15/10/2017

Confirmaron la restitución en sus puestos de dos docentes despedidos por la Universidad del Salvador

Comunicado de Prensa:

La Justicia confirma en sus puestos de trabajo a dos docentes despedidos en 2011 de la Universidad del Salvador

Histórica sentencia indica “discriminación sindical”

usal_morales_naudy.jpg

La Sala VI de la Cámara Nacional Del Trabajo confirma la restitución en sus puestos laborales en la Universidad del Salvador de los profesores Florencia Naudy y Rubén Morales e indica que habrían sido despedidos por “discriminación sindical”. La Justicia Laboral falló en primera y segunda instancia a favor de los dos docentes que habían sido despedidos “sin causa” en 2011 inmediatamente después de haber completado sus fichas de afiliación gremial al SADOP, el sindicato que nuclea a los trabajadores docentes en las instituciones de gestión privada.

Un comunicado de SADOP-CABA, con la firma de su Secretaria Gremial Cristina Núñez, que lleva por título “Cuando la justicia no responde a intereses particulares, responde a la verdad”, puntualiza que el Juzgado Nacional del Trabajo Nº 37 a cargo de la Dra. Stella Maris Vulcano “admitió la pretensión de los trabajadores Naudy y Morales, al considerar que del análisis de las pruebas producidas en la causa permitía deducir que la disolución del vínculo dispuesta por la empleadora había sido “consecuencia” de la actividad sindical de aquellos.”

Ese fallo en primera instancia declaró la nulidad de los despidos y ordenó a la USAL “reinstalar a María Florencia Naudy y a Rubén Omar Morales, así como también al pago de los salarios caídos, en concepto de daño material desde la fecha del despido y hasta su efectiva reincorporación, y un resarcimiento por daño moral correspondiente al 10% del monto dispuesto en concepto de daño material.”
La Universidad apeló la sentencia y el expediente pasó a la Sala VI de la Cámara Nacional Del Trabajo, la cual el 11 de octubre de 2017 dictó el fallo definitivo, que ratifica lo establecido en primera instancia e incluso aumenta el porcentaje del resarcimiento por “daño moral” a los dos profesores.

Entre otros párrafos, expresó textualmente la Dra. Graciela Lucía Craig: “…la decisión rupturista [por parte de la USAL] sin expresión de causa se materializó en forma contemporánea a que el sindicato SADOP comunicara a la demandada la afiliación de Naudy y de Morales” (…) “indicios suficientes que autorizan a presumir que los actores han sido víctimas de discriminación.” Opina también la Dra. Craig que “el despido de que fueron objeto los accionantes ha pretendido encubrir una conducta antisindical y un acto discriminatorio.”

Finalmente la jueza concluye que “la acción encuadra en el art.1° de la Ley 23.592, en tanto la decisión de producir el despido como represalia a la afiliación gremial efectuada por los actores, configura en mi opinión un impedimento, obstrucción, restricción o menoscabo del pleno ejercicio sobre bases igualitarias de derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional, en tanto los derechos derivados de la libertad sindical constituyen derechos fundamentales garantizados por la Carta Magna”.

Adhirieron al voto los jueces Aníbal Raffaghelli (Juez de Cámara) y Fabiana Silvia Rodríguez (Secretaria de Cámara).

El comunicado del sindicato añade que “el fallo de segunda instancia, en su sentencia definitiva, ratifica y reconoce la existencia de la conducta de discriminación sindical dirigida por la Universidad contra los trabajadores docentes, tal y como lo denunciara oportunamente el SADOP”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba