22/03/2008

Movilización al Pozo de Banfield

pozo_7.jpgLas organizaciones nucleadas en la Multisectorial Chau Pozo marcharon hasta el Pozo de Banfield a días de cumplirse un nuevo aniversario del golpe genocida. Exigieron al Gobierno la aparición con vida ya de Jorge Julio López, desaparecido hace ya un año y medio. “A los 30.000 desaparecidos y a todos los caídos en la lucha popular, no se los recuerda con placas, monumentos ni feriados. La única manera de homenajearlos es luchando por hacer realidad la sociedad por la que ellos lucharon”, afirmaron.


pozo_4.jpg
pozo_5.jpg

“El Pozo de Banfield en manos de los que luchan”, era el canto que anunciaba la llegada de la Multisectorial Chau Pozo. Así, las organizaciones- que habían marchado desde la estación de Banfield- hicieron su ingreso al edificio donde funcionó el centro de detención, tortura y exterminio. “Para nosotros, los uruguayos, el Pozo significa un lugar de la aplicación del Plan Cóndor”, apuntó Ana, integrante de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD) y de la Comisión de Derechos Humanos de Uruguayos en la Argentina.

Una vez dentro del Pozo de Banfield se realizó un acto que tuvo como oradores a Sergio Smietniansky, a la integrante de la AEDD y a Victoria Moyano, una joven nacida en ese centro clandestino. En su primera visita al campo donde permanecieron secuestrados sus padres, Moyano recalcó: “Parece increíble que después de 32 años estén un 95 por ciento de los genocidas en libertad”.

Tanto Victoria como Ana reivindicaron la lucha de los detenidos-desaparecidos. “La militancia revolucionaria de los 30 000 desaparecidos es la bandera que tenemos que retomar, que es la que realmente nos puede permitir conseguir una sociedad sin explotadores ni explotados”, afirmó Moyano, quien también es militante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH).
pozo_1.jpg
Los integrantes de la Chau Pozo dejaron al descubierto el doble discurso gubernamental en materia de Derechos Humanos y resaltaron la necesidad de avanzar hacia la memoria, la verdad y la justicia. “Mientras el Gobierno habla de hacer museos de la memoria, sigue ocultando cuál fue el destino de los chicos apropiados y qué pasó con cada uno de los 30.000 desaparecidos”, denunciaron. Por su parte, la representante de la Comisión de Uruguayos mostró su desaprobación hacia el intento de apropiación de los campos de concentración para convertirlos en “espacios para la memoria”: “¿Qué vida puede haber acá donde los masacraron? Acá lo que tiene que haber es memoria. Pero no, memoria para poner un arbolito y una placa. La mejor memoria que podemos tener con los compañeros desaparecidos es no bajar sus banderas y mostrar que la lucha continúa.

Reproducimos documento de la Multisectorial Chau Pozo:

Hace 32 años se imponía un proyecto económico y político que se venía gestando desde el gobierno de Isabel Perón, un modelo de entrega y explotación que hoy seguimos sufriendo.
El Golpe Militar del 24 de marzo del ’76 instauró un Estado terrorista con un claro objetivo: frenar el auge de las luchas obreras y populares que desde distintas visiones políticas buscaban construir una sociedad sin explotadores ni explotados. Esto formaba parte de una estrategia imperialista para toda la región en la que el Plan Cóndor, junto a la burguesía local, la burocracia sindical y la Iglesia Católica, fue la herramienta para asegurar la dependencia económica y política de Latinoamérica. Plan que repiten ahora con el Plan Colombia, que llevan adelante junto a Uribe, el gendarme de EEUU para América del Sur, quien masacró a los guerrilleros de las FARC e intentan imponer la lógica de muerte y asesinato para quienes se organicen y peleen contra el imperialismo y sus aliados locales.

Aquí, como en Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil, sufrieron la represión, la tortura, la desaparición, la muerte y el robo sistemático de bebés. “Por algo será”, se decía, “En algo andaban”. Efectivamente así era, los 30.000 desaparecidos formaban parte de lo más avanzado de un proceso de lucha obrera, popular y revolucionaria contra el sistema explotador.

En ese momento se acentuó el modelo de concentración de la riqueza, de avance sobre las conquistas laborales, modelo de entrega de recursos naturales y de mayor endeudamiento de nuestra historia.

Hoy no podemos recordar el pasado sin luchar por modificar las consecuencias que sufrimos en el presente, ya que la lucha de los 30.000 compañeros y compañeras detenidos desaparecidos, tiene continuidad en la que hoy se plantea por liberar a los presos políticos, enfrentar el atropello patronal-sindical y mandar a la cárcel a los represores y asesinos de ayer y de hoy. Ejemplo de esta lucha son los docentes de Santa Cruz que enfrentaron a la gendarmería enviada por el gobierno K recordando los hechos de La Patagonia Rebelde de hace 85 años; el asesinato del compañero Fuentealba a cargo del gobernador neuquino Sobisch; los empleados del Casino que enfrentan al testaferro de Kirchner, Cristóbal López, a la prefectura de Febres y a los matones del SOMU; los trabajadores de Mafissa en La Plata que enfrentan a la familia empresaria Curi, responsable de la desaparición de trabajadores durante la dictadura; los colectiveros de la línea 60 y los del SUBTE que enfrentan a los matones de la UTA; la lucha por encarcelar a los sicarios de Darío y Maxi, como el comisario Fanchiotti, que goza de la impunidad de no cumplir su condena; y las cientos de luchas que se dan a diario en todo el país contra los enemigos del Pacto Social: el gobierno con su aparato represivo, la burocracia con sus matones a sueldo, la patronal con la explotación del capital. La lucha sigue, porque siguen negándonos los derechos mas elementales para sostener este sistema basado en los privilegios de unos pocos sobre la miseria de la mayoría del pueblo. El gobierno de los Kirchner, que se autoproclama como “el gobierno de los DDHH”, “el hijo de las Madres de Plaza de Mayo” sigue defendiendo los intereses del imperialismo y de la burguesía local, al mismo tiempo que intenta frenar las luchas de todos aquellos que no se dejan engañar con sus políticas de cooptación, aplicando toda la represión necesaria, para lo cual necesita mantener activo e impune al aparato represivo del Estado.

Efectivamente, la represión sigue a la orden del día. Pero estos hechos no son casos aislados, no se pude dejar de señalar, que este Gobierno (ya sea el de Néstor o el de Kristina) ha militarizado el Hospital Francés, ha reprimido a los trabajadores petroleros en el sur, ha montado una persecución política contra los trabajadores del subte y ha reprimido en reiteradas oportunidades a diferentes movilizaciones de las organizaciones del campo popular. En estos momentos aún continúa presos los trabajadores petroleros de Las Heras, los 6 campesinos paraguayos, la “gallega” López, el dirigente del FUTRADEyO José Villalba.

Permanentemente quieren judicializar la protesta social: no por nada este año tendrán lugar varios juicios orales contra luchadores sociales. Allí estaremos para decirles: basta de represión, basta de persecución política, desprocesamiento y libertad a todos los presos por luchar.
En este nuevo aniversario del último golpe de estado, también le estamos exigiendo al Gobierno la aparición con vida YA del compañero Jorge Julio López, testigo desaparecido hace 1 año y medio luego de declarar en el juicio contra Etchecolatz, en el que, gracias a la lucha del pueblo y de los organismos de Derechos Humanos, se logró mandar a la cárcel a este genocida, que entre otras cosas fue uno de los máximos responsables del Pozo de Banfield. Los secuestros -por unas horas- de Carlos Leiva (militante del FPDS), de la hija del Perro Santillán y del “Boli” Lescano (MPR-Quebracho) confirman -como ya lo mostraba la desaparición de López-, que los autores materiales de estos hechos no son un grupito de viejitos genocidas nostálgicos, aislados y disconformes con los juicios que llevamos adelante las organizaciones en lucha, sino que son grupos de tareas que se nutren y operan con las fuerzas represivas y de inteligencia estatal. Es que dentro del aparato represivo del estado aun siguen en actividad y haciendo escuela, cientos de represores que cumplieron función durante la dictadura, y amparados e impunes, son parte de las actuales herramientas de represión del Estado, contra todos los que luchan.

pozo_6.jpg

Todo el tiempo se le cae la careta al autoproclamado “Gobierno de los derechos humanos”. Los que dimos un gran paso en encarcelar a Etchecolatz por genocidio no confiamos en la política del gobierno de enjuiciar sólo a unos pocos represores, para de esta forma limpiar la imagen de las instituciones represivas, instituciones que no han perdido ni un poco de su carácter asesino y que tanto necesita el gobierno para garantizar las ganancias de los empresarios y de los grandes grupos económicos. Los cientos de casos de gatillo fácil en los barrios, el record de ser el gobierno con más presos políticos y procesados, son una muestra clara de que el gobierno de Cristina Kirchner irá en sentido contrario a los reclamos de justicia. El escándalo en el juicio del Prefecto Febres, la eliminación del Coronel Navone en Córdoba, el ascenso del comisario Ernesto Weber, asesino del 20 de diciembre, las salidas impunes de la cárcel de Fanchiotti, los privilegios de lujo que el Estado garantiza a los viejos y nuevos represores, indican que el gobierno no quiere que se sepa la verdad de lo que pasó con los desaparecidos y sus hijos ni quiere ir contra el cobarde pacto de silencio de los asesinos. Porque la Cristina Kirchner que firmó y publicitó en Paris una convención contra las desapariciones es la que impulsó en el Senado la sanción de la Ley antiterrorista destinada a frenar cualquier intento de rebelión popular. Este es el gobierno que teniendo todo el poder para hacerlo, no toma ninguna medida efectiva por la aparición con vida del compañero López. No tomarlas significa, de hecho, mantener un silencio cómplice y pactar la impunidad con los grupos de tarea que dice enfrenar y que, sin lugar a duda, forman parte de la actual estructura represiva del Estado. ¡BASTA DE DOBLE DISCURSO! Ahora, como parte del circo oficialista, planean hacer un acto en la ESMA. Que quede claro, compañeros: tanto los oradores de ese acto como los invitados a escucharlos, los que hoy ofician como organismos oficiales de DDHH (Madres de Plaza de Mayo y Abuelas de Plaza de Mayo), ensucian la sangre derramada de los 30.000 compañeros desaparecidos.

Desde la Multisectorial CHAU POZO venimos llevando adelante la pelea por expropiar el edificio donde funcionó uno de los tantos centros clandestinos de torturas y desapariciones en los `70. Hicimos retroceder en su momento al gobierno de Solá y en la actualidad al de Sciolli, ambos aliados de los Kirchner en la provincia, en sus varios intentos de utilizarlo como parte de su cotillón electoral. Reafirmamos la justeza de nuestra política contra los que veían que sólo se podía pelear asociándose con el plan oficial. Todo lo contrario, lo enfrentamos y denunciamos. Por eso seguimos diciendo:

Mientras el gobierno habla de hacer museos de la memoria, nosotros continuamos la lucha para que terminen en la cárcel cada uno de los responsables materiales y sus cómplices y encubridores políticos del genocidio entre los que se encuentran las bandas fascistas como la Triple A y sus redes de colaboración.

Mientras el gobierno habla de hacer museos de la memoria, sigue ocultando cuál fue el destino de los chicos apropiados y qué pasó con cada uno de los 30.000 desaparecidos.

Mientras el gobierno habla de hacer museos de la memoria, aprueba la ley antiterrorista.

Mientras el gobierno habla de hacer museos de la memoria, sigue encarcelando presos políticos y procesando a luchadores populares.

Mientras el gobierno habla de hacer museos de la memoria, manda patotas oficialistas a intentar romper las luchas de los trabajadores.

Mientras el gobierno habla de hacer museos de la memoria, sigue asesinado pibes, mediante el gatillo fácil y las torturas en las cárceles o comisarías.
pozo_3.jpg
Mientras el gobierno habla de hacer museos de la memoria, sigue profundizando sus políticas económicas de exclusión y miseria.

Mientras el gobierno habla de hacer museos de la memoria, sigue la represión, la impunidad y el encubrimiento.
Por eso, nuevamente decimos: No queremos que la lucha de los desaparecidos sea enfrascada en ningún museo, porque esa lucha es del pueblo y está más vigente que nunca.
A pesar de toda esa pantomima, el gobierno no pudo ni podrá frenar, desarticular ni cooptar a los que seguimos luchando. A los 30.000 desaparecidos y a todos los caídos en la lucha popular, no se los recuerda con placas, monumentos ni feriados, la única manera de homenajearlos es luchando por hacer realidad la sociedad por la que ellos lucharon, la sociedad sin explotadores, ni explotados.

 EXIGIMOS AL GOBIERNO LA APARICIÓN CON VIDA YA DE JULIO LÓPEZ

 NO A LA IMPUNIDAD DE AYER Y DE HOY. JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS GENOCIDAS

 RESTITUCIÓN DE LA IDENTIDAD A LOS JÓVENES APROPIADOS. QUE EL GOBIERNO ABRA Y DIFUNDA LOS ARCHIVOS DE LA DICTADURA PARA SABER LA VERDAD.

 CASTIGO A LA TRIPLE A Y DEMÁS BANDAS FASCISTAS Y SUS ENCUBRIDORES

 LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS – BASTA DE PERSECUCIÓN Y DESPROCESAMIENTO A LOS LUCHADORES POPULARES

 BASTA DE GATILLO FÁCIL Y REPRESIÓN CONTRA EL PUEBLO

 NO A LA LEY ANTITERRORISTA

 BASTA DE SECUESTROS Y PERSECUCIONES CONTRA LOS MILITANTES POPULARES

POZO DE BANFIELD:

¡NI BAÚL DE LOS RECUERDOS NI LAVADA DE CARA DEL GOBIERNO!

¡SI CON LUCHA LO CERRAMOS QUE QUEDE EN MANOS DE LOS QUE LUICHAN!

30.000 DETENIDOS DESAPARECIDOS ¡PRESENTES, AHORA Y SIEMPRE!

pozo_2.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba