24/03/2018

Mirta Baravalle: “Es inaceptable que Astiz se vaya a su casa”

A 42 años del golpe de Estado, Mirta Baravalle, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, fue homenajeada en el Hospital Dr. Carlos Bocalandro por integrantes de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires, por su permanente lucha por la memoria, verdad y justicia y la defensa de los derechos humanos. Por Liliana Giambelluca para ANRed.

“Recordamos esta fecha para que nunca más los argentinos vivamos semejante genocidio. Han sido años de lucha permanente, y también permanentes las consecuencias que sufrimos”, dijo Mirta Baravalle, vecina y paciente del Hospital Dr. Carlos Bocalandro de Loma Hermosa, Tres de Febrero, donde profesionales de la salud de CICOP, Seccional Bocalandro, le brindaron un homenaje el jueves último.

Con la esperanza puesta en los jóvenes “que seguirán pidiendo justicia”, la Madre de Plaza de Mayo recordó cómo fue el inicio de las rondas el 30 de abril de 1977, cuando soldados las apuntaban con itakas para que se marcharan de la plaza. “¿Esa gente pensaba que nos iban a llevar a nuestros hijos y no íbamos a hacer nada?”, sostuvo. “Cada una de nosotras pasó lo que todas pasamos y no tuvimos miedo”, agregó.

Recordó la noche que un grupo de tareas del Ejército rodeó la manzana de su casa y secuestró a su hija Ana María y otro grupo operativo le saqueó la casa. “Esa era la forma de actuar de esta gente. Así también era Astiz”, dijo y contó que conoció al ex capitán de fragata en la iglesia de la Santa Cruz, antes de que él comenzara a marchar con las madres en la plaza. Refirió que era muy activo y que tomaba la palabra para sugerir medidas a seguir. “Yo presentía algo -aseguró-, pero pensé que era una impresión mía, sin embargo, en la tercera reunión resolví no ir más”, y se lamentó de las madres que señaló “el cuervo” para el secuestro y la muerte.

“¿Y ese personaje ahora es un pobrecito? Es inaceptable que Astiz se vaya a su casa. No es por maldad o desconsideración, es por las miles de personas que él y otros represores se llevaron”, sostuvo.

El médico José Maniscalco recordó que durante su etapa de estudiante en el Hospital Posadas presenció el operativo militar que ocupó la institución en marzo del 76 y el clima de terror que se vivió porque todas las personas fueron identificadas e interrogadas mientras sobrevolaban helicópteros. “Entré al hospital a las 8 de la mañana y salí a las cuatro de la tarde, vi cuando se llevaron un montón de gente en colectivos”.

Al finalizar, Mirta Baravalle refirió que la semana pasada solicitó celeridad a la Justicia para que ordene el análisis de ADN a un joven que tiene datos que podría ser su nieto. Al respecto dijo “Yo no puedo asegurar que es el hijo de Ana María y de Julio César, sólo es una posibilidad, por eso quiero que la justicia pida pronto los análisis”.

Para cerrar el acto-homenaje, los trabajadores de la salud plantaron un árbol en memoria de los 30.000 detenidos-desaparecidos bajo la dictadura cívico-militar, mientras la Trabajadora Social Guadalupe Salazar cantaba “La memoria” de León Gieco.

Fotos: Gentileza CICOP, Seccional Bocalandro



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba