03/04/2018

Dos semanas en huelga de hambre

Con el correr de los días se deteriora la salud de los dos trabajadores de la empresa Tabacal (Oran -Salta), que iniciaron una huelga de hambre hace dos semanas, en protesta por estar detenidos por reclamar la reincorporación de más de 100 trabajadores zafreros. Martín Méndez y Jorge Moreno, ya bajaron más de 15kg. cada uno y con ello su salud se empeora. Por @JoseComunicando


Sobre el estado de Jorge Moreno, su esposa, Gisela denuncia: “tiene una cirugía de hernia de disco y no había quedado al 100 x 100 luego de la operación. En estos momentos, se encuentra detenido en la comisaria 20 de Oran, desde el 4 de marzo en donde no tiene movimiento de sus piernas, siente un hormigueo en su cadera y no se lo esta atendiendo como corresponde”. Si bien reclamaron la atención necesaria a la Fiscal Sofía Fuentes Mayorga y el Juez Oyarzum intervinientes en la causa, los mismos negaron la atención de los médicos particulares que ellos tienen, que es por medio de la obra social del OSPA.

El silencio mediático y la falta de solidaridad preocupa a los familiares, quienes denuncian: “En estos momentos nadie se hace cargo, él (Jorge Moreno) está tirado en un colchón. Por que en la comisaria donde él está, que es para seis personas en la celda, hay 13 personas. Es una vergüenza, una impotencia y una bronca muy grande lo que está pasando. Estamos solos, esto es insostenible lo que está pasando. Todos les tienen miedo a Tabacal”.

Desde principios de marzo, dos ex empleados del Ingenio San Martín del Tabacal se encuentran detenidos por reclamar la reincorporación de 181 trabajadorxs de la empresa azucarera en Oran, provincia de Salta.

Martín Méndez y Jorge Moreno, este último Secretario Adjunto de la CTA local, están acusados, según la Fiscalía, por haber intentado realizar un acto de sabotaje en la planta. Las familias zafreras desmienten la acusación y denuncian un montaje para desarticular el reclamo.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba