17/04/2018

Hasta siempre Sara Peretti, Madre de Plaza de Mayo Lomas de Zamora

  Se nos fue Sara, Madre de Plaza de Mayo, Lomas de Zamora. Ella, quien se sentía orgullosa de su hijo y solía decir que la juventud militante sabía muy bien lo que quería, que no eran ingenuos y que tenían en claro lo que iba a suceder, porque ellos dieron su vida por una causa. Sara recorrió comisarías, cuarteles, participó junto a otras madres en movilizaciones y peticiones en la búsqueda de su hijo. Desandó los caminos recorridos por “Minito”. Por Patricia Rodríguez, para ANRed.

 

 

 

 

 


Eres como la mar:
buena de frente,
peligrosa en día gris,
dura y valiente;

nunca te preocupó en nada
ser la primera;
y nunca abriste el cajón
de tu propio respeto.
No quisiste jamás
salvarte sola,
porque no hay salvación – decías – si no es con todos.

En el año 2012 encabezó la campaña en unidad “Fuera Magallanes ya!!”. Denunció a Raúl Magallanes cuando supo que el represor iba a asumir como Presidente del Consejo Escolar: “Yo me despierto cuando me entero de que este señor va a entrar en el Ministerio de Educación. Me digo que no puedo permitirlo y empecé a contar mi historia: “yo lo conocía bien porque lo había atendido seguido en el restaurante La Rueda, en los años ’75 y ’76, donde yo cocinaba y él era un jovencito que se metía en la cocina. Yo le servía las papas fritas”.

Sara recordaba: “Raúl Magallanes me levantó una tarde de 1978, con un grupo de tareas que integraban junto con Ponce y Bustos, en dos Falcon verdes con armas largas ” y “fue quien me esposó en la espalda, me tabicó y me llevó a la comisaría 1ª de Lomas, donde me tuvieron en el patio hasta las cuatro de la mañana. De ahí me llevaron a La Tablada. El camino me lo conocía de memoria porque me habían dicho que a mi hijo lo tenían allí y desde hacía dos años había ido cientos de veces. Recién a la tarde, me hicieron subir una escalera, siempre tabicada y esposada, y me interrogó supuestamente un Teniente Coronel. Niego todo y me devolvieron a la Comisaría de Bánfield”.

Finalmente, tras una lucha de varios meses, se logró la renuncia del represor Raúl Magallanes.

Sara continuó participando y aportando en la construcción de la memoria colectiva.

El lunes 16 de abril se quedó dormida. Mónica, su hija dijo: “Ahora se reencontró con Minito”



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba