21/04/2018

“El sucesor de Raúl Castro tendrá que hacer frente a tareas inéditas”

Entrevista a Guillermo Almeyra sobre la actual coyuntura en Cuba, tras la elección de Miguel Díaz-Canel Bermúdez como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Por Mario Hernández.

-M.H.: Habíamos acordado conversar sobre Cuba que está viviendo una hora muy particular, que consiste en que el reemplazo de Raúl Castro por Miguel Díaz Canel Bermúdez. Usted escribió un artículo que considero muy importante, me gustaría que antes de entrar de lleno en el tema de Cuba, analice en qué contexto se da este cambio en la presidencia del país caribeño.

-G.A.: En primer lugar hay que destacar que no solamente subsiste el bloqueo de EEUU sino que se agrava porque Trump ha tomado medidas contra el turismo y el comercio con todas las instituciones que dependen de las Fuerzas Armadas cubanas, que controlan el 80% de la economía. Entonces comerciar con Cuba, en particular con esos sectores, o visitarla, o encarar un turismo familiar está cada vez más difícil.
Eso afecta particularmente a Cuba que se encuentra en una situación económica muy complicada, entre otras cosas por las consecuencias del huracán Irma que destrozó buena parte de la infraestructura cubana afectando en particular a la gente, el servicio eléctrico, la telefonía, etc. Si agregamos a eso que Venezuela demora en entregarle desde hace 4 años los 100.000 barriles diarios de petróleo que se comprometió a precios más bajos y que Cuba paga con el trabajo de sus médicos, la economía cubana se ve afectada.
Este año posiblemente crezca un 1.5% que es muy poco para lo que se necesita. De modo que el nuevo gobierno va a tener que hacerle frente a las amenazas de guerra mundial constantes, a la ofensiva de Trump que en cualquier momento, si hay una guerra mundial tratará de llevarse puestas a Cuba y a Venezuela, al empeoramiento de la situación económica y, sin duda, dado que la contaminación ha aumentado, que los océanos están profundamente contaminados, que la corriente del Golfo se ha modificado, a un aumento incluso de la intensidad de los huracanes hacia el mes de octubre, que siempre ha sido mes de huracanes pero que hace unos años es el mes de desastres inmensos en el Caribe.
Cuba entonces tiene que hacer frente a todo eso, a la previsión de posibles guerras, desastres mayores, tiene que tener crecimiento económico y para eso hay trabas grandes. El sucesor de Raúl y los nuevos 5 Vice presidentes y 23 miembros del Consejo que elija la Asamblea Nacional tendrán que hacer frente a cosas inéditas.
El 80% de ellos nació un poco después de la revolución cubana, no conocen, no tienen experiencia del pasado, no participaron en la revolución y se encuentran en la tarea de reconstruir una economía y no solo eso, también un país, porque buena parte de la juventud no cree lo que el gobierno dice desde el punto de vista económico y político incluso; lo apoya contra EE UU pero no es socialista, y se ve obligado a hacer un desarrollo capitalista de Estado en condiciones de pobreza que viene de los ´90, o sea, son gente que viene de 30/40 años formada en arreglarse como pueda sea legalmente o ilegalmente.
Va a tener que arreglar un montón de cosas, antes que nada la injusticia terrible del sistema monetario doble, todos los que cobran en dólares porque algún pariente anticastrista migró y le manda plata o porque los consiguen en forma ilegal en la prostitución, contrabando, etc., o porque trabajan legalmente en turismo y los turistas les dejan dólares, están muy aventajados frente a los cubanos que cobran en pesos, incluso los más calificados como los cirujanos, etc. Es totalmente injusto eso.
Además establece dos sistemas de abastecimiento, el sistema de los que pueden comprar en CUC como los turistas y el sistema para los que tienen la libreta recortada porque tiene menos productos. Esta injusticia debe ser resuelta. En 2013 se resolvió cambiarlo pero todavía está en estudios y el cambio es urgente, porque sin eso Cuba misma no tiene estadística, no puede saber cuánto le cuesta producir una cosa, cuál es el precio real, cuál es el valor real, qué capacidad de competitividad tiene en el mercado, no puede analizar nada, ni siquiera un sistema de salarios racionales. Esa es la primera cosa.
La segunda, que está tratando de avanzar es el reordenamiento y mejora de la agricultura. La agricultura, como toda la de los llamados países del bloque oriental, orientada por los soviéticos, era un desastre, deficitaria. Ahora Cuba no tiene medios para hacerle frente a un reordenamiento de la agricultura, porque la falta de combustible significa que no puede utilizar muchos tractores, que no tiene transporte a nafta, que hay poca energía eléctrica. Entonces se encuentra teniendo que depender del esfuerzo físico, con arado, bueyes, transporte animal y con la guadaña o el machete en mano para cortar. Y con tierras que se han empobrecido, porque son tierras tropicales y compactadas, entonces tiene que hacer un estudio real del uso del suelo para ver qué se puede cosechar en cada lugar, favorecer las más productivas y sembrar lo más cerca posible de las ciudades y en las ciudades para evitar los costos y dificultades de los fletes y asegurar el abastecimiento. Por fortuna no hay ciudades sobrepobladas, salvo La Habana y la isla es pequeña. Es posible realizar esfuerzos en ese sentido.
El otro problema es la vivienda, hay una escasez enorme porque las viviendas no han tenido mantenimiento durante mucho tiempo, las viejas viviendas de la burguesía o de quienes se fueron por la revolución están en el mismo estado en que las dejaron, y llenas de personas amontonadas en esas casas. Se vio con el huracán Irma que ese sector era muy sensible, porque los grandes hoteles de turismo aguantaron, pero las casas de la población no y tampoco la infraestructura, en la medida que la hotelería necesita también rutas buenas, playas en condiciones, tiene una reconstrucción importante por delante Cuba. Para colmo el turismo es un sector sensible, porque si hay una guerra o un huracán, la gente no va. Por ahora ha conseguido aumentar el turismo y depende completamente del turismo y del esfuerzo de sus abnegados médicos y docentes que van al extranjero y cuyos salarios recibe el gobierno cubano, pero el turismo es una actividad que puede variar mucho según las condiciones sociales o climáticas.

“El socialismo se hace con el apoyo, la participación y el deseo de los ciudadanos”

Esto solo puede ser resuelto con la participación decisiva, plena y total del pueblo cubano, que sienta que están resolviendo sus problemas ellos, no ejecutando trabajos que no han decidido pero que tienen que votar una vez decididos por otros. Tienen que discutir prioridades, trabajos a hacer, tiempos, organización misma del trabajo colectivo para que sea eficaz y productivo y para elevar la productividad sin maquinarias y sin los elementos modernos que permiten a los países capitalistas avanzados sustituir la inteligencia y el esfuerzo físico de los trabajadores. En Cuba el esfuerzo tiene que ser muy grande y tiene que ser muy grande la participación y la motivación de los trabajadores.
La separación entre el Partido y el Estado, la Asamblea Nacional hoy nombra al Presidente, posiblemente Raúl siga siendo el responsable del Ejército y del Partido. El Partido está prácticamente entrelazado con el Estado, eso es malo porque las decisiones del Estado no coinciden con las necesidades de construcción del socialismo o de la democracia, es decir, un Estado para que participe todo el mundo tiene que dar apertura y posibilidades de participación y auto organización; el Partido es único y centralizado y no puede responder a eso y tiene un papel conservador en ese aspecto.
Pero al mismo tiempo el Partido concentra un sector importante de la intelectualidad y los técnicos de Cuba que no pueden quedar supeditados a las necesidades diplomáticas. Cuba necesita tener relaciones diplomáticas con todos, incluso con quienes la están saboteando, el Partido no, tendría que tener una política de esclarecimiento. No puede ser creíble un Partido cuya prensa no dice nada de los dictadores que visitan el país, de la situación de los trabajadores en otros países, ni menciona problemas fundamentales. Tiene que cambiar la prensa también y la mentalidad con respecto a la educación política. Cuba, por ejemplo, conmemoró el aniversario de la creación del Ejército Rojo soviético, pero no dijo una palabra de que había sido Trotsky el que lo había creado. Entonces dice la verdad a medias y nadie le cree.
Es una desgracia porque puede ser utilizado por el imperialismo, ya que muchas de las palabras y conceptos utilizados por el gobierno cubano son correctos pero no creíbles, y sectores importantes de la juventud, que por definición no han vivido el período pre revolucionario, no saben lo que es el capitalismo, y ve solamente lo que pasa la televisión de EE UU y una prosperidad que no existe en Cuba, no son anticapitalistas, entonces hay que convencerlos de por qué tienen que serlo, porque el socialismo no se hace contra los ciudadanos, se hace con el apoyo, la participación y el deseo de los ciudadanos.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba