19/09/2017

Se realizó movilización a DOSUBA en defensa de la obra social de los trabajadores de la UBA

Difundimos:

Movilización a DOSUBA (obra social de todos los trabajadores de la UBA): Los trabajadores de la UBA dicen NO a los aumentos de la obra social

Hoy, 19 de septiembre, los trabajadores docentes y no docentes de la UBA se movilizaron a DOSUBA (Uriburu 860, CABA) para defender el derecho a la salud y exigir al Consejo Superior la suspensión inmediata de los aumentos en coseguros para todos sus afiliados (activos o jubilados) tanto en las prácticas como en las consultas programas; que den marcha atrás a los brutales aumentos a los socios adherentes; apertura a los libros contables de DOSUBA; y financiamiento necesario que evite el vaciamiento y la caída de prestadores.


Difundimos el relato de Luis Sabini, ex docente:

A los 75, en 2013, años opté por retirarme de mi último trabajo rentado en el país, Durante 15 años Había trabajado como ayudante docente en una cátedra libre de la Universidad de Buenos Aires.

Pensaba jubilarme aunque, como extranjero, no disponía de los años de trabajo suficientes en el país, pero contaba con la posibilidad abierta de seguir aportando como jubilado. Sin embargo, una consulta me indicó que por disponer ya de una pensión, los años insuficientes de trabajo no permitían el trámite jubilatorio.

Como empleado universitario, había optado, años atrás, por la cobertura médica de DOSUBA, pero al no resultar jubilado tras mi renuncia, DOSUBA me reubicó como “adherente”.

Era una cuota mayor que la que desembolsaba como trabajador, pero la acepté. En mayo de 2016 hubo un fuerte aumento de cuota: de 880 a 2200 pesos. Pero apechugamos con ello, para mantener las redes de atención.

A fines de julio, estamos en 2017, me comunicaron la nueva tarifa: 7725 pesos. Para el par afiliado.

Teniendo como pensión algo menos de 12 000 pesos traté de averiguar, primero por carta, luego ante la sede central de DOSUBA acerca de tamaño aumento. Se me dijo que eran resoluciones con las que no se daba marcha atrás.

Sin embargo, el aumento considerable (aunque no tan avasallante) que DOSUBA resolviera para jubilados, sí tuvo marcha atrás.

No sólo nos cuesta afrontar tamaño aumento sino que además no aceptamos ser tratados como meros objetos: me he dirigido a uno de los integrantes de la dirección de DOSUBA, el consejero administrativo-financiero, licenciado Hernán J. Gil, que ni siquiera se ha molestado en acusar recibo. El mismo destino para otra carta a la jefatura de Afiliaciones.

No es particularmente grato a seis meses de cumplir 80 años tener que distraer energía en una reubicación de la atención médica.

Tampoco es grato pertenecer a una institución que ignora el diálogo más elemental para con sus “afiliados”, “protegidos”, financiadores” o como se nos quiera llamar.

DOSUBA presenta en su sede central toda una gama de jóvenes supuestamente para atender a la masa de afiliados. Pero son tan abundantes que uno se pregunta por el destino de tamaños aumentos inconsultos de cuota.

¿A quién o a qué rinde cuentas la dirección de DOSUBA, ya que no a los afiliados?

¿La dirección de DOSUBA no tiene qué rendir cuentas?

Luis E. Sabini Fernández, nro 605075-00

Buenos Aires, 17 setiembre 2017


djylle6waaeihoq.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba