05/03/2018

“Los 30 mil están acá, junto a nosotros, exigiendo Justicia por los 7”


“Los 30 mil están acá, junto a nosotros, exigiendo Justicia por los 7”, expresó Nora Cortiñas y un estruendo le correspondió desde la multitud, – un millar de manifestantes, cifra cuantiosa para Pergamino- al concluir la Marcha x Justicia a un año de la Masacre en la que sucumbieron John Claros, Federico Perrotta, Franco Pizarro, Sergio Filiberto, Fernando Latorre, Alan Córdoba y Juan Cabrera en la Comisaría 1° de esta ciudad, el 2 de marzo de 2017, a manos de la Policía Bonaerense. Por Oscar Castelnovo (Agencia Para La Libertad (APL) / Tapa: imágenes de Juan Cicale, Carmen Rolandelli, Mica Minigo, Claudia Conteris / Imágenes de la nota: Juan Cicale.


El concepto de Nora echó luz sobre la continuidad represiva a la que recurrieron las clases hegemónicas para instaurar el neoliberalismo en los 70’, consumando el genocidio de los 30 mil y, luego, la matanza de jóvenes pobres y/o rebeldes que asegura las relaciones sociales imprescindibles para el ordenamiento desigual.



Por caso, en este bastión de la oligarquía sojera, una de las tierras más ricas del planeta, se sabe que en la Argentina hay más vacas que gentes, existen chicos que no toman leche y familias que se anegan en cada inundación. En este contexto es que madres, padres, hermanxs, novias y amigos reunidos en Justicia x los 7 batallaron 365 días, sin descanso, en un grito que pretendió ser silenciado, manipulado y derribado por los medios del sistema, la casta política y el Poder Judicial, junto a sectores sociales conservadores, reaccionarios hasta los tuétanos.

Pero, tanto empeño solo vigorizó la lucha y amplificó un estruendo que no cesa: ¡Justicia!; al tiempo que exigió detener las masacres que ya se cobraron 5600 vidas en la etapa, dizque constitucional, que prosiguió a la tiranía cívico militar. Un hecho significativo fue la llegada desde Colombia de Carmenza Claros, mamá de John, y de ese modo por primera vez marcharon las 7 madres juntas. El masivo apoyo de familiares venidos del Conurbano bonaerense, agrupados en la Comisión Provincial por la Memoria, junto a la presencia de organizaciones sociales, sindicales y políticas, sumaron alrededor de mil almas en un enérgico respaldo a los familiares.


Por su lado, este sábado el equipo Douglas Haig, pasión de Pergamino, salió a la cancha con una bandera que homenajeaba a Sergio Filiberto, un “fogonero” empedernido: “Fili: Pensando siempre en vos/ siempre extrañándote”. Cómo puede apreciarse, sin esfuerzos, en 12 meses el colectivo dio vuelta la taba a sangre, sudor y rebeldía; y al concluir la marcha su bandera “Justicia x los 7” fue izada – espontáneamente- en el mástil de la Comisaría 1°, ex campo de concentración, hoy Sitio de Memoria.

La referente de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora y de la CPM, Nora Cortiñas, marchó a la largo de las 12 cuadras que separan la Plaza 9 de Julio de la ex comisaría 1°, llevando la bandera que reclamaba Justicia x los 7, junto a las madres Silvia Rosito, Jorgelina Ferreyra, Alicia González, Carmenza Claros, Flavia Gradiche, Alejandra Roberto y Cristina Gramajo. “Norita”, que el próximo 22 de marzo cumplirá 88 años, se negó a descansar durante todo el trayecto y al pasar por la zapatería “Pedrito” le dijo a otra mamá: “¿Sabés?, ’Pedrito’ es el nombre de lucha de mi hijo”. Norita, referente de toda la franja rebelde del país, había reclamado la libertad del lonko mapuche, Facundo Jones Huala, el día anterior, en las calles de Bariloche.

Como a los nazis

Como siempre, las lágrimas, los abrazos y los cánticos rabiosos iniciaron la caminata: “Cómo a los nazis/ les va a pasar/ adonde vayan los iremos a buscar”.
“¿Dónde está?/ ¿Y Donza dónde está?”, interrogó la multitud enfocando la atención en el comisario Sebastián Donza, principalísimo responsable de la masacre, aún prófugo ya que ni “la fuerza”, ni la Justicia ni el poder político hallan su escondite, en una clara muestra de encubrimiento.



“Ay policía que vida elegiste vos/ matar a la gente pobre es tu profesión/ Ya vas a ver/ en el fuego que no apagaste vos vas arder/ el pueblo habló/ no a la domiciliaria sí a la prisión”, gritó al gentío agitando las pancartas con los rostros de los ex policías, hoy todos fueron exonerados: Matías Giulietti, Sergio Rodas, Alexis Eva, Carolina Guevara y el propio Donza.

Como se sabe, en enero pasado un grupos de familiares forzó un “encuentro” con la gobernadora María Eugenia Vidal, durante una entrega de viviendas, quien manifestó no saber que a casi 11 meses de los 7 crímenes aún no existía un “buscado/recompensa” por Donza. Y, luego de evaluar que el reclamo tomaba alcance nacional e, incluso, internacional, y ya interpelaba personalmente a la gobernadora, los uniformados fueron convenientemente exonerados, casi un año después.



Por su parte, el Poder Judicial, cuyos miembros habían concurrido en reiteradas ocasiones a la Comisaría 1°, antes de las muertes anunciadas, jamás tomó cartas en el hacinamiento, la mugre, la falta de colchones ignífugos, las torturas o las amenazas de asesinatos a los detenidos. Y, con la misma celeridad que dispuso el encierro en los calabozos para los jóvenes con problemas de adicción, transgresiones mínimas o inexistentes, otorgó el arresto domiciliario a 4 de los policías que esperan la elevación a juicio en el living de sus casas. A todas luces, resulta claro que pueden profugarse, como Donza, o entorpecer el proceso judicial, tal como lo hicieron de diversos modos, respaldados por la Maldita Policía.

Pero, se sabe, a pesar de que existan tensiones entre la Familia Policial y la Judicial, nunca son antagónicas. Su hermandad es de titanio y solo debaten, alguna vez, acerca de los tiempos, porcentajes y modos de impunidad. De esa manera, la carátula –sujeta a modificaciones, claro-, reza benévola “abandono de persona seguido de muerte”, y omite la verdad: Homicidios múltiples, con premeditación y alevosía. La puja entre el castigo y el encubrimiento tendrá próximamente, por lo menos, tres escenarios simultáneos: los tribunales, los medios y las calles.

Banderas y símbolos

Ya en plena peatonal, al alarido que nombraba a cada pibe le sucedió un atronador: ¡Presente!, de la muchedumbre que colmó de calor, colorido, banderas y consignas a la sosegada Pergamino.



Al llegar a la ex Comisaría 1°, hablaron las madres, todas pidieron justicias por su hijo y por los 7, y luego se descubrió la placa que impulsó la CPM. Precisamente, el secretario del organismo, Roberto Cipriano García, leyó a la concurrencia su contenido: “En este lugar funcionó la Comisaría 1° de la Policía Bonaerense. Durante la dictadura cívico militar fue utilizado como centro clandestino de detención. En democracia, el 2 de marzo de 2017 ocurrió la Masacre de Pergamino donde perdieron la vida 7 jóvenes de nuestra ciudad que estaban bajo la custodia estatal. Fueron asesinados por el Estado. Verdad, Justicia y Memoria. Federico Perrotta, 22 años/ Sergio Filiberto, 27 años/ Fernando Latorre, 24 años/ Franco Pizarro, 27 años/ John Claros, 25 años/ Alan Córdoba, 18 años/ Juan José Cabrera, 23 años/ Siempre presentes. Nunca más. Jus7icia. CPM”.

La continuidad represiva

Desde La Matanza, vino para acompañar a Jx7 Mónica Raquel, mamá de Luciano Arruga, desaparecido y asesinado por negarse a robar para la policía en 2009. En diálogo con la APL, Mónica sostuvo: “Cuando venía marchando pensaba en Mirna Gómez, compañera de Andrés Núñez, asesinado en la Plata en 1990; Luciano, hace 9 años, matado cuando gobernaban los “K”; en Sandra Gómez, mamá Omar Cigarán, hace 5 años de su crimen; en Mariana Sánchez, mamá de Nazareno, fusilado hace 7 meses, y acá en Pergamino, la masacre de hace un año. Miré a cada una de las madres y te das cuenta que el Estado nunca dejó de matarnos”.

Luego, la mamá de Luciano indicó: “Creo que el cambio está en nosotros, lo dice Alberto Santillán, lo dice Norita: necesitamos unirnos en las calles, para enfrentar al Estado. Nosotros tenemos que construir otra forma de vivir, no tenemos que soportar tanta muerte y tanto dolor. No es justo. Por eso nuestra principal tarea es concientizar”.



Por su parte, Víctor Mendibil – presidente de la CPM junto al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel- , dijo a la APL frente a la ex Comisaría 1°: “Nosotros trabajamos para ayudar a organizar a las víctimas que sufren la represión en las cárceles, las comisarías, los neuropsiquiátricos, los institutos de menores. Y vemos que este movimiento va creciendo en organización, vemos de qué establecen comunicación entre los distintos casos, acumulan herramientas e intercambian una experiencia intransferible como es que maten a un hijo en un calabozo”.

Más adelante, Mendibil se refirió a la continuidad represiva de la represión estatal: “En el marco del aniversario de la Masacre, la CPM se presentó como querellante en la causa Piccione y otros, un desprendimiento del juicio Saint Amant II, que investiga delitos de lesa humanidad que tiene como imputados a miembros de la delegación de San Nicolás de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA), durante la última dictadura. Muchas de las víctimas de privación ilegal, tormentos y homicidio pasaron precisamente por la comisaría 1ª de Pergamino. Esto demuestra cómo hay un hilo conductor represivo, que se puede ver acá en este destacamento, cómo antes torturaban y mataban a los que ellos consideraban subversivos y hoy lo hacen con los pibes excluidos o que muestran rebeldía ante el disciplinamiento”.

Por último, el histórico sindicalista indicó: “Encima, hoy el presidente recibe y felicita a un policía que mata por la espalda, o la ministra de Seguridad agasaja a una fuerza que reprime y asesina a un joven mapuche, como Rafael Nahuel o a quienes mataron a Santiago Maldonado. Nos espera mucho trabajo para enfrentar esta política que tiene en diversos medios de comunicación hegemónicos sus reproductores, que luego influyen en gran parte de la sociedad. Por eso nuestra presencia en los barrios, en las familias, para crear una contracultura al discurso dominante”.

Testimonios una x una

Carmenza, mamá de John: “Llegar a esta comisaría y ver el lugar donde mataron a mi hijo y a los otros chicos fue sentir algo terrible: cómo la vida de él, como ser humano, como artista, termino allí. El corazón se desgarra poco a poco. (…) Fue una gran emoción estar en la marcha sentir como gritan el nombre de tu hijo y el reclamo de ¡Justicia! He visto el apoyo a mi hijo y también el modo tan cálido con el que me recibieron a mí. Yo seguiré luchando desde Colombia, poniendo un granito de arena, llamando a los vecinos para hacer una marcha allá, en Yumbo. (…) Sí, le escribí una carta al presidente Mauricio Macri, hasta ahora no recibí ninguna respuesta”.

Silvia, mamá de Fernando: “Nosotras ya veníamos luchando desde siempre por nuestros hijos, desde que nacieron. Ahora marchamos por Justicia, porque un Estado no les dio la posibilidad de salir adelante. A pesar de que el último mes nos destrozaron en las redes sociales, los ataques nos hicieron más fuerte. Ayer alguien se acercó y me dijo: “caé en la realidad”. Y sabés qué, yo AHORA estoy en la realidad, hace un año NO estaba en la realidad. Voy a seguir luchando por mi hijo y por todos. Y nosotros notamos cambio en alguna gente, unos nos miran y antes no lo hacían. Otros, aplauden y eso no sucedía. Esta marcha fue muy grosa, empezamos a notar esos cambios, por ejemplo el dueño de la panadería de la esquina de la comisaría le regaló facturas y gaseosas a la gente que vino de tan lejos, y eso muestra de que tanta lucha está marcando algo distinto, ¿no?”.



Jorgelina, mamá de Federico: “Fue el peor año de mi vida. Yo tengo 5 hijos más, pero siempre me falta uno. Agradezco a todos los que vinieron a apoyarnos hasta que se haga justicia. Fede era un chico muy cariñoso, muy casero. El mejor hermano, hijo y nieto. Todos lo extrañamos y yo tengo que responderle a mi nieta cuando me pregunta dónde está su papá. Y estoy segura de que nosotras vamos a seguir, seguir y seguir marchando por los 7”.

Alejandra, mamá del “Noni” Cabrera: Donza daba las órdenes, pero todos eran malvados: al “Noni” lo pisaban en el suelo, lo tenían así, todo ensangrentado. Lo odiaban. Todo lo que robaban acá era culpa del “Noni”. Por más que no sea, como era Cabrera tenía la culpa. El juez jamás le dio un beneficio de nada a mi hijo. Una vez corté la ruta porque lo estaban matando en el encierro, ¿y qué hace la policía?, me quería hacer una causa por cortar la ruta. ¡Pero si nadie me daba bolilla! Vino el comisario de la 2ª y le quería pegar a mi hija el muy hijo de puta. (…) Y sí, luchar con las otras madres y por mis otros hijos es lo que me mantiene en pie. (Fragmento de una entrevista aún no publicada a Alejandra Roberto)

Flavia, mamá de Alan: La pasión de Alan era el fútbol y ayudar a otros chicos más chiquitos. Soñaba con tener algo para auxiliar a los chicos enfermos. El proyecto que tenía conmigo era hacer algo para los otros en lo que fuese. Si tenía que ir a pedir por una medicación iba y pedía. Si a un chico le faltaba un pedazo de pan venía a la hora que fuera y me pedía a mí o a la abuela para llevarles algo, agua o jugo fresco con medio kilo de pan y fiambre, eso lo sacaba de nosotros. No tuvo mucho tiempo para decirme cómo era exactamente su sueño porque le truncaron la vida a los dieciocho años. (Fragmento de una entrevista aún no publicada a Flavia Gradiche)

Alicia González, mamá de Franco: “Quiero agradecer a todas las mamás que vinieron, madres del dolor, a cada una de ellas que con su abrazo y fuerzas nos decían: “adelante, luchen no bajen los brazos”. No puedo pensar ni imaginar que ya no lo tendré más, que tengo que abrazar una foto para sentirlo. Es muy injusto para mí, su papa, sus hermanos, sus peques, el amor de su vida, sus tíos y primos. Sé que cuando estamos juntos hay una energía que estoy segura que es él. Mil gracias mías y de toda mi familia por acompañarnos. Muchas gracias a la CPM y a todos en general”.

Cristina, mamá de Sergio: “Hablar de Sergio es hablar del año de lucha y de la amistad de la cual él hizo un culto. Fue un fin de semana muy conmovedor por todas las expresiones de cariño recibidas hacia nosotras y en especial hacia mi hijo. Ver extendida una bandera dentro de la cancha de Douglas Haig, sostenida por sus jugadores, la misma que estuvo marchando, muestra como lo querían sus amigos. También fue muy emotivo abrazar a otras mamás que vinieron desde muchos lugares porque vivieron el mismo arrebato de la vida de su ser amado. Tengo claro que es una política represiva en todo el país y que no es un hecho aislado lo que pasó en Pergamino, todos tenemos que unirnos para enfrentarla”.

Jornada del domingo 3 de Marzo en el Parque España

La Jornada cultural del domingo aglutinó alrededor de 800 personas en las que cantaron y bailaron pergaminenses con las bandas “Comosomos”, “La cisura de Silvio” y “Kumbiemos el sistema”. Además, los asistentes visitaron la Feria de Artesanías, el Espacio Infantil, la Línea de Tiempo, a cargo de Manuel Puentes, donde se expusieron las principales notas y fotos de los diversos medios que reflejaron la lucha. A la vez, un buffet mezcló las pizzas argentinas con las arepas colombianas amasadas a pulmón.

Un emotivo momento se vivió cuando se proyectaron 4 videos realizados en el marco del Programa Jóvenes y Memoria, realizado por alumnos y docentes de ocho escuelas de Pergamino. Bajo el lema “Humanizando víctimas”, se reconstruyeron tramos salientes de la vida de los jóvenes.

Entre las virtudes del encuentro se destaca que luego de los testimonios de familiares y luchadores de diversos sitios y tras los conmovedores cortos, la Jornada culminó con un baile masivo con letra y música de “Kumbiemos el sistema”.
Antes, a la hora de las palabras, hablaron Mónica Raquel, mamá de Luciano, Hugo Cardozo, sobreviviente de la Masacre de Magdalena, perpetrada en 2004 y varios familiares nucleado en Correpi. También lo hizo Agostina Noguera, joven prima de Fernando Latorre, entre otros familiares. Elegimos para el cierre las palabras de Mariana Noguera y Anabel Delmas, compañeras y madres de los hijos de Fernando y Franco, respectivamente.

Mariana Noguera: “Pude ver como la gente gozó de nuestro dolor”. “Ese 2 de marzo al caer el atardecer nos mintieron diciendo que todo estaban bien “yo gritándole que saliera”, queriendo entrar (…ignorando de su muerte), cuando en cadena nacional pasaban su nombre en la lista de fallecidos. Recuerdo cómo la policía nos reprimió ese día. A lo largo de este año pude ver como la gente gozó de nuestro dolor sin tener una gota de respeto alegrándose por 7 muertes. Pude ver como se cerraban las puertas de la iglesia principal de nuestra ciudad dejándonos a merced de nuestro dolor al ver que marchábamos pidiendo respuestas, ver mucha corporación policial corrupta. Revivir cada día ese fatídico día es una herida que sigue abierta hasta que haya justicia, mientras tanto cuando a muchos los calló el dolor y la angustia, un grupo siguió en pie! dándole batalla NO creyendo la versión principal de motín (…) Y hoy estamos acá con pilares de sostén como jóvenes maestros profesores abogados y acompañantes que NO pasaron lo mismo pero que tienen corazón de león en esta lucha y están a nuestro lado. A madres a quienes también les han arrebatado sus hijos y están presentes siempre acompañándonos fotógrafos, medios de comunicación, son muchos que se sensibilizaron con nosotros a ellos mis más profundo respeto…”

Anabel Delmas: Qué es motín y qué es masacre “Quisiera que nunca más se diga la palabra “motín”, porque motín es cuando los presos de un penal o comisaría toman el control del establecimiento y le sacan el poder a la autoridad. Y masacre es matar a muchas personas juntas cuando las víctimas están indefensas y no pueden responder al ataque. Esto fue una masacre. Por ello, por su memoria, mi corazón exige el apoyo de esta sociedad que muchas veces juzga critica señala y condena, sin pensar que todos somos padres, tíos, abuelos, hermanos, primos y que nadie está exento de que le pase. Y si entre todos hacemos justicia social, es decir que todos tengamos los mismos derechos y la misma posibilidad de oportunidades nuestros pibes van a salir adelante. Por eso es nuestra pelea”.

Presencias y adhesiones

Victor Mendibil y Roberto Cipriano García, entre muchos otros de la CPM; Mónica Raquel del Espacio Familiares y Amigos de Luciano Arruga, Víctor de Gennaro; Nancy Sosa, Mariana Sánchez, María Viera, Elvira Meza, Andrés Pavón, entre más de 150 familiares llegados desde el Conurbano Bonaerense; nutrida delegación de Correpi; CTA-Autónoma, ATE, Nacional y de Pergamino, Partido Socialista de Trabajadores Unificados, Partido Obrero, Asociación por la memoria y los Derechos Humanos, Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, La Garganata Poderosa, JP-Evita; Asociación Judicial Bonaerense, Familiares de Detenidos y Liberados de San Martín, Bachillerato Popular la Grieta Coordinadora de familiares de víctimas de gatillo fácil de Córdoba; Colectivo contra el Gatillo Fácil de La Plata; Marcha nacional contra el gatillo fácil; Oktubre – Comunicación Popular; María Matilde Mangone, Familiar de víctima de Cromañón; Débora Vera, sobreviviente de Cromañón; -Colegio de Trabajadoras Sociales de Pergamino; Barrios x Memoria y Justicia de Lomas de Zamora; Casa de la Memoria y la Residencia Jorge “Nono” Lizaso (Vicente López, Buenos Aires); Familiares, sobrevivientes y amigxs de las víctimas de Cromañón; Articulación de grupos de Cromañón: Que no se repita / Memoria y justicia por nuestros pibes / Sobrevivientes y familiares de Cromañón autoconvocados; Cátedra popular de derechos humanos Luciano Arruga; Casa de la Memoria, Rosario; Gremial de Abogadas y Abogados de la República Argentina; Juntas y a la izquierda; Movimiento socialista de los trabajadores (MST); Agrupación docente Frente Índigo; Lucha Mujer; -Partido socialista de los trabajadores unificado (PSTU); Liga internacional de los trabajadores – Cuarta internacional (LIT-CI); -Frente para la organización popular (FOP); Centro cultural Vero Marzano (CCVM); Suteba – CTA Pergamino. Secretaria general M. L. Mazzola; Colectivo de artistas “Nadie olvida nada”; La garganta poderosa¸ Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Centro de eEtudios Legales y Sociales (Cels); -Asamblea por los derechos de las mujeres (Pergamino); -Comisión contra la impunidad y por la justicia (Chubut); Instituto Comercial Rancagua; -Asociación sanmartiniana de Rancagua; Liga Internacional de los Trabajadores; PST-C (Partido socialista de los Trabajadores Colombia)y Agencia Para la Libertad, entre muchos otros.

Álbum completo de imágenes



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba