20/03/2018

Crece el escándalo de Facebook por la violación de datos personales


Continúan los ecos del “escándalo de Facebook”, luego de las declaraciones de un ex empleado que reveló cómo, a través de su app “This Is Your Digital Life”, la consultora Cambridge Analytica utilizó la información de las cuentas de 50 millones de usuarios de la red social para generar anuncios personalizados para influir en los votantes a favor de la campaña presidencial de 2016 de Donald Trump. La empresa de Mark Zuckerberg enseguida salió a despegarse, y aseguró que Cambridge Analytica actuó violando sus condiciones y reglas de funcionamiento. Ayer las acciones de la mayor red social del planeta cayeron un 7 por ciento en Wall Street, renunció su jefe de seguridad y podría pagar una multa millonaria. Analytica habría operado también en las elecciones de otros países, como Argentina, según un informe del Channel 4 de Inglaterra. Por ANRed.


La aplicación de la discordia se llama “This Is Your Digital Life”. Fue creada por la compañía de análisis de datos Cambridge Analytica y estuvo activa en Facebook hasta el 2015. Es del tipo de aplicaciones que hay en todo el mundo y que realizan, a modo de juego, un test de personalidad a sus usuarios para luego ofrecerles un resultado, a partir de preguntas como “¿Quién serías si fueras un actor?”, “¿Cómo serías si fueras del sexo opuesto?” o “¿Quién es tu mejor amigo en Facebook?”.


Una vez que descargaban éste software – desarrollado por Aleksandr Kogan, un académico ruso de la Universidad de Cambridge – los usuarios aceptaban que la aplicación no sólo accediera a sus datos personales, sino también a los de todos sus contactos. Lo que se dice, la “letra chica”, que casi nadie lee al momento de aceptar los “términos y condiciones de uso” de un programa. A partir de la información de ese tipo de apps se pueden trazar y clasificar perfiles complejos, con opiniones políticas, lugares de residencia, preferencias religiosas, edad y sexo, entre otras variables. Se calcula que la app fue usada por unas 270 mil personas, con un alcance de 50 millones de usuarios, al incluir todos los contactos de quienes se bajaron la app. Aunque varios expertos en seguridad creen que podría haber más cuentas y bases de datos involucradas, aún desconocidas.

Cambridge Analytica pagó 800 mil dólares al Dr. Kogan por los datos del estudio, y en 2016 fue contratada como parte de la campaña de Donald Trump, según reveló Cristopher Wylie, ex empleado de Cambridge Analytica, a los medios The Observer, The New York Times y The Guardian. Además, el ex empleado reveló que los algoritmos de la compañía permitían ordenar a los votantes con criterios muy precisos para orientarles publicidad, y que de esa manera incidió tanto en la campaña de Trump como en la del Brexit en Inglaterra.

                                               Cristopher Wylie, ex empleado de Cambridge Analytica, que hizo las polémicas revelaciones

Por ésta revelación Wylie quedó entre ceja y ceja para la empresa de Zuckerberg: su cuenta de Facebook fue eliminada tras la publicación de esta información (junto a la de Cambridge Analytica), al igual que su cuenta de Instagram y Whatsapp.

A partir de éste escándalo, el ex agente de la CIA Edward Snowden señaló en su cuenta de Twitter que las redes sociales se han convertido en las nuevas agencias de espionaje: “Las empresas que hacen dinero recolectando y vendiendo registros detallados de vidas privadas alguna vez fueron descritas como ’compañías de vigilancia’. Su cambio de nombre como ’redes sociales’ es el engaño más exitoso desde que el Departamento de Guerra se convirtió en el Departamento de Defensa“.

Por su parte, Paul Grewal, vicepresidente y asesor jurídico adjunto de Facebook, salió rápidamente a despegarse del asunto: “Si estos reportes son verdaderos, se trata de un serio abuso de nuestras reglas. Todas las partes involucradas nos confirmaron que destruyeron la información en cuestión. A la luz de nuevos reportes, suspendimos a estas terceras partes de Facebook, a la espera de más información. Daremos los pasos necesarios para que esa información sea eliminada de una vez por todas”.

Como consecuencia del escándalo, ayer las acciones de la mayor red social del planeta cayeron un 7 por ciento en Wall Street, tuvo que renunciar el jefe de seguridad de la red social y la empresa podría pagar una multa millonaria por el hecho. Incluso, ya algunos legisladores norteamericanos le pidieron a Zuckerberg que explique el accionar de su compañía, como es el caso de la demócrata de la Comisión Judicial del Senado, Amy Klobuchar, quien aseguró: “Esta es una infracción importante que debe investigarse. Está claro que estas plataformas no pueden controlarse a sí mismas. Zuckerberg necesita testificar”.

¿Cambridge Analytica también operó en las elecciones de 2015 en Argentina?


En éste marco, el Channel 4 de Inglaterra presentó un informe periodístico donde muestra una cámara oculta que le hicieron al presidente ejecutivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, y dos directivos subalternos de él, Mark Turnbull y Alex Tayler. Ante un periodista encubierto como político de Sri Lanka que buscaba contratar sus servicios, los directivos se vanaglorian de sus capacidad de haber incidido en los procesos electorales que culminaron con la victoria de Donald Trump, en Estados Unidos, y el Brexit en Gran Bretaña, además de “operar en las sombras” con técnicas como enviar mujeres a los adversarios políticos y filmarlos para luego extorsionarlos, utilizar sobornos y financiamiento espurio de campañas.

En éste sentido, el informe del Channel 4 informa que “en las reuniones, los ejecutivos se jactaron de que CA y su empresa matriz Strategic Communications Laboratories (SCL) habían trabajado en más de doscientas elecciones en todo el mundo, incluidas las de Nigeria, Kenia, República Checa, India y Argentina“, con lo cual queda por verse si la sangre del “escándalo Facebook” llegará o no, también, al río de Argentina.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba