolismo a partir de poetas como Augusto dos Anjos que hablaba de enfermedades, de la soledad, de tragedias; y especialmente del romanticismo negro que es un tipo de poesía que mucha gente no imagina en Brasil, pero que existió y que es muy triste, muy decadente como Alvares de Azevedo que habla de hombres que se mueren por amor, pero que no mueren por amor en su casa, tranquilos, sino que mueren tomando birra y suicidándose. Es otro tipo de discurso adentro del romanticismo. Todo esto me gusta mucho y sin duda me influyo.

H.B: ¿Y cual fue y es tu trabajo con la poesía en Brasil? ¿Vas a recitar continuamente, podes explicarnos a los argentinos que son los Saraus?

Los Saraus son bastantes parecidos a las varietés de acá, a las de España, Francia. La única diferencia que encuentro es que en los Saraus hay siempre música en vivo. Pero son bastante parecidos, uno llega recita y hay gente que toca, está el micrófono abierto para recitar y hay gente invitada y otra gente que no pero llega para escuchar y compartir. Yo tengo mi militancia poética allá, estoy en las movidas de muchos lugares. Visito a los poetas de zona sur, del centro, del norte, y es interesante porque hay gente de todos los pensamientos ideológicos posibles, entonces la movida es medio anarquista pero sin decir que es anarquista. Es una movida bastante libre. También estoy en varietés que hay en Copacabana, que se organizan en la playa, adentro de un cine, en lugares muy conocidos una vez al mes que permiten el paso a los poetas.

H.B: ¿Cómo te llevas con la poesía slam, esta poesía que tiene vinculaciones con el rap, la improvisación y es más oral y en donde en algunas varietés hasta se realizan competencias o duelos entre poetas?

Es una manifestación poética pero no me identifico mucho con ella. Quizás porque yo vengo del teatro y tengo, sí, este carácter de la improvisación, pero busco otro tipo de performance. Hay en Rio un movimiento muy interesante que se llama “Slam das Minas” y que son solamente chicas hablando de sus cuestiones personales y de lo que se desarrolla adentro de los movimientos y del feminismo en discusiones que diez años atrás no se daban. Entonces hay algo bastante político que me parece que es distinto del slam de acá. Con el slam de Rio yo me identifico más con la temática no con la forma.

H.B: Y a nivel general como ves el panorama de la poesía argentina y de Brasil

Puedo hablar más de Rio. La verdad es que intentaron nombrar a Rio como la capital mundial de la poesía, y me parece que para algunos poetas es verdad. Hay movidas poéticas todos los días, hay varietés para todos: adentro de las movidas de la favelas, de las comunidades, como también en lugares de más plata, como también la playa, los teatros. Por eso, como decía antes, me parecen importantes todas las formas de manifestación artísticas de todos los lugares. Porque al final me doy cuenta de que por lo menos en Rio, aunque la gente tenga opiniones distintas en relación a la política de lo que está pasando (aunque me parece increíble que haya gente que no sepa que estamos sufriendo un golpe) la poesía al final une a todos. No es la alienación sino que es la verdadera poesía, un lugar donde la gente realmente está ahí para compartir e intercambiar lo que realmente importa. Acá en Buenos Aires me parece increíble también la cantidad de movidas interesantes que hay pero la gran diferencia que vi acá es que la escena poética está más marcada políticamente. Allá la gente se expone políticamente pero hay gente de distintos movimientos en el mismo lugar, no hay este tipo de separación que hay acá. No sé si está bien o está mal, porque acá eso siempre fue así. En Brasil hay muchas entrelineas adentro de la política, hay muchos huecos, y en la poesía específicamente encuentro que existe mucha libertad. Hay anarquistas, socialistas, comunistas, no hay gente de derecha pero hay gente que se identifica más con la centro derecha que es distinta de lo que significa la derecha acá. La diferencia es la demarcación del terreno ideológico. En todo caso si hay una demarcación ideológica en Brasil es más espontanea, y se da cuando los lugares de repente empiezan a tener una temática más estable en relación al racismo u otras movidas políticas, aunque después cambien de nuevo también.

H.B: ¿Y cuál es para vos hoy en día, en este momento histórico, la función de la poesía?

Retratar la belleza de la vida, y cuando hablo de belleza no me refiero solo a la belleza formal, sino también a la belleza de estar tomando café, de la libertad de uno poder decir lo que quiere, de ir mas allá de los prejuicios, de salir de lo superficial, porque vivimos en una época muy superficial, donde hay dificultad para interpretar porque todo es muy rápido y no te sobra tiempo para nada. Entonces conseguir atraer a la gente a leer poesía o escuchar un poema a mí me parece algo fundamental para ejercitar la escucha. Ejercitar la escucha es hoy un acto revolucionario.

H.B: Para terminar ¿Cómo ves la situación política de Brasil?

Una cagada, una mierda. Sin perfume. Hoy todo el mundo sabe que hay una intervención militar en Rio, algo increíble, una intervención militar con fecha de terminación. Quizás la función de la poesía es sacar la ingenuidad de la gente también. Falta en la gente interpretación política, interpretación poética y también una interpretación personal de los hechos con todo lo que está pasando. La verdad que Brasil hoy es un caos donde se crean excusas para intervenir militarmente, para sacar leyes absurdas como la ley que saca el español de las escuelas públicas (que tiene que ver con mi preocupación con la cuestión latinoamericana), para sacar la reforma laboral. Algo que no se sabe es que los brasileros que luchan políticamente allá se pusieron muy mal, muy tristes, cuando acá decían no somos Brasil, en relación al intento de tratar la reforma laboral. Allá la gente está muy deprimida y hay mucha represión y manifestaciones en las calles, aunque no se difunde esto. Hay una polarización muy grande entre los candidatos de izquierda y derecha. Y en relación a los juicios la justicia está muy politizad y funciona para que algunos logren obtener ventajas. Está claro que hay una persecución política a algunas personas y otras no. Es un momento muy complicado para la izquierda e incluso yo creo que la izquierda tiene que reinventarse. Las antiguas estrategias de la izquierda están muertas en relación a la postmodernidad. La izquierda aún se maneja con códigos que los jóvenes de hoy no comprenden. Hoy el facismo llega más rápido a los jóvenes porque tiene todos los aparatos ideológicos. Sería necesario que la gente leyera literatura política para no confundirse cuando el facismo llega con su discurso y la mayoría lo toma como una solución. El facismo puede verse como una solución en el corto plazo, pero luego de un año vas a perder tu libertad, vas a perder tus derechos.

H.B: Para cerrar este encuentro ¿Cómo sigue tu trabajo poético, sigue la promoción del libro, se viene otro libro de poemas en poco tiempo?

Mi trabajo poético sigue en primer lugar viviendo. Cuando dije que la poesía me llevo al teatro quise decir que uno cuando es actor solo se siente normal arriba del escenario y afuera no le encuentra sentido a las cosas. Y yo ese sentido lo encontré viviendo en la poesía. Esto que estoy haciendo ahora es poesía, está más allá de la poesía escrita. El poema es concreto, puede contener poesía o no, pero la poesía es más genérica. La vida puede o no ser poética. Hoy estoy en la difusión del libro, lo voy a dejar en librerías, en Brasil tengo dos lanzamiento ya arreglados, uno en una librería afuera de Rio, en la costa de la ciudad, y otra en una librería de Rio. Mi prioridad para este año es seguir con la difusión y tengo un libro próximo pero eso ya es una sorpresa. Ahora yo estoy en mi fase desnuda, cuando termino de desnudarme ahí tengo que vestirme de nuevo y ver lo que sale. Pero ahora estoy en esto y tengo que ir hasta el fondo, vivir todo y llegar a los lugares que quiero llegar: desde los lugares conservadores hasta los lugares provinciales, las partes más ricas y las partes más pobres porque mi poesía es libertaria. Es para todos, es simbólica, habla del placer, pero habla del dolor también, que de alguna forma son parecidos. Habla del extrañamiento que tengo de un lugar en el que no viví, habla del cuerpo, discute el cuerpo de la mujer, mi forma de ver el mundo, por eso es autobiográfico, por eso la desnudez, pero tengo que ir hasta el fondo con esto para seguir con un próximo libro.

Para saber dónde conseguir sus libros: curta POESIA vida LONGA



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba