15/01/2008

Trabajadores marcharon tras la represión

fototapa.jpg
Trabajadores y trabajadoras del Casino volvieron a marchar después de que la Prefectura les impidiera continuar con el acampe frente al Casino de Puerto Madero. Paradójicamente la empresa y los gremios, en una conferencia de prensa, manifestaron que los trabajadores no serán reincorporados y los tildaron de violentos. Otros sectores de trabajadores en lucha acompañaron el reclamo.


casino_003.jpg

Foto: Gustavo Porcel

Los trabajadores y trabajadoras del Casino de Buenos Aires se movilizaron esta tarde nuevamente después de haber sido desalojados violentamente , una vez más, por la Prefectura del acampe que mantenían frente a la sala de juegos y de que representantes de la empresa y del gremio los tildaran de “violentos”. El director de Recursos Humanos anunció que los 102 trabajadores despedidos no serán reincorporados. A pesar de ello, los trabajadores volvieron a salir a las calles.

Trabajadores de otros sectores en lucha se acercaron hasta el parque Lezama y desde allí marcharon hasta Brasil y avenida Ingeniero Huergo, lugar donde se toparon con un monumental operativo de Prefectura Naval y Policía Federal. “Y ya lo ve, es la Prefectura de Febrés”, los trabajadores cantaban para denunciar que la misma fuerza que los reprimió en innumerables ocasiones es la misma a la que pertenecía el represor Héctor Antonio Febres, torturador y apropiador de bebés asesinado el 10 de diciembre último.

Foto: Rodrigo W- Contraimagen
Foto: Gustavo Porcel

“Estamos reclamando que la prefectura se retire y nosotros poder manifestarnos en la puerta de nuestro lugar de trabajo”, denunció el delegado Pablo Ceballos. Además, frente a las denuncias de la patronal de que los trabajadores despedidos eran sólo un “grupo de violentos” patrocinados por partidos de izquierda y que dentro del Casino estaban los “trabajadores” afirmó: “La empresa dice que están la mayoría de los trabajadores adentro y esto no puede ser posible ya que es la misma empresa la que dice que sólo hay 30 mesas abiertas y el casino cuenta con 168 mesas”.

Foto: Gustavo Porcel
Foto: Rodrigo W- Contraimagen

Los trabajadores y trabajadores enfatizaron que la represión que sufren no es un fenómeno aislado. “Es parte de una política que está implementando el estado y los amigos empresarios del estado. Nos están atacando de la misma manera, si no nos pueden doblegar nos mandan a la patota y nos pegan, así pasó en DANA en Pagoda, en Subte y acá también”, sostuvo el delegado.

Ceballos hizo referencia a la patota que atacó el lunes por la noche a los trabajadores de la autopartista de Grand Bourg. “Todavía siguen las amenazas de que la patota vuelva”, comentó a ANRed Guillermo Elizalde, delegado de DANA Spicer. Los trabajadores fueron atacados por una patota que denunciaron fue subvencionada por la empresa y que actuó bajo complicidad de la policía. “Hacemos responsable a la empresa de lo que pasó y lo que pase”, sostuvo Elizalde.

A pesar de los aprietes recibidos, los trabajadores de DANA están decididos a mantener la empresa paralizada hasta que sean reincorporados los 60 despedidos. “Entre los despedidos hay delegados; esto muestra a las claras una práctica antisindical por parte de la empresa. Los trabajadores defendemos los derechos en asamblea. Valoramos el apoyo que estamos recibiendo y le decimos a la empresa que siga teniendo paciencia porque no nos vamos a ir ahí, porque vamos a ir por la reincorporación de todos los compañeros. Porque si tocan a uno, tocan a todos.

Foto: Gustavo Porcel

Tanto el delegado de Casino como el de DANA coincidieron en denunciar como una práctica sistemática la de las patotas y el recurrir a las fuerzas represivas para poner fin a la resistencia de los trabajadores. Elizalde resumió: “Los distintos ataques son a nivel nacional. El gobierno no se hace nada para que los conflictos se resuelvan y los jueces están a favor de los que más tienen a costa de la explotación de los trabajadores”.

Foto: Rodrigo W- Contraimagen

Agrademos fotos a Rodrigo W de Contraimagen y a Gustavo Porcel.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba