02/01/2008

Juguemos a la mancha

barco.png
Marc Gavaldá es un investigador catalán independiente en temas de ecología
y conflictos ambientales relacionados con la actividad petrolera. Escribió
un par de libros y participa de un colectivo de activistas que se llama
“Campaña de Afectados por Repsol YPF, Repsol Mata”. Por estos días en
Buenos Aires, pudimos charlar con él sobre el accionar de las compañías
petroleras, a pocos días del derrame de petróleo en las costas de Chubut.
Por Agite Después de Usar.


Extractos de la entrevista:

“Al parecer fue un accidente lo que ocurrió en la monoboya de la
terminal Termap (Pan American Energy, YPF, Total, Shell), que es por donde
se exporta el petróleo. Muchos barcos no llegan a atracar a la costa, sino
que cargan el petróleo a través de un oleoducto que hay en el mar. Al
parecer esta mancha se produjo hace unos días, y el buque petrolero
responsable del accidente no ha informado a las autoridades para activar
un plan urgente de contingencias, y evitar que esta mancha llegue a las
costas. Se están rescatando restos de fauna marina, aves y mamíferos
totalmente empetroleados.

“Es una práctica habitual de las compañías que no reporten los vertidos que
realizan, y es muy común que en la carga o descarga haya un residuo que va
a parar al mar. De manera periódica, lo que hacen los barcos, una vez
descargado su petróleo, es llenarlo de agua marina para expulsar el gas de
petróleo que ha quedado dentro del buque. Entonces, esta agua que entra,
es luego botada al mar, totalmente contaminada. Esta es una práctica
habitual en todos los mares donde transitan barcos petroleros.

“El caso de esta mancha tiene la singularidad de que no hay ninguna empresa
que se haya responsabilizado. Se sabe que son 4 barcos los que han faenado
en esta última semana y uno de ellos es el responsable. Lo curioso es que
ni siquiera los voceros gubernamentales de la provincia, asi como la
propia prensa argentina, han apuntado hacia las empresas trasnacionales
que están detrás de este derrame. Esto me parece muy singular porque
cuando hay un delito enseguida se apunta al que lo ha hecho, al culpable.
Aquí, se sabe quién es y todavía no ha salido a la luz pública la compañía
responsable.

“En zonas como Chubut, hay un montón de campos de petróleo actualmente
explotados y un montón que han sido abandonados, pozos maduros que daban
poca producción. Estas zonas son territorios que acumulan un gran pasivo
ambiental. Hablo de piletas al aire libre, donde todavía hay restos de
petróleo, y un sin fin de impactos.

“El petróleo no es biodegradable, está miles de años sin degradar,
contaminando la superficie terrestre y los cuerpos de agua. Esto se hace
más problemático en zonas como la Patagonia, que son muy desérticas y los
cuerpos de agua dulce son escasos. La Patagonia es un territorio del cual
se están extrayendo diariamente millones de barriles de petróleo. Se está
haciendo una actividad de saqueo sistemático y un degradamiento ambiental
que afectará al futuro de la región”.

Estoy en crisis

“La crisis energética es un escenario que se está concretando por la
madurez de los campos de producción y el agotamiento de reservas, sobre
todo de petróleo barato, aquel que es más fácil de explotar. Argentina es
un país ejemplar en esto, porque sigue exportando millones de barriles al
exterior, acortando la vida de sus reservas. Un escenario de crisis
energética puede llegar en esta misma década y esto todavía no está
visualizado por la población. No se tiene en cuenta y va a plantear un
escenario de crisis muy grande a nivel población.

“Los agrocombustibles han sido planteados por las mismas multinacionales
que operan el sector petrolero como una salida, o un alargamiento de todo
lo que es el motor, de una sociedad impulsada y transportada que necesita
un combustible de alta intensidad energética, como lo es el petróleo. La
salida con agrocombustibles creo que va a agravar mucho más la crisis
social y ambiental en el país, porque se está invirtiendo y destinando
extensas cantidades de territorio para una producción no alimentaria. Esto
es un absurdo, incluso cuando las mismas compañías se quieren limpiar la
cara diciendo que es un combustible que reduce el cambio climático del
planeta. En realidad lo que se está haciendo es perpetuando el modelo. Yo
creo que los agrocombustibles son una salida financiera para resolver la
crisis económica que van a vivir las compañías petroleras y las compañias
biotecnológicas.

“Como la actividad petrolera es una actividad que tiene una huella
territorial muy acusada, están saliendo, por todos los territorios
afectados por esta actividad, resistencias locales que intentan defender
los derechos de vivir en un medio ambiente sano, y en algunos casos hay
una disputa territorial. Las compañías petroleras tienen concesiones y
bloques petroleros que abarcan mucho territorio y esto afecta directamente
a comunidades. En el caso de Argentina tienen conflictos con los mapuche,
conflictos en la zona de Jujuy y Salta, en el norte argentino. Hay
conflicto con los trabajadores por las malas condiciones laborales, por el
saqueo y el expolio de la renta petrolera, y un anhelo de recuperar las
empresas para evitar todo este escenario en que las compañías petroleras
pueden hacer lo que quieran y están por encima de los Estados.

“Hay cierto movimiento de consumidores que quieren dejar de participar en
esta matriz energética dominada por el petróleo y se están planteando la
construcción y fortalecimiento de redes de consumo local para evitar el
transporte. La construcción de pequeñas plantas de energía renovables y
autónomas, las cuales no tienen que depender del poder corporativo que hay
detras de ellas. Todas estas iniciativas se van a fortalecer y la crisis
energética va a crear un escenario de tensión y de disputa, como ya está
sucediendo en provincias como Neuquén, donde las petroleras están usando
instrumentos parapoliciales para ‘defender sus inversiones’, afectando
directamente a comunidades mapuches”.


Esta y otras notas encontralas en:

Agite Después de Usar http://agite.ourproject.org/



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba