01/03/2018

Promesas sobre el bidet


En el marco de un imponente operativo de seguridad con 2 mil efectivos de la Policía Federal y un fuerte vallado, el presidente argentino Mauricio Macri inauguró el 136° período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional. Aseguró que “lo peor ya pasó”, que “ahora vienen los años en que vamos a crecer” y que “se van a multiplicar las inversiones”. Además prometió: “vamos a dejar de endeudarnos”, y que el gobierno tiene “metas para bajar la inflación”. También atacó a los gremios docentes: “no podemos acordarnos de la educación sólo en los momentos de las paritarias”. Y se refirió al tratamiento de la legalización del aborto: “estoy a favor de la vida, pero también estoy a favor de los debates maduros y responsables que como argentinos tenemos que darnos”. Por ANRed.


El discurso de Macri comenzó su tercer apertura de las sesiones ordinarias del Congreso a las 11 y fue transmitido por la Cadena Nacional. Los trabajadores de la TV Pública habían denunciado que sería una apertura de sesiones con menos periodistas y recursos técnicos producto del vaciamiento que viene llevando las autoridades en el sistema de medios públicos.


El grueso del discurso se enfocó en remarcar la visión del gobierno sobre la situación nacional y dar pistas de lo que debe esperarse durante de un 2018 al que el Gobierno esperaba llegar con mejores indicadores macroeconómicos.

“Lo peor ya pasó, ahora vienen los años en que vamos a crecer”


Comenzó su discurso rindiendo un “homenaje a los 44 tripulantes del ARA San Juan”. Luego aseguró que “lo peor ya pasó, ahora vienen los años en que vamos a crecer”, que “vamos a dejar de endeudarnos” y que el gobierno tiene “metas para bajar la inflación”. “Venimos a asegurarnos que ningún argentino pase hambre”, agregó.

También apuntó a la baja del gasto fiscal: “No podemos gastar más de lo que tenemos. Después de décadas de desorden llegó la época de ser serios con la plata de la gente”, aseguró el presidente de un gobierno que salió a respaldar al ministro de Finanzas Luis Caputo, quien es investigado por su participación en sociedades offshore.

“La inflación de 2017 fue menor a la de 2016, y la de éste año va a ser menor”, fue otra de sus definiciones.

Macri había prometió un crecimiento del PBI que luego el Gobierno salió a confirmar que se cumplió con un alza del 2,8%. Pero la realidad se choca con su discurso: la ausencia de “lluvia de inversiones”, el déficit en la balanza comercial, la inflación en aumento por encima de la media de los salarios y acumulación de despidos masivos en el Estado y en empresas privadas, son temas cada vez más complejos y que preocupan al gobierno nacional.

“Las fuerzas de seguridad se juegan la vida por nosotros”


En cuestiones de políticas de seguridad, Macri remarcó que hay que ir hacia una ley que “ofrezca penas proporcionales a los delitos cometidos. Las fuerzas de seguridad se juegan la vida por nosotros y se merecen todo nuestro respeto y admitación“, aseguró quien en su rol de presidente felicitó públicamente en la Casa Rosada al policía local Luis Chocobar, que asesinó por la espalda al joven desarmado Juan Pablo Kukoc tras un robo, en diciembre del año pasado.

También remarcó: “necesitamos una reforma como del Código Penal, y otro código procesal penal, donde se pase del modelo actual donde los jueces investigan y deciden, a uno mas rápido donde los fiscales tengan más atributos“.

Siguiendo en la misma línea aseguró que “la seguridad y la lucha contra el narcotráfico son dos de las principales demandas del pueblo argentino”, e informó que “las incautaciones de drogas son récord”.

“No podemos acordarnos de la educación sólo en los momentos de las paritarias”


Un tramo del discurso lo dedicó a defender la aplicación en las escuelas del país del “Plan Aprender”: “es una de las estadísticas que más me afectó tener que compartir – señaló y agregó – pudimos identificar qué escuelas tienen más dificultades y a cuáles les va mejor. No le tengamos miedo a la verdad, sino a la mentira. A lo que hay que temer es a que los chicos no terminen el colegio”, remarcó y apuntó hacia los gremios docentes por la negocación paritaria: “No podemos acordarnos de la educación sólo en los momentos de las paritarias”, y llamó a que hayan una discusión “sin patoterismos ni extorsiones”.

Los gremios docentes, además de la cuestión salarial, vienen denunciando el cierre de 49 escuelas determinado por el gobierno de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el cierre de institutos de formación profesional o casos como el denunciado por un docente de Río Negro, de escuelas rurales que se quedaron sin transporte escolar por decisión gubernamental.

“Estoy a favor de la vida”


En un tramo se refirió al tratamiento de la ley de legalización del aborto legal, seguro y gratuito. Ante un auditorio con varias mesas de legisladores y legisladores que tenían el tradicional pañuelo verde la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, Macri remarcó: “estoy a favor de la vida, pero también estoy a favor de los debates maduros y responsables que como argentinos tenemos que darnos, por eso veo con agrado que se haya incluido en la agenda de debate de este año. Espero que se esuchen todas las voces y posturas”, finalizó.

Asimismo, relacionado con éste tema se refirió al aumento del embarazo no deseado: “muchas adolescentes abandonan la escuela y eso afecta sus posibilidades de trabajo. La educación sexual empodera a los jóvenes. Necesitamos salud anticonceptiva y métodos anticonceptivos. Sólo con información van a tener la libertad de decidir qué quieren hacer con su vida”, aseguró, quizás olvidando que la Educación Sexual Integral (ESI) es ley 26.150 y garantiza ese derecho a chicos y chicas de todas las escuelas del país, en sus tres niveles: inicial, primaria, secundaria, sean privadas o estatales, confesionales o laicas. Dicha ley se encuentra vigente desde el año 2006, y aún es escasa o nula su implementación. Este derecho obliga al Estado nacional y a los estados provinciales a garantizar su aplicación, y no se cumple en la mayoría de las escuelas.

“El orgullo de pertenecer a la generación que está cambiando la Argentina para siempre”


El tramo final de la alocución del presidente, con tono épico, llamó a al trabajo plural. En éste sentido, Macri invitó a los presentes a formar parte del “orgullo de pertenecer a la generación que está cambiando la Argentina para siempre”, e invitó a la oposición: “a los que piensan distinto: es de absoluta buena fe, puede funcionar, esta funcionando y los necesitamos a todos”.

El discurso presidencial culminó con aplausos de los legisladores y legisladoras de Cambiemos junto al cantito de “sí se puede”, “sí se puede”.




0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba