10/04/2018

Carrefour: ajuste aprobado, aval sindical y chivo expiatorio


Finalmente, ayer por la tarde el Ministerio de Trabajo se reunió con Carrefour, aprobó y abrió el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) presentado por la firma. El titular de la Federación de Empleados de Comercio (Faecys), Armando Cavalieri, junto a otros referentes del sindicato, estuvo también presente, dio aval al plan del gigante supermercadista y de ahora en más deberá negociar el tamaño del ajuste con la empresa. Los directivos de la cadena planean despedir a 2.700 empleados, reducir salarios y cantidad de locales en todo el país. Durante la gestión macrista el PPC se aplicó en los casos de Pepsico o Quickfood, culminando con despidos masivos. En éste marco, Mauricio Macri culpó a los supermercados chinos de la crisis de Carrefour, producto de la “evasión” y “competencia desleal” que supuestamente generan. Por ANRed.


Acuerdo para empezar a discutir los alcances del ajuste

“Se trató de una reunión muy productiva durante la cual de manera tripartita se mostraron predispuestos a trabajar en conjunto para preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa”, señala el comunicado oficial de la reunión, además de informar que tanto el secretario general del Sindicato de Comercio, Armando Cavalieri, como el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, “se interiorizaron sobre la situación de la empresa”.

Por su parte, a través de un escrito, Cavalieri señaló que el objetivo será “preservar las fuentes de trabajo y los salarios de todos/as los trabajadores/as que desempeñan sus tareas en Carrefour” y prometió “negociar por cuadra, esquina o manzana” donde esté presente el gigante supermercadista, que tiene 19 mil trabajadores y 600 locales en todo el país, siendo uno de los mayores empleadores del país.

Los plazos del procedimiento – que según la normativa, debe resolverse en un plazo máximo de 10 días – comienza a correr a partir de hoy, cuando las partes se vuelvan a juntar en el Ministerio de Trabajo. Al término del plazo del PPC, el ministerio puede homologar o rechazar un posible acuerdo entre el gremio y la compañía. En el caso de que haya acuerdo y se homologue, se sentarán a firmarlo el ministro Triaca, el secretario general de Comercio, Cavalieri, y el director ejecutivo de la cadena, el francés Rami Baitiéh.

Entre las diferentes alternativas de acuerdos posibles, una es que Carrefour pida entrar al Repro, que es el programa oficial por el cual el Estado se debería hacer cargo de una parte de los sueldos de los empleados.

“La empresa está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas”, había señalado Carrefour en un comunicado, pero como ya habíamos señalado en ésta agencia, todo indica que la gran apuesta de la multinacional es sumarse al cambio de paradigma en el supermercadismo mundial, que incluye pocas sucursales, menos empleados, incursión en las ventas mayoristas y a través de plataformas online. Para todo ésto, le pide ayuda tanto al gobierno como al sindicato para poder llevar adelante sin demasiados conflictos su tan ansiada “reconversión”.

Para Macri la culpa es de los chinos

JPEG - 368.4 KB
Gentileza: Minuto Uno

En éste marco, al referirse a la crisis de Carrefour, el presidente Mauricio Macri culpó a los supermercados chinos por la “evasión” y por la “competencia desleal” que generan, y adelantó que habrá medidas gubernamentales contra esas cadenas.

Cuando el diario español ABC le consultó sobre la situación de Carrefour en el país, aseguró: “Estamos trabajando contra la evasión de cadenas, ligadas a supermercados chinos, que son una competencia desleal y atentan contra el Estado”. En ésta línea insistió con que “los argentinos tienen que aprender que le va a ir bien a aquel que trabaja y cumple con la ley, no al que está todo el tiempo por fuera del sistema”.

No tardó en llegar la respuesta de la titular de la Asociación de Supermercados Chinos, Yolanda Durán: “Me llamó la atención que diga ésto, porque estamos recontra controlados, con una enorme presión tributaria”, aseguró a radio La Red. Y apuntó contra Carrefour: “en una mesa sectorial pidieron controles para nosotros porque no tienen la dignidad de competir con los precios. ¿Porqué no compiten en precios las grandes cadenas en lugar de pedir ayuda al gobierno? Si no les gusta, si no tienen rentabilidad, que se vayan del país”, remarcó, transparentando además la interna por la competencia que hay entre la asociación y el gigante supermercadista con los mercados de proximidad en los barrios.

Asimismo, Durán aseguró que a lo supermercados chinos también los afecta la política inflacionaria y tributaria del macrismo: “hay una depresión del consumo, y no se recupen las ventas desde hace un año y no hay miras de levantamiento. Estamos sobreviviendo, pagando los impuestos, que se fueron por las nubes y la inflación no deja de parar, y todo eso se traslada a los productos“.

Los PPC: una herramienta de ajuste para las empresas

Los PPC son una herramienta legal que existe en la legislación laboral desde 1991, y delimita para las empresas las condiciones y mecanismos que deben cumplir antes de efectivizar despidos masivos, tratando de generar espacios de negociación tripartitos (Estado, empresas y sindicatos de trabajadores) a fin de llegar a un acuerdo en las condiciones finales en las que dicho procedimiento se aplicará.

La legislación establece que el procedimiento se gestiona antes de comunicar despidos o suspensiones que afecten a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores, a más del 10% en compañías de hasta 1.000 trabajadores.

Durante la gestión de Mauricio Macri, el PPC se utilizó en los casos de Pepsico (con 455 despidos luego del cierre abrupto de una planta en Vicente López) y Quickfood (la firma que produce Paty, que la semana pasada cerró su planta de Baradero con 180 retiros voluntarios).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba