04/03/2018

El plan para ajustar la salud pública en la Quebrada de Humahuaca

El recién presentado Plan Estratégico de Salud del Gobierno de Jujuy se hizo conocido en el país por el planteo de cobrarle las atenciones a los extranjeros pero en realidad es mucho más que eso. La idea es ajustar y eliminar muchos servicios de salud, despedir personal, privatizar paulatinamente las atenciones y congelar salarios. Por Corresponsal Popular.

En la Quebrada de Humahuaca el proyecto es fusionar los tres hospitales (Maimará, Tilcara Y Humahuaca) con sus áreas de cobertura y agregar el Hospital de Susques. Una región con 50 mil habitantes distribuidos en 23.000 kilómetros cuadrados.

El plan pretende que el Hospital de Maimará deje de brindar el servicio de guardias médicas, cierre su maternidad y deje de tener internaciones. Este centro se dedicara a la salud mental y las adicciones, la decisión fue tomada porque tiene un equipo psicosocial muy reconocido. Tendrá atención médica solo en horarios diurnos. De este modo los ciudadanos de Maimará y alrededores deberán de movilizarse a Tilcara para encontrar estos servicios.

Si bien nominalmente seguirá siendo un hospital, en la práctica dejará de tener los servicios que lo caracterizan.

Como era de esperar, Purmamarca conservara sus guardias médicas gracias al poder de lobbie de la industria hotelera, muy ligada a los intereses económicos de los políticos de la provincia.

El Hospital de Tilcara que aparentemente será beneficiado con este proyecto al concentrar guardias médicas, maternidad e internación verá que su gran plantel médico será redistribuido con Humahuaca y Susques.

Esta idea tiene como uno de sus objetivos llevar médicos y especialistas al Hospital de Susques pero sin pagar sueldos especiales, ni viáticos. Lo que ya ha movilizado a los médicos de los demás hospitales.

El Hospital de Humahuaca atiende a más de 20 mil habitantes pero es uno de los más carentes de infraestructura. En los últimos años no ha podido ampliar ni mejorar su dotación de médicos y tiene un equipo nutrido en el área psicosocial.

Cabe señalar además que la ciudad de Humahuaca tiene grandes bolsones de pobreza originada en la migración de campesinos a sus barrios periféricos.

En estos últimos años la mayoría de los concursos para cargos de médicos en esta zona quedaron vacantes fruto de que el sueldo es muy bajo, las guardias mal pagas y se encuentran muy alejadas de las comodidades de la ciudad. Los sueldos médicos en Jujuy son 60% más bajos a los que pagan las vecinas provincias de Tucumán o Salta, las guardas son 100% más bajas.

Si bien la falta de médicos que opten por la salud pública en Jujuy es general, en esta región es mayor. Esto a pesar que en la Quebrada se les paga un 50% por zona desfavorable y en Susques un 100%.

Estos cambios están liderados por Marcelo Villa, un médico militante del PRO que hace 15 años tuvo que dejar su cargo en el Hospital de Tilcara por maltratar a compañeros de trabajo. Hace dos años asumió como director del Hospital de Maimará donde se hizo conocido por despedir a los empleados que adherían a los paros de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Acompaña a Villa en estas reformas la Doctora Carmen Lavadenz, quien lleva más de dos décadas al frente del Hospital Salvador Mazza de Tilcara, conocida por dejar directrices a los empleados de la institución de tener un trato preferencial a los turistas. Esta médica es muy reconocida por la gestión en este hospital y por su veta empresarial como propietaria de un establecimiento de salud privada en la capital jujeña.

Estas modificaciones están pensadas para justificar despidos, sobre todo en el área de administración y mantenimiento, y realizar el ajuste que la Nación y las provincias acordaron a fines del año pasado.

Las reacciones no se hicieron esperar: los pobladores ya están organizando actividades en rechazo al proyecto y los médicos proponen realizar medidas de fuerza e incluso manejan la posibilidad de renuncias masivas a sus cargos sabiendo que la carencia de sus conocimientos obligara al gobierno a conciliar.

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba