21/03/2008

El canillazo

Así como Bolivia tuvo su guerra del agua en Cochabamba, es en la provincia
de Córdoba donde en la Argentina se alzan con más fuerza las banderas por el
acceso al agua y la recuperación del manejo comunitario y social de este
bien común. Protestas, represiones, una consulta popular, conexiones
autogestionadas a la red y diversos encuentros hacen que el debate y la
inspiración política en torno al agua tengan hoy una tonadita cordobesa
más que pegadiza. Oscar, además de ser parte del Movimiento Teresa
Rodriguez, comparte, junto a otras organizaciones y colectivos, el espacio
común de la Coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y la Vida. A casi
tres años de la lucha que han emprendido decididos a recuperar el agua,
reflexiona con nosotros. Por Agite Después de Usar.



 Luego de la consulta Popular, ¿cuál es el panorama político respecto al
tema del agua?

 Lo que vemos es que la problemática del agua en la provincia continúa
agravándose. Somos rehenes de un servicio que está en manos de una
trasnacional como Suez, una de las más perversas y poderosas en el mundo.
Acá en Córdoba la opción más fuerte que se baraja ante la retirada de la
Suez es una empresa mixta que estaría conformada, en principio, por el
Estado, algún capital nacional que podría ser el mismo Grupo Roggio, una
de las controladas de Suez, y un pool de cooperativas, según el documento
público presentado en 2007 denominado “Declaración de la Cañada”.

Es muy complejo el panorama político y de lucha después de las elecciones
y la Consulta. Llevó a reordenamientos en el campo popular de quienes
venimos resistiendo en defensa del agua y la vida. El 6 de noviembre, la
casi totalidad de organizaciones que componíamos lo que hasta ese momento
era la Comisión del Agua avanzamos políticamente, logramos una síntesis
superadora, y como continuidad de una misma lucha, conformamos la
“Coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y la Vida (CCODAV)”. Desde ahí
nos estamos encontrando con la posibilidad de seguir coordinando acciones
en contra de la trasnacional Suez y ver si podemos ir construyendo entre
todos la mejor forma colectiva de recuperar uno de los bienes naturales
más preciados que tenemos, el agua.

 Se viene un nuevo “Tinkuyaku”, ¿cómo se vienen organizando para el encuentro?

 La idea es realizar el “Tinkuyaku III – Articulando Alternativas en Defensa
del Agua y la Vida”, entre el 28 y 29 de marzo. Tenemos dos actividades
centrales en esos días, puntualmente el 28, la realización del “Juicio
Popular” a Suez y a sus cómplices. Es algo que venimos discutiendo con
varias organizaciones sociales y donde vamos a poner la fuerza. Creo que
va a tener características importantes en la ciudad. Acá en Córdoba es el
primero, pero hay compañeros que ya han participado del “Juicio Popular a
la Barrick Gold”, realizado por la UAC (Unión de Asambleas Ciudadanas) el
año pasado en Famatina (La Rioja). Son experiencias que ayudan a poner
arriba de la mesa los ejes fundamentales, en manos de quiénes deben estar
los bienes naturales y qué tipo de empresa queremos.

Tenemos una definición muy clara cuando hablamos de empresa estatal,
pública, social, comunitaria, integrada provincialmente, y bajo gestión y
control de los trabajadores. Cuando hablamos del respeto a las cuencas,
como la unidad geográfica básica, del acceso irrestricto del agua para
todos los cordobeses y cordobesas, y cuando hablamos del agua como un
derecho y no como una mercancía. Todo eso arriba de la mesa, desnudando lo
que es el proceso privatizador en Argentina que llevó a la situación que
estamos padeciendo hoy.

Va a haber un acampe en la Plaza San Martín de todas las organizaciones
que componen la CCODAV, en pleno centro de la ciudad, frente a las puertas
del Cabildo histórico, y ahí se va a realizar el juicio. Van a participar
luchadores de distintos lugares de Latinoamérica donde se ha peleado
contra Suez como integrantes del jurado, y se realizará una Radio Abierta
durante toda la jornada. Le estamos poniendo todo nuestro esfuerzo a esto.

Y el 29 será el Taller “Articulando Alternativas en Defensa del Agua y la
Vida”, con una Mesa Expositora donde se tocarán las problemáticas del
Agua, Tierra y Ambiente, para luego abrir el debate y en forma asamblearia
construir consensos y articular acciones comunes de lucha en la calle para
los próximos meses, en defensa del agua y la vida. Vemos a los espacios
colectivos de reflexión como herramientas de organización y lucha y no
como meros espacios academicistas de elaboración abstracta de documentos
muy lindos, mientras las trasnacionales siguen saqueando nuestros bienes
naturales.

 ¿Quienes están conformando actualmente la CCODAV y preparando este tercer
Tinkuyaku?

 Somos alrededor de 14 organizaciones que componemos la CCODAV:
organizaciones políticas, sociales, partidos de izquierda y compañeros en
forma independiente, militantes con mucho conocimiento en la temática del
agua, y asambleas barriales de algunas de las villas, que quedaron
conformadas después de la experiencia positiva de las reconexiones.

 ¿Siguen llevando adelante las reconexiones? ¿Cómo valoran esta herramienta
para recuperar el agua?

 De a poquito venimos organizándonos y, en lo que va de este año, pensamos
continuar con algunos barrios que todavía faltan. Son herramientas
importantísimas, porque además tratamos de elegir los momentos justos para
golpear. Yo recuerdo muy bien que en la “Villa del Campo de la Rivera” fue
justo a un mes de que nos habían reprimido, cuando intentamos evitar la
aprobación del contrato en el año 2006. Y la de la “Villa Los Tinglados”,
el día previo a las elecciones y la Consulta Popular. Todavía falta un
tramo bastante grande en “Villa del Campo de la Rivera”. Hay otra villa,
que se llama de “Los Cortaderos”, al sur de la ciudad de Córdoba, y otros
barrios donde la idea es seguir articulando y avanzando, porque hay que
hacer contacto con las organizaciones sociales de esa zona. Es una de las
herramientas que tenemos y estamos dispuestos a socializarla.

Gente del Gobierno nos decía que era un mal ejemplo, y estamos dispuestos
a difundirlo por todos lados a este mal ejemplo, que es lo que le
garantiza el acceso al agua a un montón de gente. Estamos hablando de un
derecho humano básico. El agua es vida y si no hay agua no hay vida.

Acá la trasnacional es la dueña y señora del servicio, y ha eliminado la
función reguladora del Estado, más con todos los atributos y concesiones
que le otorgó el último contrato de agua. Ni hablar del interior de la
provincia. Venimos recorriéndola y en 2008 arrancamos con lo que llamamos
“Campaña 2008 en Defensa del Agua y la Vida”, acompañando activamente los
procesos asamblearios y de resistencia que se vienen dando sobre todo en
las Sierras Chicas, una de las zonas que está muy afectada por la baja de
la cota del dique San Roque en 3 metros y medio para ganar tierras para un
mega emprendimiento turístico. Casualmente, las empresas beneficiadas con
esto son, entre otras, grupos como Roggio-CET. Es un tejido muy complejo
pero casi siempre aparecen los mismos nombres.

 ¿Algo que te parezca importante agregar?

 Me parece que lo más importante es que con el “Juicio Popular” queremos
rescatar una vez más la voluntad de los cordobeses y las cordobesas de
recuperar el agua. Tomamos esta actividad como una continuidad de ese 80% de
cordobeses que voto OTRO NO en la Consulta Popular del 2 de septiembre de
2007, donde se dijo que no se quería el servicio en manos privadas, y
creemos que es una herramienta política de presión para que haya una
continuidad jurídica, y los gobernantes se hagan cargo de las decisiones
populares y que tenemos que discutir seriamente la posibilidad de una
anulación completa del contrato sin indemnizacion y expulsar a esta
multinacional saqueadora de nuestro país. Discutir entre todos una
alternativa viable, que anteponga al agua como un derecho y no como una
mercancía.

Por Agite Después de Usar

http://agite.ourproject.org



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba