04/03/2018

Borrar la memoria y devolver favores

El Presidente Mauricio Macri anunció que en el predio donde el Ejército tenía el campo de exterminio más grande durante la dictadura militar, en la Unidad Militar de Campo de Mayo, se construirá un “parque para el esparcimiento de la población”. Opinión | Por Manuel Justo Gaggero.

De la misma forma como negó que hubiera 30 mil desaparecidos y que una de sus espadas en el Congreso -Vicente Massot- propusiera la reconciliación con los genocidas intenta, de esta forma, borrar la memoria del genocidio perpetrado durante el Terrorismo de Estado.

En realidad se trata, además, de una “devolución de favores” ya que el grupo económico al que pertenece Macri y que preside su padre, Franco, fue favorecido por el Partido Militar que mediante los “seguros de cambio”, establecidos en 1982 por Domingo Cavallo, transfirió más de 230 millones de dólares de deudas ciertas, o generadas al efecto, al Estado, o sea a nuestro pueblo .

Fueron varios los sectores económicos más concentrados que se vieron “premiados” por la dictadura que, de esa forma, les agradecía el apoyo recibido para ocultar los crímenes y destruir el llamado “Estado de Bienestar”.

En ese “campo de la muerte”, regenteado por el General Santiago Omar Riveros, fueron torturados y asesinados más de 5 mil compatriotas y muchos de sus cadáveres enterrados en el mismo.

A finales de la década del 90 realizamos excavaciones en Campo de Mayo buscando los restos de Mario Roberto Santucho y Benito Urteaga. No logramos los objetivos, pero los testigos que declararon en el Juzgado Federal de San Martín a cargo del Dr. Bustos, aseguraron que se habían producido inhumaciones en ese lugar.

A ninguna persona, que por sobre todo pusiera el valor de la vida humana, se le ocurría que en Auschwitz, o en los campos de concentración de los nazis, se levantara un parque. Por el contrario, todos los países europeos que sufrieron el flagelo del nazismo hacen esfuerzos para mantener viva la memoria y condenar a los responsables.

No es este el caso del Gobierno de Cambiemos que, por el contrario, trata que los genocidas no sean juzgados y que de las cárceles Vip en que se alojan pasen a prisiones domiciliarias.

No lo podemos permitir, ya que no queremos reconciliarnos con los asesinos, ni los perdonamos, y seguimos pensando que el componente civil de la tragedia que lo conforman, entre otros, Sevel, Sideco, Fiat, Ledesma y el Grupo Clarín, deberían ser juzgados.

Solo de esa forma la historia no tendrá fisuras y los días de “noche y niebla” serán recordados como los más oscuros y trágicos del Siglo XX.

Fuente: Acta



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba