05/03/2018

Fallan a favor de comunidad Diaguita y se espera inicio del juicio por el asesinato de Chocobar

La justicia aparta al magistrado tucumano Mario Leiva Haro que falló a favor de los hostigadores contra el territorio de la comunidad diaguita de Chuschagasta y que conllevó al asesinato del cacique Javier Chocobar por empresarios que buscaban apropiarse de la tierra. Familiares y organizaciones sociales esperan que a partir de este reconocimiento se habilite al inicio del juicio que determine a los responsables de la muerte del cacique diaguita. Por ANRed

Tras el revés judicial del 21 de febrero en que la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por el doctor Eduardo Rafael Riggi como Presidente, y las doctoras Ana María Figueroa y Liliana Elena Catucci que aparto al juez tucumano que había sobreseído a Daniel Chiarello y a Silvia Chiarello por amedrentamientos contra la comunidad originaria de Chuschagasta y que culmino con el crimen del referente diaguita Javier Chocobar por el empresario Darío Amín en plena defensa del territorio. A partir de la sentencia surgió la incógnita; que si la justicia tucumana hubiera atendido los reclamos de la comunidad que denunciaba el continuo hostigamiento que padecían por la disputa territorial se hubiese evitado la muerte de Chocobar.

La Sala se expidió por una gran cantidad de elementos probatorios que la justicia no tuvo en cuenta y que demuestran la responsabilidad de los imputados. La decisión observo lo arbitrario de los pasos judiciales del anterior fallo. El agravante es la participación de organismo estatal a través de Silvia Chiarello quien se desempeñaba como funcionaria pública como delegada comunal de la comuna de Anca Juli y quien en reiteradas oportunidades se hizo presente junto a Dante Chiarello y acompañada de personal de esa dependencia administrativa en las viviendas pertenecientes a los integrantes de la Comunidad originaria a fin de conseguir la transmisión de derechos sobre las tierras en cuestión.

La sentencia que absolvió a los imputados fue firmada en octubre del 2012 por el juez Mario Leiva Haro y por el Fiscal General, Gustavo Gómez. A pesar de las impugnaciones presentadas y la gran cantidad de material probatorio que incriminaba a los hostigadores, dos años más tarde, la Cámara Federal de Apelaciones confirmó la absolución.

Recordemos que el 12 de octubre del 2008 el empresario Darío Amín junto a dos expolicias asesino a Chocobar. Que incluso el crimen fue filmado y se puede observar como se lo ejecuta a sangre fría, mientras el cacique se defendía de una intimidación que le costó la vida.

ANRed dialogó con Nanci Chocobar, ”Es buena esa sentencia más que nada porque no solo corrieron al juez que sobreseyó en su momento a los Chiarello por amenazas hacia los comuneros de Chuscha sino que también mencionan el asesinato de Javier y en este sentido es un insumo para el juicio porque ya que en la sentencia hacen un recorrido cronológico sobre el avasallamiento que la comunidad venía sufriendo por parte de estas personas”.

“Por otro lado teniendo en cuenta que el poder judicial siempre se inclina para los terratenientes es una sentencia que sienta un precedente importante en cuanto al reconocimiento del derecho indígena”.

“Así que estamos contentos pero también muy enfocados en que se concrete el juicio de Javier, hay muchas probabilidades que finalmente se inicie este año”.

Fallo completo:


file:///C:/Users/Gisel/Downloads/pueblos%20originarios.pdf



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba