15/03/2018

“Pienso que elegí el mejor trabajo de mi vida”


Estas son las palabras de Marcelo Fabían García. Es jefe de la estación de Sierra de la Ventana desde 1988, pero su familia está en la Comarca desde 1977. La gobernadora de la provincia de Buenos Aires dispuso por decreto, 1000/2018 el 22 de Enero, el cierre de dos ramales de trenes que pertenecían antes a Ferrobaires, luego a la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario de Buenos Aires. De esta manera quedan incomunicados una gran cantidad de pueblos y ciudades en la Provincia. Quedan sin trabajo muchos trabajadores. En el programa Tengo una Idea, Graciela Carballo, Carlos Morchio y Nicolás Rosales entrevistaron a García, que con mucha tristeza relató cómo está viviendo este proceso. Por La Retaguardia.


El cierre de los ramales

Al referirse al cierre Marcelo comenzó con certeras y contundentes palabras: “el acta de defunción de esta estación ferroviaria, como las estaciones de este ramal que le sigue, que son Laprida y Coronel Pringles, en marzo dejarían de funcionar definitivamente. Con la correspondiente cesantía de su personal ante la no reactivación de su servicio de pasajeros que venía prestando hasta junio del 2016. Es en que la provincia de buenos aires plantó el servicio de pasajeros, y que aún no fueron reactivados por Nación. Por ende con el decreto de la gobernadora suprimiendo la Unidad Ejecutora de Ferrovías provincial ya da por tierra con las pocas esperanzas que nos quedaban. Ahora, Sierra de La Ventana y Sarundagay tuvieron un destino diferente en este momento. En una nota que yo publiqué el 6 de Febrero causó un impacto que trascendió fronteras”.

Un tubazo con intereses

El jueves de aquella semana en se había publicado esa nota García recibió un llamado: “Me llama el intendente municipal de Tornquist, Sergio Gordoni, comunicándome que había encontrado una solución al parecer para ambas estaciones. Sierra de la Ventana y Saldungaray van a pasar en comodato bajo la órbita municipal. Para Sierra de la Ventana, para quien conoce la estación (cabe aclarar que ambas fueron premiadas como las dos mejores estaciones del Ferrocarril Roca), como el municipio tuvo en claro todo el trabajo desarrollado durante estos 24 años. En la preservación de lo que es el patrimonio ferroviario y los bienes muebles e inmuebles de la época. Y el museo que ha sido en el transcurso del tiempo, confirma que está muy interesado en ello. Y que una reunión plasmada con el jefe de Ferrocarriles Argentinos, el señor Marcelo Pila, confirma y pide que Trenes Argentinos acepte abrir una boca de expendio en la estación de Sierra de la Ventana, para vender los pasajes no por este ramal que está desactivado sino por el ramal Constitución Bahía Blanca Lamadrid. Cuya estación más cercana, para los habitantes de nuestra comarca, es la estación de Tournquinst. Por ende, yo aproximadamente por el mes de abril, pasaría a ser personal de planta municipal. Pero, Sarungaray no va a correr igual destino, porque va a ser habilitada como estación terminal de micros. A simple vista esta es la solución que se consiguió del cierre de los servicios y el cierre de las estaciones”.

El orgullo resignificado

Fueron muchos los años de servicio al frente de esta estación, y Marcelo intenta poner en palabras esas fuertes sensaciones que se generan: “Lo que significó trabajar para mí… yo pienso que elegí el mejor trabajo de mi vida, el ser ferroviario. Mi padre fue jefe de estación así que ya vengo de un linaje ferroviario, y aprendí a querer y amar esto como pocos. Entonces mi labor está dada a ofrecer el mejor servicio público posible a la gente de la comarca. Aun en las peores condiciones de la empresa Ferrobaires. Incorporé el tema de preservar el patrimonio histórico y cultural que significan las estaciones ferroviarias y sus elementos. Yo empecé con la idea de que en la década del ’90 cuando se venían cerrando líneas, devastando estaciones, yo presencié la destrucción en vivo digamos. Me propuse en ese entonces hacer todo lo contrario a lo que hacía ese gobierno en ese entonces, lo que se cerraba, yo trataba de abrirlo, y lo que se destruía trataba de recuperarlo. Y recuperarlo no solo para la estación de la localidad, porque Sierra de la Ventana hay una sola, no hay dos, y el pueblo nació con la estación ferroviaria. Entonces, es parte propia de ellos, y mi labor estaba abocada a preservar la historia del pueblo y a ellos mismos”.

“Somos un número más”

Se estima que tras este cierre de Ferrobaires 1500 los trabajadores serían cesanteados según nos comentó García. En este sentido agregó: “Yo a veces pienso en la sensibilidad de quién está a 600 o más kilómetros y que son quienes tienen que tomar las decisiones de cuál va a ser nuestro futuro de ahora en más, y realmente no encuentro un fundamento o una razón. Simplemente hemos llegado a la conclusión de que somos un número más. Que los méritos no interesan. Que los méritos solo le interesan adónde vos prestás el servicio, que es a tu pueblo. Que son los que te van a saber apoyar en momentos difíciles. Quienes van a reconocer tu labor, como esto que hemos logrado para Sierra de la Ventana”.

El ferrocarril y la vida de los pueblos

Marcelo García insistió en continuar desarrollando la idea de la importancia del ferrocarril para Sierra de la Ventana, y dijo: “significaba mucho, no se olviden que nosotros somos un pueblo netamente turístico, e impactó muchísimo en la temporada. La logística ferroviaria en torno a precios sociales y en torno a movilización no tiene comparación. Y a su vez impactó en la logística de los comercios, porque traían por encomienda todas las mercaderías que se vendían. Entonces la logística ferroviaria en muy distinta a la logística del automotor, el ferrocarril cobra por peso, no por cantidad. Al revés de lo que es la logística del transporte automotor”, así continuó argumentando la importancia del ferrocarril para los pueblos”

El acompañamiento de la Comarca

Para finalizar, Marcelo García nos contó que se siente acompañado por el pueblo y que “primeramente con este parate se pensó que en algún momento se iba a reactivar el servicio, había inquietud, pero estaba un poco calmo (el pueblo). Ahora, cuando ya se cierra una estación ferroviaria sabemos que el futuro no es nada alentador, y sabemos que lo que se cierra cuesta mucho abrirlo. Entonces hubo acompañamiento ya enseguida, no solo de las asociaciones de turismo, las cámaras de comercio, la gente propia del pueblo, concejales, ex intendentes, intendentes de todos los partidos políticos. Acá no se hizo distinción de uno u otro, acá vamos todos por un mismo objetivo. Y tratamos de lograr, ahora como segundo paso, tratar de luchar para que se reactive, dar vuelta la historia digamos, y tratar de reactivar en un plazo que no sea largo, el servicio por vía Pringles nuevamente”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba