16/04/2018

Yanina Faríaz: presa por “mala madre”


El sábado 14 de abril, en el Barrio Las Casitas de Casasco, localidad bonaerense de Moreno, se realizó la primer jornada de visibilización del caso de Yanina Faríaz, una joven de 27 años con retraso madurativo que está presa desde agosto del 2017 en la Unidad Femenina 51 de Magdalena, porque la justicia considera, con un claro sesgo machista, que no ha “velado por la integridad” de su hija de dos años Xiomara, quien fue asesinada por el femicida José Alfredo Leguizamón. En unos meses la joven será sometida a un juicio oral. “Ella es inocente, no solo no la asesinó sino que fue violentada y violada por quién la mató”, denuncian desde la “Campaña por la Libertad de Yanina Faríaz y Justicia para Xiomara”. Una muestra más de justicia patriarcal. Por ANRed / Fotos: Juan Cicale.


“Mayra Humérez, su hermana, cuenta que Yanina no tuvo una vida facil – relata un comunicado de familiares y organizaciones -, que vivió toda su vida en el barrio Santa Brígida del partido de San Miguel, y que también Yani tiene retrasos madurativos, es madre de dos niños mas y su madre la vinculó con un hombre mayor que ella de nombre Alfredo Leguizamón con el cual convivió solo 15 días, en un barrio llamado Cuartel V de la localidad de Moreno. En ese corto plazo sufrió todo tipo de vejaciones, vivían en una casa que había sido prestada por su madre y allí ocurrió el fatídico hecho“.

El 6 de agosto de 2017, en la casilla de Cuartel V donde vivían, José Alfredo Leguizamón intentó abusar de Yanina cuando ella estaba estaba cambiando el pañal de la nena. Yanina se resistió y el hombre comenzó a golpearla, al igual que a su hijo Juan Gabriel (4 años), que intentó defenderla. Finalmente, Leguizamón tomó y golpeó con violencia a Xiomara y, en ese contexto, Yanina se dio cuenta que le costaba respirar y había perdido el conocimiento, por lo que la llevó al Hospital Garrahan, donde al poco tiempo falleció.

La causa (n° 15792/17) por el homicidio de Xiomara está radicada en el Juzgado de Garantías 1°, a cargo de Adriana Alicia Julián. Fue tramitada por el titular de la Unidad Funcional de Instrucción 4, Gabriel Alejandro Lorenzo, quien imputó a Leguizamón por “homicidio” y a Yanina por “homicidio agravado por el vínculo” en forma de “comisión por omisión”. La jueza Julián elevó la causa a juicio oral, aunque todavía falta que se sortee el juzgado donde se realizará. El defensor oficial de Yanina exigió su sobreseimiento, pero la sala 3 de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Mercedes lo rehazó el 28 de marzo.

La justicia patriarcal goza de buena salud

Según un informe del Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, el 2,9% de las internas detenidas en los penales bonaerenses están detenidas por delitos cometidos por quienes eran sus parejas o ex parejas, y en los que siempre se las imputó como coautoras o por abandono de persona, desconociendo el contexto de violencia machista en el que esas situaciones se dieron.

Casos emblemáticos en los que la justicia actúa de forma machista poniendo presas y enjuiciando a mujeres por ser “malas madres” son los de Yanina González, Celina Benítez y Victoria Aguirre, todas presas e imputadas por “abandono seguido de muerte” o “abandono de persona”, por su supuesta parte de culpa en la muerte de sus hijos e hijas a manos de sus parejas femicidas.

En el caso de Yanina, según consta en la causa, la fiscalía consideró que la joven “debió velar por la integridad de su hija, y representándose que, con su inacción y por la violencia inusitada puesta de manifiesto a través de las lesiones que se ocasionaren, provocara el desenlace irremediable de la muerte de su propia hija”, no contemplando, nuevamente, el contexto de violencia machista y retraso madurativo de Yanina.

Ella es inocente, no solo no la asesinó sino que fue violentada y violada por quién la mató. Sin embargo está detenida, sufriendo todo tipo de violencias en contexto de encierro mientras el asesino de su hija camina libre por las calles e intenta ir al penal a amenazar a Yanina“, denuncian sus familiares, quienes sostienen, además, que “se puede observar que estamos frente a un claro hecho de violencia de género ejercido hacia la madre e hija“.

La familia de Yanina considera que es una causa armada, que “se está volviendo un hecho recurrente en el aparato estatal” y que su caso “cuenta con detalles similares a los casos de Yanina González, Celina Benítez y Victoria Aguirre“. Asimismo, sostienen que “el Estado y gobierno es responsable por abandonar sistemáticamente a las víctimas de violencia de género”.

Un nuevo caso que demuestra que la justicia patriarcal goza de buena salud.

Galería completa de imágenes de la jornada de visibilización

Más información: Libertad Para Yanina Faríaz


Más información sobre el tema:

- “Pedimos que las historias de Yanina González y Celina Benítez no se repitan”
- Mamá siempre tiene la culpa
- ¿Abandono de persona o femicidio vinculado?



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba